Itziar Gonzalodiputada foral de hacienda

"El fraude fiscal en esta situación es un acto insolidario y un perjuicio para la ciudadanía"

La diputada foral de Hacienda anuncia que hasta el jueves eran en torno a 19.000 las declaraciones aceptadas, la mayoría (16.000) con Rentafácil.

18.04.2021 | 00:43
Itziar Gonzalo, diputada foral de Hacienda

Vitoria – Itziar Gonzalo, diputada foral de Hacienda, Finanzas y Presupuestos, recuerda a DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA las novedades que ha traído consigo esta nueva campaña de la declaración de la renta, en la que reconoce que el formato online está cobrando protagonismo, aunque ya adelanta que no van a dejar a nadie atrás y que quien lo desee podrá seguir solicitando que le envíen la declaración confeccionada a su casa a través de los teléfonos habilitados para tal fin.

El 7 de abril comenzó esta nueva campaña de la declaración de la renta; el pasado lunes, su modalidad presencial. ¿En estas semanas están notando que el covid ha alterado las preferencias de formato de los contribuyentes?

–La verdad es que nos ha sorprendido, y constatamos día a día, que la ciudadanía alavesa está apostando por sumarse a las nuevas tecnologías a través de esta nueva puerta de acceso a la Hacienda foral. Los datos son positivos, muy buenos, y también en la atención presencial (la conocida como Rent@raba) está discurriendo con bastante normalidad hasta ahora.

¿Están apreciando que comienzan a converger la modalidad online y la presencial de forma extraordinaria por esta causa, o creen que se va a normalizar a largo plazo?

–Nosotros creemos que estas nuevas herramientas tecnológicas que hemos puesto a disposición de los y las ciudadanos para que puedan acceder a su información fiscal de una forma ágil, rápida y segura, son algo que con el tiempo se va a consolidar. De hecho, hasta el jueves eran en torno a 19.000 las declaraciones aceptadas, de las cuales la mayoría (16.000) han sido aceptadas a través de la modalidad de Rentafácil –cuyas modificaciones pueden realizarse online. Y otras alrededor de 900 han sido por Rentared, la otra modalidad que te permite descargarte la aplicación, y una vez descargada toda la información que la Hacienda Foral pueda disponer, la ordena en la Declaración y facilita su obtención. En cuanto a los datos de citas presenciales que se han dado, estábamos el jueves en unas 8.600.

Para la gestión online un elemento imprescindible es el código B@K. ¿Cómo podemos obtenerlo y qué opciones nos brinda?

–Como hemos señalado, con la modalidad de Rentafácil –que es la más amplia, que recoge a un 72% de los contribuyentes a los que dirigimos esta modalidad– lo que van a recibir es una comunicación de la Diputación Foral de Álava que ya habrán recibido en la mayoría de los casos, en la que se les dice el resultado de su declaración, y si hasta ahora no han dispuesto de una clave B@K, se les da un código que permite activar sus claves B@K. A partir de ahí, pueden acceder directamente a través de la página araba.eus a su declaración y, en su caso aceptarla. También se puede solicitar la clave accediendo a la propia página de araba.eus y cumplimentando una serie de datos.

Sin embargo, aún hoy hay personas a las que les cuesta hacer este tipo de gestiones por Internet. Para ellas sigue activo ese formato presencial, como comentaba, ¿verdad?

–Indudablemente. Hay un colectivo de ciudadanos importante que no se va a quedar atrás. Con esa modalidad que habilitamos de Rent@raba, estos ciudadanos pueden solicitar por teléfono recibir la propuesta de declaración en su casa, con la importante diferencia de que son ellos los que han decidido que sea la Hacienda foral alavesa la que les mande en papel su información fiscal por correo. Luego, por otra parte, estos contribuyentes –si desean que se les elabore su declaración en las oficinas que tenemos en Vitoria, Laudio y Laguardia– también pueden pedir cita para que se les realice la declaración. Con lo cual, ningún colectivo de ciudadanos va a quedarse atrás.

Además de estas, ¿cuáles son las principales novedades de esta campaña de la renta?

–Yo creo que una de las novedades, además de la que hemos comentado de facilitar esta puerta de acceso a la información fiscal, es cómo hemos ampliado el colectivo de contribuyentes. En este momento, estamos remitiendo por la modalidad Rentafácil a los y las contribuyentes que son propietarios de vivienda o bien viven de alquiler, de forma que en estos casos reciben una comunicación de Diputación; y en la misma forma, si nos consta que tienen claves B@K pueden usarlas para cumplimentar su declaración, y si no las tienen se les facilita el código. Con él, acceden a araba.eus y los únicos datos que tienen que cumplimentar son, en el caso de ser propietario de una vivienda, que la ha puesto de alquiler. En ese caso pondrá los ingresos que recibe de su arrendatario. Y si vive en una vivienda alquilada, pondrá la cantidad del gasto de ese alquiler. A partir de ahí, se puede aceptar como una declaración normal.

Siguiendo con las fechas, el 9 de julio está marcado en el calendario como límite para quienes escojan la fórmula Rentafácil, y el 16 de ese mismo mes para el resto, aunque ya el año pasado el plazo se alargó debido a la pandemia. ¿En esta ocasión prevén que eso pueda llegar a ocurrir?

–Desde el minuto uno que empezamos con esta situación, nos mantenemos vigilantes. Estamos atentos a cómo evoluciona esta situación. A día de hoy en principio no vemos previsible que esta situación de tener que prolongar la campaña de la declaración de la renta sea necesario adoptarla. Pero, indudablemente, aún seguimos condicionados.

¿Tienen ya alguna previsión de recaudación? ¿Cuánto van a devolver y cuánto a recibir?

–Como antes comentaba, tenemos la modalidad Rentafácil, que es en la que se devuelve un importe mayor. El saldo de la campaña, las personas que como consecuencia de esa modalidad Rentafácil van a pagar una cantidad de dinero y a las que se les va a devolver, está en el orden de 32 millones que la Hacienda tiene que devolver a los contribuyentes. Estamos hablando de que Rentafácil llegará en torno a unos 138.000 contribuyentes, y en esa modalidad la expectativa es esa, que Hacienda devuelva en torno a unos 32 millones. Pero tenemos las otras modalidades (Rentared y Rent@raba). En este caso, la previsión que manejamos es que cuando termine la campaña de la renta Hacienda habrá devuelto en torno a doce millones de euros. En definitiva, saldo a favor del contribuyente de unos 12 millones para toda la campaña, independientemente de sus modalidades.

Una cifra bastante más positiva que la del pasado año, que rondó los 38,5 millones, también en negativo.

–Efectivamente, andábamos en esos importes como conjunto de Rentafácil.

¿Qué efecto tiene esto en las arcas forales?

–Nosotros intentamos siempre en nuestras previsiones tener en cuenta también cómo va a resultar la campaña. Indudablemente, no tenemos certezas absolutas, pero sí en base a los cálculos que hacemos ya hacemos las previsiones para todo el año. Digamos que estos importes entran dentro de las previsiones que teníamos hechas para el ejercicio 2021, y concretamente para esta campaña 2020.

¿Detectan fraude en el IRPF y en Patrimonio?

–Indudablemente, la lucha contra el fraude es una constante en nuestra actividad desde el departamento de Hacienda. Y en este sentido, además, lo que intentamos –además de detectar situaciones fraudulentas o ese fraude, como citabas– es intentar disuadir al contribuyente y que se cumpla con las obligaciones tributarias de una manera voluntaria. Esos son nuestros principales objetivos, y para eso incluso establecemos módulos de educación tributaria. Pero en este momento nos parece, respecto al fraude, que en una situación tan crítica como la que estamos viviendo es un acto totalmente insolidario. Indudablemente habrá algún fraude, pero todavía no tenemos datos estimados del ejercicio pasado.

¿Cómo está siendo esa tendencia en los últimos años?

–No es una evolución constante, a decir verdad.

Como medida de concienciación, ¿nos podría explicar cómo afectan estas actividades fraudulentas a la sociedad y a las arcas forales?

–Indudablemente, nuestras políticas públicas, la gestión de las mismas, depende de lo que recaudamos. El perjuicio es para toda la ciudadanía. Nos impide desarrollar servicios públicos que podríamos prestar con mayor alcance y capacidad. Por eso comentaba que es un acto, para nosotros, totalmente insolidario y que hay que intentar erradicar cualquier conducta de evasión fiscal.

Es importante concienciar a la gente desde que se encuentra en edad escolar acerca de las responsabilidades fiscales, ¿verdad?

–Así es. Desde jóvenes creo que es muy importante que todos tomemos conciencia de para qué sirven nuestros impuestos y también ser conscientes de que hay que evitar ese tipo de conductas. Podemos poner ejemplos: un viaje de estudios en el que unos pagan y otros no, pero al final lo disfrutamos todos. Si llegamos a la web de la Diputación Foral de Álava veremos en el departamento de Hacienda ejemplos muy didácticos para la gente joven, en los que puede trasladar a sus situaciones cotidianas supuestos en los que el fraude les afectaría.

En otro orden de cosas, el miércoles hicieron público que la recaudación acumulada ascendía a 358 millones de euros, lo que suponía un 7% menos que en el primer trimestre del año anterior. ¿Prevén un mantenimiento a lo largo del año o una recuperación?

–La verdad es que creo que en este momento todavía es muy prematuro aventurar que esta situación vaya a tener una afección en el conjunto de la recaudación prevista para todo el ejercicio 2021. Hay que señalar también, respecto a estos datos del mes de marzo, que no pueden compararse en términos homogéneos a la situación que teníamos en el ejercicio 2020. Los datos que teníamos entonces no reflejaban aún el efecto directo de las medidas de paralización, de suspensión de la actividad económica, y sin embargo este año aún estamos en una situación de pandemia. Pero además hay que añadir otro elemento que está influyendo de forma importante en esa recaudación, que son las medidas que hemos tomado contra el covid –anulación de los pagos fraccionados de autónomos y autónomas, etc.–. En cualquier caso, vamos a estar atentos, como hemos estado desde que empezó esta situación.

Finalmente, ¿quiere lanzar algún mensaje a los contribuyentes en esta atípica campaña?

–Nosotros desde el principio hemos estado atentos a la situación. Hay que destacar que en este recorrido hemos arbitrado más de 300 millones de euros en medidas que han facilitado esa liquidez a empresas y familias. Y, por supuesto, vamos a seguir constantemente vigilantes a las situaciones que se vayan produciendo, y a cómo va la recuperación económica, porque me parece que en la última parte del ejercicio constatamos que la capacidad de recuperación de nuestro tejido económico es muy importante. De hecho, permitió en el mes de febrero, una vez ya cerrados los datos de 2020, que las entidades locales pudieran disponer incluso de 9,2 millones más de euros de los que hasta esa fecha tenían. A los contribuyentes quiero animarles a que en esta campaña de la renta tengan tranquilidad. Vamos a facilitar los medios necesarios para que puedan hacer su declaración de forma más fácil y segura, y sin dejar a nadie atrás.
 

"Los datos de la recaudación del primer trimestre de este año no pueden compararse de forma homogénea a la situación de 2020"

"Indudablemente, la lucha contra el fraude es una constante en nuestra actividad desde el departamento de Hacienda"

"Nuestro objetivo es facilitar los medios necesarios para poder efectuar la declaración sin dejar a nadie atrás"


Noticias relacionadas

noticias de noticiasdealava