Araba

Retrasos en la vuelta a la normalidad de la línea 10 de los autobuses urbanos

El Ayuntamiento lo achaca a un problema puntual en Heraclio Fournier

06.01.2021 | 00:15
Viajeros con mascarilla en un bus urbano de Vitoria para evitar contagios de covid. Foto: Josu Chavarri

vitoria "Tuvisa volverá a mejorar sus frecuencias a partir del día 4 de enero", anunció el Ayuntamiento el 18 de diciembre. Sin embargo, el lunes y ayer, ha habido retrasos en la línea 10 entre Aldaia (Zabalgana) y Larrein (Salburua) en la vuelta al servicio normalizado, para desesperación de los usuarios, que llevan meses a la espera de que el servicio sea cada diez minutos, igual que antes de la pandemia sanitaria.

Problemas puntuales que el gabinete Urtaran achaca a la dificultad para circular por Heraclio Fournier, una calle "donde los chóferes tienen dificultades para avanzar con el autobús". Explica un conductor que, al ser los aparcamientos en batería, si un vehículo sobresale, se estrecha la vía y no queda sitio para pasar. Ayer, además, una furgoneta se quedó atascada, por lo que algunos recorridos de la mañana se demoraron. No obstante, al mediodía, DNA comprobó que las frecuencias han vuelto a los diez minutos.

Pese a ello, los viajeros se siguen quejando de las frecuencias durante los meses de pandemia. He aquí varios ejemplos. "Buenas noches. Hoy, 4 de enero se activaba el horario normal de la línea 10. Al consultar esta página, veo que sale un bus a las 21.30 horas de Zabalgana. Cuando me presento cinco minutos antes en la parada, llega un conductor que me dice que no saldrá hasta las 21.40 horas y me remite a un papel verde pegado en la puerta, con horarios diferentes a los que dan aquí. No ha habido bus a y media. He llegado tarde a mi puesto de trabajo (...) Para fiarme...", se queja un ciudadano en la web del Ayuntamiento de Gasteiz.

"4 de enero sin volver al 100% del servicio", lamenta otro gasteiztarra. Y así... varios comentarios, sólo ayer y el lunes, en el buzón ciudadano.

el buzón ciudadano echa humo Concretamente, la nota enviada por el Ayuntamiento informa de que la línea 10 recupera las frecuencias cada diez minutos durante los días laborables, la línea 2 los quince minutos los sábados y las líneas 5-7-10 mejoran a veinte minutos los sábados. Además, y para reforzar la movilidad a las zonas industriales, se realizará un servicio especial a las 5.25 horas en la línea 3 entre Zumaquera-Gamarra.

Sin embargo, basta echar un vistazo al buzón ciudadano del Ayuntamiento para constatar que la principal queja de los viajeros sigue siendo la pérdida de frecuencias en el servicio de transporte. "Yo me debo de estar perdiendo algo... Tenemos frecuencias de 30 minutos el fin de semana y hacéis una campaña para hacer las compras en bus?", firma E.G.F.

"No sólo tenemos que aguantar que no se hayan restablecido los horarios y tener dos autobuses cada hora, sino que, además, no sabemos el horario del autobús. Hoy ha pasado por la parada Harrobi a las 8.45 horas, mientras otras veces pasa a las 8.32 horas. Y todos los días es una incertidumbre. Así es imposible hacer uso del autobús, imposible llevar a los niños al colegio", indica otro usuario.

Otros testimonios La mayoría aboga por recuperar ya las frecuencias anteriores a la covid. "Pues sí, deberíamos ir los/as ciudadanos/as todos los días frente al Ayuntamiento a hacer una cacerolada (...) No es lógico ir como sardinas enlatadas en tiempos de pandemia. Entre semana sales a las 15.00 horas de trabajar y como pierdas el bus te dan las 16.30 horas cuando estás terminando de comer. No tiene sentido", comenta B.V.G. "Necesitamos recuperar las frecuencias. La línea 3 ya ha alcanzado el porcentaje de viajeros que ustedes comentaron que debía llegarse, pero no han restaurado su frecuencia. ¿Cuál es ahora la excusa? Vamos hacinados", firma KK.

Por su parte, M.M.I. aprovecha la ocasión para plantear que "las frecuencias de varias líneas siguen siendo insuficientes". Y A.S.M. dice que está harto. "Llevo con un bebé de meses esperando exactamente 43 minutos al autobus de la línea 3. Es vergonzoso".