La película ‘Maixabel’ concluye su rodaje en Nanclares y Legutio

El filme dirigido por Icíar Bollaín regresa a Gipuzkoa para completar el trabajo

06.03.2021 | 00:35
Un momento del rodaje esta semana en Legutio. Foto: David Herranz

Vitoria – Desde hacia varias jornadas, la directora Icíar Bollaín se encuentra en el País Vasco rodando su undécimo largometraje, Maixabel, un trabajo que en los últimos días ha estado desarrollándose en tierras alavesas. En concreto, el equipo ha estado tanto en Legutio –en el entorno del pantano- como en Nanclares de la Oca. De hecho, ayer mismo se terminó de grabar en la antigua cárcel. "Realmente impresiona entrar. Nunca había estado en una cárcel y es una sensación muy impresionante. No creo mucho en esas cosas de las energías de los sitios, pero es un lugar que transmite mucho. Es una sensación que te abruma", apunta el productor Koldo Zuazua.

Hace una década, él empezó a dar los primeros pasos de un camino que ahora se está materializando. "En 2011, al conocer las crónicas sobre los encuentros restaurativos que tuvieron lugar en Nanclares me sorprendió mucho. No sabía lo que era la justicia restaurativa y a partir de ahí, empecé a profundizar. Todavía ETA seguía activa y me pareció insólito que hubiera víctimas accediendo a reunirse con victimarios y que ellos tuvieran la iniciativa de pedir perdón". De todas formas, como apunta Zuazua, el primer impulso fue llevar a cabo un documental. Pero no se consiguió la financiación. "Pasados unos años, volvimos a ello y nos propusimos la idea de convertirlo en ficción. Estuvimos dando vueltas al guión hasta que se nos ocurrió ofrecérselo a Icíar Bollaín y cuando ella entró todo empezó a cobrar forma de una manera mucho más sólida". Eso sucedió en 2017. Junto a Isa Campo se realizó el guión "que creo que es de los mejores que he tenido nunca entre las manos y estoy encantado. Toda la experiencia, todo el desarrollo para llegar al punto que estamos ahora, ha sido una vivencia humana espectacular".

De todas formas, Zuazua es consciente también –lo vivió con La pelota vasca, por ejemplo- de las polémicas que se puedan suscitar. "Esta película es una mirada de futuro a lo que realmente está sucediendo y va a suceder en Euskadi. La sociedad va a conciliarse porque no hay otra manera de convivir si no es en paz. Me dan igual las polémicas. Siempre habrá gente descontenta. En una situación de tanto dolor y violencia es difícil no herir alguna susceptibilidad pero lo que estamos haciendo es desde el respeto, el valor y con una mirada muy positiva". En este sentido, la propia Lasa "ha estado muy activa en todo el proceso. Es una persona única".

El rodaje de estos días coincide con la celebración hoy de la gala de entrega de los Goya, donde su Akelarre puede hacerse con nueve premios, "aunque no estoy nervioso porque no optamos al de mejor película". Con todo, el productor –que se va a reunir con parte del equipo en Bilbao- dice tener sus quinielas: "espero que alguno caiga". Así, dice sentirse "ilusionado por los compañeros", más allá de que "va a ser una gala extraña con esto de las conexiones por vídeollamada; no creo que sea muy amena para la audiencia, pero para nosotros será emocionante".

"No creo en esas cosas de las energías, pero la cárcel de Nanclares es un lugar que transmite mucho"

"Va a ser una gala de los Goya extraña; estoy ilusionado con los compañeros de 'Akelarre"

Koldo Zuazua

Productor