Araba

La Policía Local controlará el tráfico del sur de Vitoria desde la próxima semana

El Ayuntamiento sopesa colocar un radar en la zona de Iturritxu para vigilar los posibles excesos de velocidad

17.10.2020 | 00:50
La Policía Local controlará el tráfico del sur de Vitoria desde la próxima semana

Vitoria – El atropello a un menor, herido leve al ser golpeado por un coche, ha incrementado la sensación de inseguridad que ya tenían los peatones de la zona de Iturritxu. Por ello, a partir de la próxima semana, la Policía Local de Vitoria controlará el tráfico en el sur de la ciudad con la presencia de más agentes, indicó ayer el alcalde, Gorka Urtaran.

El Ayuntamiento sopesa también colocar un radar, aunque aún no es una decisión adoptada, ya que esperará primero a conocer los datos que ofrezcan los medidores de velocidad ya instalados. Otra de las medidas que va a adoptar el gabinete Urtaran para incrementar la sensación de seguridad es semaforizar el paso de peatones situado entre las calles Zumabide y San Millán, a petición de los vecinos.

Estas medidas se unen a otras ya implantadas por el Consistorio, como la semaforización y elevación de otros pasos de cebra y la colocación de los mencionados medidores de velocidad, que funcionan desde hace semanas.

Es un hecho que la circulación ha aumentado en esta zona del sur de Gasteiz debido a la confluencia de varios aspectos, entre ellos la expansión de Vitoria hacia Salburua y Zabalgana, con el consiguiente incremento de la circulación hacia estos barrios; las obras del bus eléctrico (BEI) que se ejecutan en el entorno de Iturritxu, y de forma más reciente, el mayor uso del coche para desplazarse por Vitoria, como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

No parece tan real, sin embargo, que la velocidad de los conductores sea excesiva, según los datos, aunque ésa es la percepción de los residentes. Y es que, "una cosa en la velocidad real que nos proporcionan los medidores y otra la percepción de los ciudadanos, lo que el peatón siente al cruzar una calzada, y la gente no puede sentir miedo cuando se desplaza ni por el entorno de Iturritxu ni por cualquier otra calle de Gasteiz", señaló Urtaran, a quien le preocupa tanto una como otra.

A pesar de esa sensación de inseguridad, afirma el primer edil que la calzada sigue siendo la misma en el área de Iturritxu, una vía de carriles estrechos, pero que se satura cuando crece el volumen de vehículos. "El Ayuntamiento ya ha impulsado medidas para que no se bloquee el tráfico en la zona sur de la ciudad, y seguirá haciéndolo", avanzó el alcalde. Aun así, este área soporta un tráfico constante, por ejemplo, en la rotonda de Esmaltaciones, a pesar de los tres carriles de Iturritxu entre dicha glorieta y Comandante Izarduy. Además, coincide que, en el tramo de vía desdoblado, hay varios colegios y grandes superficies de compra.

Obras en 'la cuesta' El alcalde se refirió también ayer a las últimas críticas vertidas por los vecinos del Casco Viejo y por la asociación Eginaren Eginez sobre la reforma de la Cuesta de San Francisco y el entorno del Memorial de las víctimas que ultima el Ayuntamiento de Gasteiz.

Afirma Urtaran que respeta todas las opiniones, pero que está convencido de que la zona va a mejorar con la nueva imagen. Otra cosa es reconoce que no se puede garantizar que todo el espacio urbano público de Vitoria sea totalmente accesible. Y es que, precisamente para facilitar la movilidad, es para lo que se ha diseñado un itinerario peatonal y se han colocado escaleras mecánicas y ascensor. Responde así el primer edil a las quejas del colectivo que representa a personas con movilidad reducida. Cabe recordar que, tanto Gasteiz Txiki como Eginaren Eginez, denunciaron el jueves en sede municipal que "la reforma de la Cuesta crea más barreras arquitectónicas y aumenta los problemas de movilidad en el barrio". Se refieren, sobre todo, al graderío de cemento construido y a la mayor inclinación que queda tras las obras para acceder a Cuchillería. Piensan que de poco sirve instalar un ascensor si después tienen que dar la vuelta hasta Pintorería para evitar la elevada cuesta que queda para entrar a la Kutxi.

Además de las quejas en materia de movilidad, el colectivo vecinal desaprueba la estética de la obra y dice que el Ayuntamiento no ha informado a vecinos, hosteleros y comerciantes sobre cómo se iban a desarrollar los trabajos. En este punto, el alcalde asegura que el proyecto de obra se presentó a los vecinos y lo validaron de forma positiva. Con todo, se muestra convencido de que los accesos al Casco Viejo van a ser a partir de ahora un espacio "más atractivo, dinámico y con mejor accesibilidad".

Policía. Más agentes controlarán el tráfico del sur de Vitoria desde la próxima semana.

Radar. El Ayuntamiento de Gasteiz sopesa colocar un radar en Iturritxu para controlar la velocidad de los conductores.

Paso de cebra con semáforo. A petición vecinal, se va a semaforizar el paso de peatones de Zumabide con San Millán.

Tráfico. Ha aumentado en el sur de Vitoria por las obras del BEI, la circulación a Salburua y Zabalgana y el mayor uso del coche por la pandemia.