Copa América

Neymar contra Messi o cómo pasa de puntillas un partido colosal

Los dos astros del fútbol, que jamás han ganado la Copa América, se miden en la final Brasil-Argentina

09.07.2021 | 23:55
Neymar entrenando ayer en la Granja Comary, en Teresópolis, el centro de la CBF. Foto: Afp

río de janeiro – El legendario Maracaná acoge este sábado uno de los partidos de fútbol más atractivos que se pueden concebir, el súper clásico suramericano entre Brasil y Argentina, con dos fenómenos del balompié a cada lado, Neymar y Lionel Messi. Se trata nada menos que la final de la Copa América, pero el evento está pasando aquí de puntillas por su coincidencia con la Eurocopa, los intempestivos horarios o el desprecio de los canales televisivos, toda vez que las dos sedes que en principio iban a albergar la competición, Colombia y Argentina, renunciaron a su organización a causa de la pandemia. En esas, Jair Bolsonaro, el populista presidente de Brasil, ofreció su país como relevo, pasando olímpicamente del covid-19, que sigue causando estragos en el vasto Estado suramericano (más de 530.00 muertos y 19 millones de infectados) y de las recomendaciones de científicos, sanitarios o el sentido común.

El Brasil-Argentina dará comienzo a las 02.00 horas del domingo y se puede sintonizar a través de los canales autonómicos Tv3 y TVG2.

La Prefectura de Río de Janeiro aceptó finalmente la presencia de 7.200 aficionados en el estadio, un 10 por cien del aforo de Maracaná (72.285 espectadores tras la remodelación para el Mundial de Brasil 2014).

El partido, sin embargo, ha levantado una enorme expectación al tratarse de una final entre los dos gigantes del fútbol americano. Desde que se enfrentaron por primera vez en 1914, Brasil y Argentina han disputado 107 partidos oficiales, con 42 triunfos para la canarinha por 40 para la albiceleste, y 25 empates. La igualdad, a lo largo de más de un siglo de competencia, es casi absoluta.

En la Copa América, el saldo de victorias es favorable para Argentina (15 frente a 10, más 8 empates). Pero curiosamente tan solo han coincidido en tres finales, al margen de la de este sábado (madrugada del domingo aquí), y ahí sale ganador Brasil, que se adjudicó las de 2004 y 2007, mientras Argentina ganó en 1937.

Hora de revanchas Con todo, en el cómputo general del torneo se lleva la palma Uruguay, que tiene una Copa América más que Argentina (con 14 títulos en 39 finales) y seis más que Brasil (ganador en 9 de 20).

Brasil es el vigente campeón del torneo, título que conquistó en 2019 ante Perú también en Maracaná, aunque entonces en calidad de organizador oficial. De aquel encuentro estuvo ausente su máximo referente, Neymar Junior, apartado por una lesión. Ahora, en cambio, el astro del PSG recuerda aquellas vicisitud y se felicita por la oportunidad de revancha que el fútbol le brinda ahora, precisamente confrontando virtuosismo con su amigo Messi.

"Era la final que siempre soñé en jugar. La final que a todo el mundo al que le gusta el fútbol espera de una Copa América", declaró Neymar en los canales de la CBF, donde destacó su buena sintonía con Messi. "Siempre lo dije. Es el mejor jugador que vi jugar. Es un gran amigo, solo que ahora estamos en una final y somos rivales. Yo quiero vencer este título, que como él es el primero también. Sé que él ha batallado mucho para un título con Argentina. Si yo no estuviera ni estuviera Brasil iría con Argentina; siempre fui hincha de Argentina".

Si Neymar no sabe lo que es conquistar la Copa América, Messi tampoco. De hecho, Argentina no gana un título internacional desde 1993, cuando se alzó con el trofeo continental imponiéndose por 2-0 a México, país invitado aquel año.

Por si caso, el Gobierno de Buenos Aires ha preparado un despliegue especial de seguridad para frenar, en plena pandemia, la que se puede venir encima si Argentina vence a Brasil en su templo de Maracaná.

noticias de noticiasdealava