Las primeras pistas de Neven Spahija

El Baskonia apuesta por un juego más agresivo, veloz y volcado al exterior con cuatro jugadores abiertos que le lleva a anotar más y robar más balones, pero también a tener más pérdidas

22.11.2021 | 17:00
Neven Spahija mira a sus jugadores durante la presentación del encuentro ante el Andorra.

Es muy pronto para conocer qué puede dar de sí la mano de Neven Spahija en el Bitci Baskonia. Han sido tan solo tres partidos con el técnico de Sibenik al frente del banquillo azulgrana, pero al menos ya se vislumbran algunas pinceladas de lo que busca el técnico croata. El nuevo timonel del conjunto gasteiztarra ya ha señalado en más de una ocasión que busca un equipo que juegue transiciones rápidas, que sea veloz –algo lógico habida cuenta de los problemas de este Baskonia en el ataque estático–, y de momento parece que la idea que tenía en mente Spahija se va plasmando sobre el parquet.

Tras lo visto ante el Estrella Roja y CSKA en Euroliga y frente al Morabanc Andorra en la liga ACB, queda claro la apuesta por un juego más agresivo, volcado al exterior con cuatro jugadores abiertos y un pívot en la zona, lo que lleva al conjunto gasteiztarra a gozar de más posesiones, anotar y robar más balones, pero también a tener más pérdidas.

Jayson Granger se ha convertido en uno de los principales estiletes ofensivos de Spahija

Puntos Menos de 70 con Dusko en Euroliga, 83 con Spahija


El play happy de Neven Spahiha ha recuperado de nuevo la versión más voraz del Baskonia. El conjunto azulgrana vuelve a ser ese equipo con apetito en ataque, capaz de conseguir muchos puntos. Las rápidas transiciones han permitido anotar con facilidad y así en estos tres partidos con el croata al frente del banquillo la media realizadora del conjunto azulgrana ha crecido notablemente. Así por ejemplo, si con Ivanovic la media en Euroliga se quedaba en unos escasos 68 puntos, mientras que en la ACB se ascendía a 76, con Neven Spahija el promedio tanto en la competición continental como en la liga doméstica ha crecido hasta los 83, quince y siete puntos más respectivamente.

Fontecchio, aunque haya perdido acierto en el tiro, sigue aportando intensidad juegue donde juegue

Agresivo Crece el número de robos por partido en ACB y Europa


Un equipo más activo en defensa. El hecho de ampliar el número de efectivos en las rotaciones permite al Baskonia de Neven Spahija disponer de más jugadores frescos y eso provoca que la intensidad aumente. Es un equipo más agresivo y eso también se ha dejado notar en la estadística. De hecho, la media de recuperaciones ha crecido con la llegada del preparador croata respecto a lo que sucedía con Ivanovic. Con el montenegrino el número de robos ascendía a 4,4 en Euroliga, mientras que la cifra asciende a 6 con Spahija tras los 4 logrados ante el Estrella Roja y los 8 frente al CSKA. Algo similar sucede en la ACB. En la competición doméstica, el Bitci Baskonia superaba por poco las 7 recuperaciones y en el único partido disputado con Spahija, el equipo consiguió 11. Eso sí, en el debe del equipo habría que poner las pérdidas sufridas en estos partidos, aspecto este que ha empeorado ligeramente, en parte por culpa de las 20 sufridas en el partido ante el CSKA.

Enoch se ha convertido en la principal referencia en la zona de un Baskonia que juega con cuatro abiertos

Más rápido, más ataques Juego con cuatro abiertos y un único pívot


Queda claro que una de las opciones de este nuevo Baskonia es capturar el rebote y correr. Salida rápida en transición, ataques más cortos y más tiros. Sube el número de posesiones en el partido. La estadística así lo confirma. Ahora el número de lanzamientos a canasta ha crecido. Sobre todo, desde el arco de 6.75 metros. El hecho de jugar con cuatro jugadores abiertos y un único pívot en la pintura –no coinciden Enoch con Nnoko– provoca un equipo más activo. Much o más ágil y con preferencia por el lanzamiento de tres. Así por ejemplo si la media en Europa estaba en menos de 23 lanzamientos a canasta desde el triple contra el Estrella Roja se lanzaron 28, contra el CSKA, 27, y frente al Andorra la cifra se disparó hasta los 34, cuando hasta la fecha en la ACB se tiraban 25.

Tadas Sedekerskis ha visto reducida su presencia de minutos en pista

Sedekerskis El lituano pierde presencia en favor de Fontecchio


Uno de los grandes damnificados por el momento con la llegada de Neven Spahija ha sido Tadas Sedekerskis. El canterano, clave en algunos de los triunfos logrados esta temporada como por ejemplo ante Unicaja –donde firmó 22 puntos y 11 rebotes para una valoración de 35–, ha perdido protagonismo. Buena prueba de ello es que con Dusko Ivanovic el polivalente jugador báltico promediaba más de 22 minutos en Euroliga y 25 en ACB, números que se han reducido considerablemente. De hecho, ante el Andorra el pasado domingo en la competición doméstica jugó tan solo 14. Curioso. Y es que Sedekerskis ha ido a menos, ya que en el primer partido con Spahija en el banquillo, ante el Estrella Roja, disputó 22, mientras que ante el CSKA se quedó en 18. Una de las claves de esta menor presencia sobre el parquet ha sido la aparición de Fontecchio durante algunos minutos en el puesto de cuatro.

Baldwin Liberado y más incisivo desde el puesto de escolta


Parece que la llegada de Spahija le ha quitado los grilletes al base estadounidense. El ex del Bayern de Múnich se ha soltado. Ahora se le ve más incisivo y desde el puesto de escolta puede hacer el juego que tanto le gusta de atacar la canasta y tirar de cerca, machacar, dejar una bandeja o doblar el balón ante el exterior. Su rostro refleja que se encuentra más a gusto, pero además de sensaciones subjetivas, las cifras también demuestran que hay un Baldwin mejorado. No llegaba a 10 puntos de media en la ACB y ante el Andorra se fue hasta los 18, mientras que en Europa rondaba la misma cifra de 10 puntos y se fue hasta los 14 contra el Estrella Roja y hasta los 18 frente al CSKA.

Peters aún no ha metido ni uno de los siete triples que ha intentado en la ACB

La segunda unidad Peters no está a la altura y el banquillo aporta muy poco


Neven Spahija señaló tras el triunfo ante el Andorra que necesita una plantilla larga. El preparador de Sibenik quiere a diez guerreros a su lado consciente de la exigencia física de competir en dos torneos tan duros como la ACB y la Euroliga. Hace falta más soldados y que estos aporten, algo que no está sucediendo hasta ahora. Ni con Dusko Ivanovic hasta hace unos días, ni con Spahija desde la llegada de este. La segunda unidad aún no está, pero se la espera. Los Marinkovic, Kurucs, Nnoko y Lamar Peters deben sumar mucho más. Lo sucedido ante el Andorra es un claro ejemplo de lo que viene ocurriendo toda la temporada. Salvo Fontecchio, un jugador que con Neven Spahija ha comenzado en el banco, pero que se le puede considerar titular –de hecho acaba jugando los momentos calientes–, el resto de reservas aporta poco o muy poco. El versátil italiano hizo 9 puntos frente al Andorra. Pues bien entre el resto de jugadores que no salieron en el quinteto solo se añadieron 8 más, los de Nnoko. Kurucs, que dispuso de sus primeros minutos, no hizo ninguno, lo mismo que un Peters que merece capítulo aparte. El base recién llegado promedia tan sólo 1,7 puntos en Euroliga y 0,5 en la ACB. Siendo malo el dato todavía es peor su porcentaje de tiro. En la competición doméstica aún no ha metido un triple de los 7 que ha intentado, falló sus cinco ante el Andorra, mientras que en Euroliga tan solo ha anotado 1 de 8 intentos. Insuficiente. Ahí Neven tiene un arduo trabajo. Su mano aún se debe hacer notar más. 
noticias de noticiasdealava