La defensa del Real Madrid somete al Alba

euroliga los de laso suman el segundo triunfo de la semana y se sitúan en la parte alta de la tabla

30.01.2021 | 00:38
Abalde del Real Madrid. Foto: Efe

Alba Berlín63

Real Madrid72

ALBA BERLÍN Granger (2), Mattisseck (2), Olinde (7), Sikma (16) y Lammers (11) --quinteto inicial--; Lo (5), Eriksson (10), Schneider (-), Fontecchio (5), Thiemann (5).

REAL MADRID Alocén (12), Causeur, (13) Abalde (7), Garuba (2) y Tavares (9) --quinteto inicial--; Llull (2), Tylor (6), Deck (9), Rudy Fernández (3), Thompkins (9), Tyus (-).

Parciales 14-22, 16-18, 17-19, 16-13.

Árbitros Pukl, Bissang y Rossi.

Pabellón Mercedes-Benz Arena.

berlín – A base de una férrea defensa y de una excelente gestión de sus recursos, el Real Madrid sumó ayer un nuevo triunfo, el segundo en 48 horas, ante un Alba Berlín al que, salvo un susto final, dominó de principio a fin, lo que le permite mantenerse una semana más en la parte alta de la tabla (63-72).

En un gran esfuerzo colectivo, los jugadores de Pablo Laso cumplieron con creces durante los tres primeros cuartos y solo sufrieron con la reacción final de los berlineses, que a falta de dos minutos y medio bajaron a dos una diferencia que poco antes había llegado a ser de 16 puntos. Un parcial final de 0-7 comandado por Walter Tavares y Trey Thompkins, dos de los más destacados en el Mercedes Benz Arena, evitaron sorpresas de última hora.

Empezó con mejores sensaciones el Real Madrid, con un 0-5 de salida, dominio absoluto del rebote y una defensa numantina que dificultaba los lanzamientos de un equipo alemán que tardó casi dos minutos y medio en estrenar su marcador. Con un cómodo colchón de once puntos mediado el segundo acto, el Real Madrid parecía tener todo bajo control. El partido siguió sin excesivo brillo en la segunda parte. Las pérdidas de unos y otros movían poco el marcador, aunque un parcial de 6-0 a favor de los locales encendió las alarmas en el equipo madrileño. La respuesta fue inmediata, y un 0-8 culminado por un triple de Abalde se tradujo en la mayor ventaja hasta ese momento (36-50, min 27). Carlos Alocén mantuvo el alto nivel que demostró frente a Panathinaikos y aunque los berlineses, a base de triples, se mantenían con vida, a los últimos diez minutos se llegó con el partido bajo control para el equipo madrileño (47-59, min 30),

Cuando todo parecía estar decidido, y más cuando la desventaja local llegó a ser de dieciséis puntos, un parcial de 12-0 a favor de los de Aíto García Reneses volvió a meter el miedo en el cuerpo a su oponente. A 2.40 para el final, Lammers subió el 63-65 al marcador. Laso tiró de Tavares, que llevaba unos minutos en el banquillo, para evitar males mayores.

Respondió de inmediato el caboverdiano con un 2+1 a 1.06 del final. En la siguiente acción, un providencial robo de Thompkins a Maodo Lo lo culminó el argentino Gabriel Deck con dos puntos más. Cuando peor lo tenía, el Real Madrid tiró de experiencia y evitó sorpresas. El Real Madrid cumplió su objetivo en Berlín y se mantiene en los cuatro primeros puestos, dejando muy tocado a un equipo alemán que encadena su octava derrota en sus últimas nueve actuaciones.