Araba

Poco movimiento en los hoteles de Vitoria

Lentamente empiezan a entrar reservas en la capital alavesa, mientras en Laguardia sí crece la demanda y la ocupación se prevé buena en Semana Santa

11.03.2021 | 00:10
Poco movimiento en los hoteles de Vitoria

Algo se empieza a mover en los hoteles de Vitoria tras anunciar el Gobierno Vasco la libre movilidad por Euskadi, aunque las reservas de habitaciones llegan, poco a poco, y todavía de forma residual. Los hoteleros esperan que más adelante, a última hora, crezca la demanda de alojamientos de cara a San José y Semana Santa. Y, aunque no suele ser habitual por estas fechas, confían en que este año vizcaínos y guipuzcoanos se animen a pernoctar en Gasteiz ante la imposibilidad de salir del País Vasco.

Sin embargo, lamentan que no puedan venir visitantes extranjeros y de Madrid y Cataluña que antes de la pandemia suponían un porcentaje muy elevado de sus clientes. Por eso, al mismo tiempo que se flexibiliza la movilidad, reclaman que se acelere el proceso de vacunación.

Donde sí están notando más movimiento de llamadas es en Laguardia.Rioja Alavesa solía ser uno de los destinos turísticos preferidos por vascos, madrileños y catalanes en Semana Santa. Esta época del año es, junto con la vendimia, temporada alta en la villa medieval.
 

Interés por Rioja Alavesa

Los alojamientos ya han comenzado a recibir llamadas de ciudadanos interesados en reservar habitación para los fines de semana de este mes. En el corazón de Laguardia, Chari García reconoce estar "súper contenta" con la apertura a la libre movilidad por Euskadi. "Lo hemos pasado tan mal... Porque en Vitoria, al menos, hay población, pero aquí, quién va a venir a pernoctar del mismo Laguardia", opina desde Hospedería Los Parajes.

Sin embargo, cuando el viernes el lehendakari anunció el levantamiento del cierre por municipios, comenzó a sonar el teléfono. "Más de 70 llamadas recibimos sólo el viernes", cifra Chari. Las 18 habitaciones del establecimiento ya están ocupadas para este fin de semana, pero también para Semana Santa y San José. "Y la sensación es similar en el resto de alojamientos de Laguardia", indica. "No vamos a tener a los habituales turistas extranjeros, pero sí a los que vienen de Bizkaia y Gipuzkoa", reconoce. De hecho, la mayoría de los que ya han reservado son "clientes míos que vienen de un año para otro y que, nada más enterarse, llamaron y me dijeron: Chari, este año volvemos a pasar la Semana Santa contigo". Se refiere a familias y parejas que le van a llegar de Gernika, Amorebieta, Sestao, Santurce, Donostia y Bilbao.

Así que, "parecido a antes no va a ser porque hay aforos que respetar, por ejemplo en el comedor, pero estoy contenta sólo de pensar que vamos a trabajar, ya que hasta ahora sólo hemos tenido alojados trabajadores que podían moverse por temas laborales", explica.

Similar conclusión extrae Asier Agirre, de Sercotel Boulevard de Vitoria. "Hasta ahora nos hemos ido manteniendo con trabajadores de empresa, pero los fines de semana no venía nadie, así que entiendo que algo mejorará la situación de cara a Semana Santa", espera. De hecho, ayer comenzaron a cerrar reservas para el día de San José. En concreto, "tenemos 40 habitaciones ocupadas de las 90 totales", contabiliza. "Para Semana Santa, de momento, hay menos movimiento, veinte habitaciones reservadas", añade. "Vamos poco a poco.

Donde sí que están notando más movimiento es en Laguardia", comenta. No obstante, su duda es hasta qué punto vizcaínos y guipuzcoanos van a elegir Gasteiz como destino para sus vacaciones. "Igual este año como no pueden salir de Euskadi se animan, pero habitualmente el porcentaje de clientes vascos que tenemos es apenas de un 5%", sostiene.

La libre circulación por Euskadi le parece una medida acertada. "Tenemos que abrir, poco a poco, ver qué pasa e ir vacunando. Ya se abrió la hostelería y no ha pasado nada porque contagios se dan en todos los sitios, no sólo en los bares. Así, al menos nos dan un poco de respiro, sólo espero que no caigamos otra vez", manifiesta Agirre.

Al hotel Araba, llamar, lo que se dice llamar, también ha llamado gente, pero no son demasiado optimistas, dice José Suárez, preocupado por el cierre de las comunidades autónomas. "No pueden venir turistas de fuera y llegaban muchos de Madrid, Barcelona y extranjeros que estaban de paso", lamenta. "A ver si se animan de Bizkaia, ya que no pueden salir de Euskadi...", espera.

Con todo, en el hotel Araba han seguido trabajando al 40%, pese al cierre de los municipios, gracias al llamado turismo de negocios. "Para trabajar han podido moverse, al menos eso ha animado un poco la ocupación, pero los fines de semana, no ha habido nadie", indica.

Tampoco han notado mucho cambio en el hotel Canciller Ayala de Gasteiz. "De momento, está parado; el movimiento es residual", indica su directora Gema Guillerna, aunque confía en que más adelante, a última hora, aumenten las reservas de cara a Semana Santa. "Vizcaínos y guipuzcoanos no suelen venir muchos, pero este año no sé, igual se deciden, como todo es nuevo...; por ahora, no tenemos reservas",, sostiene.

En el hotel General Álava, por su parte, aseguran no tener previsiones, ya que hasta el lunes seguirán cerrados.

Toque de queda

La presidenta de SEA Hostelería constata que los hoteles de Gasteiz no han experimentado una entrada de reservas masiva estos días, más bien lenta y vaticina que tampoco se disparará la ocupación en semana Santa.

En cambio, sí que augura buenas perspectivas al turismo en Rioja Alavesa donde el interés por pernoctar ya se ha notado. "El turista que viene a Vitoria tiene la ventaja de que es la capital vasca mejor ubicada pero, claro, para el que viene de otra comunidad, y este año no pueden venir por el cierre perimetral", lamenta Elena Martín. "Sí que hay gente que llama para jugar al golf o para actividades muy concretas, pero poco más", apunta.

No obstante, confía en que la situación cambie a partir del verano. "Va a depender de las vacunas, en cuanto haya vacunas nos van a dejar movernos, y esperemos que levanten el toque de queda, que es tremendo y no ayuda nada al turismo porque ¿quién va a ir a dormir a un hotel si no puede ni salir a cenar a las ocho de la tarde y a las diez ya tiene que estar en la habitación", se cuestiona Martín.

Detalles

Hoteles. El movimiento de reservas comienza a notarse, pero muy poco. Los hoteleros confían en que, más adelante, la ocupación de los alojamientos crezca de cara a Semana Santa.

Turistas. Los hoteleros lamentan que no puedan venir turistas de Madrid, Cataluña o extranjeros, visitantes habituales antes de la pandemia. Por el contrario, esperan que clientes no tan habituales otros años, como vizcaínos y guipuzcoanos, se animen al no poder salir de Euskadi.

"Se empieza a mover, ayer mismo entraron reservas para San José; para Semana Santa, muy pocas aún"

Asier Agirre

Sercotel Boulevard

"De momento está parado, el movimiento es residual; confío en que más adelante crezca la ocupación"

Gema Guillerna

Canciller Ayala

"En Rioja Alavesa sí ha habido muchas llamadas y parece que la ocupación va a ser buena"

Elena Martín

SEA Hostelería

"El viernes tuvimos más de 70 llamadas y ya tenemos completo para Semana Santa y San José"

Chari García

Hospedería Los Parajes de Laguardia