El Baskonia aún está verde

Traspiéel conjunto azulgrana, mermado por la ausencia de Baldwin, cae frente a un Lenovo Tenerife más rodado y cosecha así su primera derrota de la pretemporada

04.09.2021 | 00:23
Tadas y Enoch detienen a Sulejmanovic durante el Lenovo Tenerife-Baskonia. Foto: @CB1939Canarias

Lenovo Tenerife81

Baskonia67

LENOVO TENERIFE Fitipaldo (10), Sastre (3), Doornekamp (10), Sulejmanovic (3) y Fran Guerra (14) –quinteto inicial–. Huertas (6), Salin (11), Rodríguez (5), Shermadini (9), y Wiltjer (10).

BASKONIA Granger (13), Tadas (2), Marinkovic (4), Fontecchio (10) y Enoch (6) –quinteto inicial–. Peters (9), Giedraitis (10), Nnoko (11) y Kurucs (2).

Parciales 18-14, 18-18, 20-22 y 25-13.

Árbitros Rafael Serrano, Raúl Zamorano y Carlos Merino.

Pabellón Juan de la Cierva

Vitoria – En su cita más exigente de la pretemporada, además contra un rival que arranca una semana antes por su participación en la Supercopa, el Baskonia sufrió su primer traspié de este verano. Tras superar al Basket Napoli y el Dinamo Sassari hace una semana, el conjunto azulgrana cayó (81-67) ayer frente al Lenovo Tenerife en un choque que brilló por las imprecisiones típicas de estas fechas, pero en el que los canarios se mostraron más preparados.

Ante la mirada de los cerca de medio millar de aficionados que se acercaron al pabellón Juan de la Cierva, la escuadra gasteiztarra saltó a la cancha getafense con un quinteto inicial formado por Granger, Marinkovic, Fontecchio, Tadas y Enoch. Desde el inicio, el protagonismo recayó sobre los bases y, en esta pugna desfavorable para los intereses vitorianos por la ausencia de Jade Baldwin, fueron los pupilos de Txus Vidorreta quienes llevaron la batuta con unos Fitipaldo y Huertas más inspirados que el uno uruguayo y que Kurucs, al que le sigue costando sobremanera cumplir en ese puesto.

Sin embargo, no solo ahí se mostró inferior el Baskonia. El principal quebradero de cabeza de Dusko Ivanovic, muy activo como siempre desde su zona, fue la debilidad defensiva. Un aspecto donde los azulgranas se mostraron poco contundentes y que, pese a poder verse pequeños ápices de la idea del montenegrino, impidió correr a los alaveses con comodidad. Solo algunos destellos de Giedraitis y el juego de espaldas del siempre bullicioso Nnoko, mucho más participativo que Enoch, hicieron que la diferencia al finalizar el segundo cuarto fuera de solo cuatro puntos (36-32) para los aurinegros, superiores tanto en el tiro exterior como en la pintura.

Después del descanso, los triples de Alec Peters despertaron al cuadro baskonista, que incluso se puso por delante en el electrónico, y el Lenovo Tenerife llegó a temer que el choque, hasta ese momento más que controlado, se les fuera de las manos. No obstante, el destello de luz generado por el ala-pívot estadounidense apenas duró unos minutos y, ya en el último cuarto, Sasu Salin acabó con las esperanzas del conjunto gasteiztarra desde la línea de 6,75.

Por tanto, mucho por mejorar para el Baskonia en las próximas semanas, pero nada que todavía no tenga solución. Los pupilos de Dusko necesitan más rodaje para poder adquirir diferentes automatismos y, además, mejorar la coordinación y relación sobre la cancha entre ellos. Algo lógico teniendo en cuenta el número de novedades que ha habido este verano en la plantilla azulgrana y los pocos entrenamientos que han sumado hasta el momento.

Una vez terminado el partido, Tadas Sedekerskis valoró la derrota y la preparación llevada a cabo en estas dos semanas: "Todos sabemos que el Tenerife es un gran equipo y que no sería fácil ganar. Creo que estamos trabajando bien y estoy seguro que para el inicio de la temporada estaremos mucho mejor". La próxima cita será esta misma tarde (20.15 horas) contra el Urbas Fuenlabrada, el tercer participante del triangular Ciudad de Getafe que se está celebrando en el pabellón Juan de la Cierva.

Un último paso hacia la final

Líder. Tras superar sin demasiada dificultad (98-50) a Guinea, Costa de Marfil busca esta tarde, desde las 17.00 horas, su billete para la final del Afrobasket, donde esperará el vencedor del choque entre Cabo Verde y Túnez. Para ello, la selección del baskonista Matt Costello deberá superar a Senegal, que eliminó a Angola en cuartos y cuenta en sus filas con un exazulgrana como Pierriá Henry, que abandonó este verano Vitoria-Gasteiz para fichar por el Fenerbahce. Hasta el momento, el pívot del conjunto azulgrana está siendo el líder de su combinado nacional y, en general, una de las figuras del torneo.

Afrobasket

noticias de noticiasdealava