¿Dónde comer en Álava en Semana Santa?

DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA recomienda diez restaurantes para disfrutar de la mejor gastronomía del Territorio

30.03.2021 | 11:12
Selección de restaurantes de Álava recomendada por DNA

La Semana Santa, con las restricciones de movilidad vigentes, ofrece una posibilidad de descubrir la provincia de Álava, sus rincones más pintorescos y su historia. Y como todo buen viaje que se precie, aunque sea cercano, la gastronomía es un apartado que no puede faltar y el Territorio ofrece muchas opciones de calidad de norte a sur y de este a oeste.

Por ello, desde la redacción de DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA hacemos una selección de diez restaurantes de Álava recomendados por nuestros redactores para disfrutar sentados a la mesa de una variedad culinaria para todos los gustos.

 

SIDRERÍA MENDIOLA (Mendiola)

En la localidad de Mendiola (calle Larrimbe, 10), a las faldas del monte Olarizu, se erige la casona centenaria que acoge en su interior desde hace más de veinte años a Iñaki Cacho y José María Rosado, dos maestros de los fogones. En la sidrería-asador Mendiola el producto es el gran protagonista al mismo nivel que la cocina tradicional dentro de un entorno idílico y tranquilo en el que disfrutar de las mejores viandas.

Alubias con sacramentos del Mendiola


Una terraza desde la que disfrutar del parque natural de Olarizu y lugar ideal para hacer tiempo esperando a la comida o para alargar la sobremesa. En el interior, un caserío con mucha historia y tradición, el olor a buena comida lo inunda todo, con las alubias con sacramentos y el txuletón a la piedra como referencias principales, así como una surtida carta de postres caseros para que gocen los más golosos.

 

HOTEL-ASADOR JATORRENA (Labastida)

La Rioja Alavesa tiene mil rincones por los que perderse y descubrir, entre ellos la localidad de Labastida y su impresionante casco antiguo, declarado Conjunto Histórico Artístico y que es guardián de siglos de historia.

El asador Jatorrena (calle La Florida, 10), que también es hotel, ofrece la posibilidad de degustar la tradición de la cocina local, con especialidades muy reconocibles como las patatas con chorizo a la riojana o las chuletillas al sarmiento. Precisamente, el fuego es el gran protagonista de este emblemático local, pues los comensales cuentan a su disposición con un comedor moderno recientemente reformado y también con un asador en el que se puede seguir al momento la preparación de las diferentes viandas de la carta directamente sobre el fuego.

El restaurante Jatorrena, un referente en Rioja Alavesa


Y como no puede ser de otra manera en la zona, un listado de vinos excepcional, con muchas referencias de la propia Labastida y también de la misma bodega Jatorrena.

 

BORDA BERRI (Hueto Arriba)

A los pies de la sierra de Badaia y cerca de la cueva de Los Goros, en la localidad de Hueto Arriba se encuentra el restaurante Borda Berri. Situado en un caserío rústico, con una terraza de vistas espectaculares decorada con mosaicos en la que degustar una cerveza alavesa o comer al aire libre, adentrarse en su interior supone sumergirse de lleno en la tradicional historia vasca y también poder degustar los sabores de su cocina tradicional.

La espectacular terraza del Borda Berri


Acreedor de diversos galardones a lo largo de los últimos años por sus creativos pintxos y cazuelitas, en una comida más reposada destaca el poderío del fuego en el que preparan sus pescados y carnes a la parrilla o un menú degustación con una visión creativa en la que el producto se presenta de manera sorprendente, así como una carta de postres para hacer las mieles de los más golosos.

 

TABERNA LA ERA (Escota)

En la pequeña localidad de Escota, en el municipio de Ribera Alta, se esconde la taberna La Era, un antiguo caserío de labranza con más de dos siglos de historia y que siempre ha pertenecido a la misma familia (Marta y Susana, biznietas de los fundadores, son sus responables actuales, con Iñaki Álvarez a los mandos de la cocina), rehabilitado como restaurante y presidido por una gran chimenea y que rezuma tradición en sus piedras y en sus fogones.

El acogedor interior de La Era


Una barra de pintxos espectacular acoge al visitante (también cuenta con una terraza, muy solicitada), que muy pronto puede ver que el lema del local, el arte de la buena cocina se nutre de la esencia de los sabores tradicionales, se hace realidad en torno a una mesa surtida de los mejores platos tradicionales y productos de enorme calidad trabajados con mimo.

 

BENTA ZAHARRA (Elorriaga)

En el concejo de Elorriaga, a a las puertas de Vitoria y junto al humedal de Salburua, se alza Benta Zaharra, una antigua casa palaciega transformada en restaurante-asador y que ofrece amplios salones para todo tipo de celebraciones, así como una espectacular terraza donde disfrutar de unas vistas en las que el color verde es predominante.

Txuletón del Benta Zaharra


En Benta Zaharra se oferta una propuesta para todo tipo de paladares, que va desde los pintxos a los grandes banquetes donde el asado es protagonista, pasando por bocadillos, platos combinados o el menú del día. Todo ello cocinado de modo tradicional y apostando por productos locales y de temporada.

 

SIDRERÍA ARAIA (Araia)

La sidra también tiene un protagonismo histórico en Álava y uno de sus templos más destacados en el Territorio es la Sidrería Araia (calle Santsaerreka, 26, en Araia), que ofrece txotx durante todo el año.

Tortilla de bacalao de la Sidrería Araia


Como no podía ser de otra manera, el tradicional menú de sidrería es una apuesta segura: chorizo a la sidra, tortilla de bacalao, bacalao frito con pimientos, txuletón y queso, nueces y membrillo, acompañados de sidra al txotx. Pero más allá de esta propuesta tan típica, la tradición es protagonista en todas las preparaciones que ofrece este local.

 

ARREA! (Santa Cruz de Campezo)

El incansable cocinero Edorta Lamo se ha instalado ahora en Santa Cruz de Campezo (calle Subida del frontón, 46) para implantar con Arrea! su estilo propio en el corazón de la Montaña Alavesa con una clara apuesta por el producto local y autóctono, recuperando el recetario de los pueblos del monte alavés y el encanto del furtivismo y que ya ha sido reconocido con un Sol Repsol.

El restaurante ofrece tres espacios diferenciados (taberna, kuadra y comedor) en los que disfrutar en cada uno de ellos con propuestas grastronómicas diferenciadas y que abarca desde el menú del día y los pintxos hasta la expresión más elitista de su cocina.

Tres presentaciones de corzo en Arrea!


El producto local es el gran protagonista y, por encima de todo, una apuesta por todo aquellos que ofrece el entorno, ya sea pesca (truchas), caza (jabalí, perdiz, paloma€) o los frutos (grosellas, escaramujos...) que sirven como acompañamiento a los platos, elaborados con el toque modernista y especial que Edorta Lamo siempre imprime a sus creaciones

 

EL INFIERNO 2.0 (Delika)

Para subir al cielo, primero hay que comer en El Infierno. Esta sugerente frase es la carta de presentación del restaurante El Infierno 2.0, enclavado en un entorno natural único, en Delika a los pies del salto del Nervión y que permite acceder al cañón y contemplar la cascada desde su zona inferior, tan o más impresionante que su vista desde arriba.

Exterior del restaurante El Infierno 2.0


Más allá del evocador paisaje (entidad de Delika, 69, en Amurrio), El Infierno 2.0 ofrece una carta de comida tradicional ( alubiada, fritos caseros, menestra de verdura, bacalao al gusto, manitas...) para recuperar fuerzas después de una excursión por la zona, con menú del día y también uno especial los findes de semana (los festivos ofrece también la opción de degustar sus rabas) o, para empezar la jornada con fuerzas, un hamaiketako de huevos con chorizo y patatas fritas. Se trata de un local muy concurrido y no excesivamente grande, por lo que se recomienda reservar.

 

JOSÉ MARI JATETXEA, 'EL GORDO' (Agurain)

Si alguien llega a Agurain y pregunta por el restaurante José Mari, seguramente los vecinos mirarán al visitante con cara extrañada, pero si se refiere a El Gordo, el nombre popularizado del local, comenzarán a hablarle maravillas de esta casa que es toda una referencia de la Llanada Alavesa desde que la familia Sáez de Asteasu abriese sus puertas allá por 1893. Un negocio familiar ubicado en el centro de la localidad (calle Mayor, 62) que se encuentra ya en manos de la tercera y la cuarta generación, lo que habla bien a las claras de un buen hacer de muchos años dando comidas.

Restaurante 'El Gordo', de Agurain


La especialidad de la casa son los asados y pescados, pero también hay una clara apuesta por el producto de temporada cercano y las recetas tradicionales de caza, setas o caracoles cuando llega su tiempo. Además de un amplio comedor, El Gordo también ofrece una barra de pintxos tan monumental como el casco histórico de Agurain, que se pueden complementar con las tradicionales rabas o preceder a un bocadillo recién hecho, con una especialidad cada semana.

 

BODEGAS LUIS CAÑAS (Villabuena de Álava)

El vino es uno de los grandes protagonistas de la gastronomía alavesa y se merece un espacio propio incluso al margen de la comida. Por ello, una opción excelente para conocer este particular mundo es la visita a una bodega o una cata, opciones recogidas por Bodegas Luis Cañas (carretera de Samaniego, 10, en Villabuena de Álava) para abrir sus puertas a los visitantes con su oferta de enoturismo.

La bodega ha implantado un protocolo anticovid para garantizar la seguridad de los visitantes y una de las cuestiones fundamentales es solicitar cita previa, ya sea para las catas o las visitas. En el wine bar se han retomado las catas para disfrutar los vinos por copas o mediante un tasting temático, para disfrutar de los sabores en una zona especialmente acondicionada para pasar un rato de tranquilidad.

Bodegas Luis Cañas son un referente en el enoturismo


La modalidad de visitas guiadas ofrece tres opciones: El Mirador, con una cata de cinco caldos acompañados de un aperitivo en la que se muestra cómo es el trabajo dentro y fuera de la bodega recorriendo el complejo y disfrutando de las vistas desde un espacio privilegiado a pie de viñas; Más que Cepas, una visita al viñedo, con un temtempié campero y cata comentada de tres vinos maridados con tres tapas elaboradas en el mirador; y la Visita Privada Luis Cañas, un recorrido completo por toda la bodega, con paso por el botellero familiar, estancia en el mirador, acceso a la viña y degustación de un vino de una añada excepcional y otro en fase de elaboración, así como catas comentadas de cuatro caldos y maridaje de los mismos con tapas elaboradas.