Política fiscal, económica e industrial

Azpiazu y Montero acuerdan trabajar para que Euskadi tenga voz en Europa

La Comisión del Concierto liquida hoy los cupos de 2017 y 2018 y trata la capacidad de gasto

11.03.2020 | 00:15
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Foto: Efe

bilbao – Los gobiernos vasco y español han abierto un canal de trabajo para analizar de qué manera puede tener presencia directa Euskadi en los órganos europeos que debaten sobre política fiscal, económica e industrial. Sobre todo, el Gobierno Vasco está interesado en entrar en el Ecofin, el club de los ministros de Finanzas de la Unión Europea; y el Consejo de Competitividad, clave para abordar los debates relacionados con la industria y asegurar que el acero europeo sea fuerte en el mercado. Las expectativas siempre son contenidas porque el Estado ha mostrado resistencias históricas. De hecho, el asunto no aparece en el orden del día de la Comisión Mixta del Concierto Económico prevista para hoy y no hay un acuerdo para que Euskadi entre en los órganos de la noche a la mañana. Pero se abre una vía de trabajo, en cumplimiento del pacto de investidura del PNV con el presidente español, Pedro Sánchez. El Gobierno Vasco consigue reabrir un debate que ya se abordó con el expresidente Zapatero, con quien pactó la participación de las instituciones vascas en los grupos de trabajo que elaboran informes sectoriales entre bambalinas en el Ecofin, pero no en pleno. Ahora logra retomar el debate, que es delicado para Sánchez y levanta ampollas en la derecha española, todavía agitada por el debate del traspaso de la Seguridad Social.

Los equipos del consejero Azpiazu y la ministra Montero cerraron ayer por la noche los acuerdos que van a firmar hoy en Madrid, en el marco de la Comisión Mixta del Concierto Económico. El orden del día remitido a los medios de comunicación recoge asuntos como la liquidación del Cupo de 2017 y 2018 (el dinero que pagan las instituciones vascas a Madrid por el Ejército, la Corona, varias infraestructuras y otras competencias no transferidas), los objetivos de déficit y deuda hasta 2023, el margen que tiene el Gobierno Vasco para reinvertir el superávit, la participación vasca en las dotaciones del Estado para la violencia de género, o el IVA Moss para ventas intracomunitarias.

En el orden del día no aparece la presencia de la comunidad autónoma en los órganos europeos, pero fuentes de la consejería consultadas aseguran que sí ha habido un acuerdo sobre este asunto, y que van a "empezar a trabajar en explorar las vías". La liquidación de los cupos también es determinante para el Gobierno Vasco. Ha habido acuerdo, y esto supone que no colee durante años el cálculo y que no se produzcan discrepancias que acaban lastrando el dinero del que puede disponer en sus arcas Euskadi, como ha ocurrido otras veces. También se va a cerrar el importe de la competencia en políticas activas desde 2016, y se hará un cálculo provisional tanto de esta materia como del Cupo para 2019. Son cálculos urgentes para Lakua que ya se encarrilan y se evita un cuello de botella.

cita Los equipos de los gobiernos vasco y español se van a reunir hoy en Madrid, en el Ministerio de Hacienda, a partir de las 18.00 horas. La convocatoria de esta Comisión era capital para el Gobierno Vasco. Lo que estaba en juego era que el Estado respetara la relación bilateral que tiene con Euskadi en materia de relaciones económicas.

La reunión llega después de que el Ejecutivo de Sánchez ya haya pactado con las comunidades de régimen común un límite de déficit del 0,2% para este año, en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. No puede trasladar esta meta de manera automática a las instituciones vascas, sino que debe producirse una reunión de la Comisión Mixta. En realidad, el Gobierno Vasco se encuentra en superávit desde 2017 y ya cumple de largo todos estos objetivos porque apuesta por tener una tesorería saneada. El punto de interés puede radicar en si las instituciones vascas van a tener un mayor margen para gastar e invertir ese superávit.

El PNV logró incorporar el asunto de la voz en Europa en el pacto de investidura con el presidente Sánchez, en el punto séptimo, que apuesta por "impulsar la construcción europea y la presencia y participación de las instituciones vascas en las instituciones de la Unión". Las instituciones vascas recaudan y fijan impuestos, pero el Estado se resiste a darles un asiento en el Ecofin en pie de igualdad con los estados.

Ecofin. El Gobierno Vasco ha reabierto la discusión sobre el Ecofin con el Gobierno español. Con el expresidente Zapatero, ya abordaron este asunto, aunque tuvieron que quedarse con una participación descafeinada, en los grupos de trabajo que elaboran los informes sectoriales. Las diputaciones vascas no participan en el pleno del Ecofin, sino que lo hacen en esos grupos de trabajo entre bambalinas. Ahora, con Sánchez, se reabre esta negociación.