El Madrid llega al Buesa

Un Baskonia sin apagones

El conjunto azulgrana recibe al todopoderoso Real Madrid con la necesidad de recuperar la alegría en su juego y evitar esos cortocircuitos que le acaban condenando

31.10.2021 | 00:24
Jordan Loyd trata de eludir el marcaje del baskonista Fontecchio, durante el partido entre el Zenit San Petersburgo y Bitci Baskonia. Foto: Euroliga

Vitoria – El Baskonia busca recuperar su sonrisa. El conjunto azulgrana está deprimido. Triste. Las tres derrotas consecutivas a domicilio –UCAM Murcia, Unics Kazan y Zenit San Petersburgo– le han borrado la sonrisa de un plumazo, sobre todo estas dos últimas en las que han vuelto a aparecer esos letales cortocircuitos que dejan bloqueados a los pupilos de Ivanovic. Minutos infames, de juego y actitud, en los que el Bitci Baskonia no da una a derechas y recibe parciales de escándalo con los que el rival acaba sentenciando el partido. Así ha ocurrido esta temporada en cinco partidos –cuatro de Euroliga y otro de ACB–, en los que la tropa de Ivanovic ha sido incapaz de dar una mínima respuesta al rival de turno durante un puñado largo de minutos.

La escuadra azulgrana recibe golpe tras golpe sin ofrecer la mínima resistencia y el contrario se escapa. Y sin opción de ser cazado además. Así ha ocurrido en las tres derrotas de Euroliga, además de en el partido de Berlín ante el Alba, aunque en este al menos se pudo salir victorioso gracias a los 27 puntos que tuvo de renta.

Ante el Olympiacos, en el estreno de la competición continental, el Baskonia sufrió dos pájaras tremendas. En la primera, entre el minuto 2 y el 8 recibió un 13-0 que empezó a poner el duelo del Pireo cuesta arriba al pasar de un 5-7 a un 20-7. La puntilla llegaría poco después. Esta vez fue aún peor al encajar un 16-0, del minuto 12 al 19 de un segundo cuarto que parece maldito esta temporada y que llevó el marcador a un casi definitivo 44-18 (-26) .

Ante el Alba, el apagón se produjo durante casi toda la segunda parte. En esos segundos 20 minutos, la tropa de Ivanovic casi dilapida los 27 puntos de ventaja que atesoraba en el minuto 21 cuando se imponía en Berlín por 29-56. Un parcial de 41-22 en 18 minutos llevó la inquietud al seno azulgrana al poner a menos de un minuto para el final un peligroso 70-74. Al menos, en esta ocasión pudo salir airoso.

No lo hizo días después ante el Tenerife. Un último cuarto en el que encajaron otro severo parcial, esta vez de 6-22, les llevó a perder un partido que tenían controlado. Víctimas de un nuevo apagón colectivo. El equipo azulgrana pagó muy cara su falta de ideas en ataque en los momentos decisivos ante los de Vidorreta.

La historia se ha repetido esta semana en el periplo ruso. El Unics Kazan, primero, y el Zenit San Petersburgo, después, han sacado en tan sólo unos días a relucir todas las carencias de este Bitci Baskonia, que se desconecta de forma incomprensible de los partidos al primer sopapo que recibe.

Frente a los de Perasovic el castillo de naipes se vino abajo en los primeros compases del segundo cuarto. Tras un primer cuarto esperanzador (24-17), en el que el Bitci Baskonia sobrevivía gracias a su acierto desde el triple, un parcial de 18-0 en los primeros 6:42 segundos del segundo cuarto acabó enterrando las opciones de los baskonistas (42-17).

Peor aún sería el desplome sufrido dos días después frente a los de Xavi Pascual. De nuevo en un segundo cuarto terrorífico para los intereses de Ivanovic, el Baskonia se vino abajo de manera incomprensible al quedarse siete minutos sin anotar. El cuadro ruso, que perdía por 9 en el minuto 13 (21-30), llegaría con el partido encarrilado al descanso tras un parcial de 24-0 (45-30). El apagón se prolongaría en la reanudación en la que otro parcial de 20-7 en los siguientes diez minutos dejarían el choque visto para sentencia (65-37).

Pendientes de Giedraitis Queda claro que el cuadro gasteiztarra no podrá permitirse un cortocircuito así si quiere salir airoso de la visita del todopoderoso Real Madrid al Buesa . El conjunto blanco llega también con dudas tras caer en dos de los tres encuentros que ha disputado. No ha logrado superar a Gran Canaria y Unics y sufrió para imponerse al Zenit. Esta tarde se miden dos de los equipos que mejor rebotean del campeonato pero la clave podría estar en el control del balón. El Baskonia tiene una asignatura pendiente pues ocupa la segunda posición en balones perdidos (17).

Por último, Rokas Giedriatis, ausente por un esguince en los dos últimos duelos de los baskonistas, podría reaparecer, mientras que por el lado madridista, Randolph, Thompkins y Nigel Williams-Goss son baja.

El Baskonia debe mejorar el cuidado con el balón ya que tras perder 18 balones en los dos últimos partidos es el segundo peor en este aspecto

noticias de noticiasdealava