Turismo

Álava salva la Semana Santa

La libre circulación por Euskadi y la prohibición de salir del País Vasco disparan las reservas de habitaciones en los alojamientos rurales, completos ya al 81% por vizcaínos y guipuzcoanos para los días festivos, y cerca del 84% de 2019

10.03.2021 | 00:44
Álava salva la Semana Santa

Un bombardeo de llamadas para reservar habitación es lo que están recibiendo estos días los establecimientos turísticos rurales de Álava desde que el lehendakari anunció el viernes la libre movilidad por Euskadi, que entró en vigor ayer. "La situación ha cambiado radicalmente. Hemos pasado de un cierre perimetral que nos ha hecho polvo durante un año a todo lo contrario", apunta Joseba Markinez desde Pobes donde, por fin, va a abrir de par en par las puertas de su casa Elai Etxea para alojar a "todo vizcaínos y guipuzcoanos".

Desde el viernes pasado, el móvil no para de sonar en este establecimiento, a un ritmo de entre diez y quince llamadas al día. "No me pasaba desde hace cuatro años", apunta. Resultado: ocupación completa para los días festivos de Semana Santa y más reservas que cualquier mes de marzo anterior a la pandemia.

El mismo ambiente se respira por todo el territorio, como constatan los datos facilitados por Nekatur. Álava es la provincia con mayor ocupación de Euskadi para Semana Santa, 81% a día de hoy, frente al 65,30% de Bizkaia y el 61,35% de Gipuzkoa. "Una muy buena noticia, la mejor de lo que llevamos de pandemia", considera Idoia Ezkurdia, gerente de la asociación de alojamientos rurales de Euskadi, que en Álava cuenta con 46 establecimientos asociados (26 casas rurales, 19 agroturismos y un apartamento turístico rural).

Con estos porcentajes, no tiene ninguna duda de que se va a alcanzar la ocupación de 2019 (84%) e, incluso, superar. "No lo esperábamos para nada", indica. Entre otras razones porque "pensábamos que sólo se iba a permitir circular dentro de cada territorio. El hecho de abrir al resto de Euskadi y, a su vez, haber comunicado que no se puede salir del País Vasco, ha cambiado completamente la situación, para bien", señala la gerente de Nekatur.

Semana Santa se perfila, de este modo, casi como antes del covid, una época de temporada alta de playa o monte en Euskadi en lo que a turismo rural se refiere. Pero es que, este año, además, las ganas de salir de casa de los vascos, tras un largo año de restricciones a la movilidad, hacen que las habitaciones de los alojamientos rurales estén ya ocupadas de cara a la semana de Pascua, el puente de San José y algunos fines de semana de este mes de marzo. "Nos está sorprendiendo la demanda de alojamientos para los días de Pascua, que no suele ser una semana como otra del año, pero tampoco de lleno", subraya Ezkurdia.

Naturaleza, tranquilidad, descansar y alejarse de grandes aglomeraciones es lo que busca el visitante que ha decidido pasar la próximas vacaciones en Álava. "Por extensión y población, es el territorio que oferta todas estas bazas si lo comparamos con Bizkaia o Gipuzkoa, y más en esta era covid", explica Ezkurdia. De ahí que las reservas se hayan disparado en cuatro días.

A Pilar López, al frente del alojamiento rural Guikuri de Murua no le ha pillado por sorpresa. Se lo esperaba. "Había mucha presión para abrir", manifiesta. Con todo, creía que primero abrirían la movilidad dentro de cada territorio y después permitirían viajar por toda la comunidad. No se esperaba una circulación libre desde el principio. "Incluso teníamos reservas de vizcaínos antes de saber si podían salir", señala. Así las cosas, Pilar ya se prepara para recibir esta Semana Santa a turistas de Donostia, Elgoibar, Zumaia e, incluso, de Maeztu. "Sobre todo, gente de la costa", puntualiza.

Los últimos quince días ya han pernoctado en Guikuri visitantes de Vitoria al estar permitida la movilidad entre municipios colindantes como Gasteiz y Zigoitia. "Lo peor fue el cierre municipal porque, claro, quién va a venir del propio Zigoitia a dormir a Murua", se cuestiona. Ahora, en cambio, "la gente tiene ganas, también porque da la sensación de que la pandemia mejora", apunta.

Ganas de trabajar Los agroturismo y casas rurales de Álava tienen ganas de trabajar y de que esta flexibilización de las medidas restrictivas por el coronavirus se mantenga en el tiempo. Al menos, es lo que sus propietarios transmiten a Nekatur. Y, aunque la Semana Santa se presenta bien, no olvidan que se mantienen otras limitaciones que siguen afectando a sus negocios, como la reducción de aforo en los alojamientos, sobre todo, perjudica a las casas más grandes, de 18, 20 y 24 habitaciones, ya que el perfil del cliente que reserva estos días es el familiar, es decir, padres con hijos y parejas. En cualquier caso, "en dos semanas no podemos recuperar las pérdidas de todo un año, más teniendo en cuenta que la ocupación en Semana Santa casi siempre ha sido buena", reconoce Markinez.

Aiaraldea, completo Por comarcas, lidera el ranking de reservas Aiaraldea, con el cien por cien de sus plazas al completo. Le sigue Llanada (97%), Valles Alaveses (84%), Gorbeialdea (83%), Rioja Alavesa (72%), Vitoria (67%) y Montaña (65%).

A orillas del embalse de Legutiano, en Elosu, Juani Perea se muestra "contenta" al colgar el cartel de completo para Semana Santa en su establecimiento Atxarmin. "A ver si no pasa nada que haga que nos cierren", desea. Y es que, son muchos meses sin apenas clientes. "El verano pasado trabajamos un poco y, después, en invierno, algo con los trabajadores del polígono de Gojain, pero apenas nada", lamenta.

En cambio, desde el pasado viernes, el goteo de reservas no cesa y, aunque es mayor la demanda de apartamentos que de habitaciones, como están llenos, la gente también alquila habitación", explica. "El viernes y el sábado fue un continuo bombardeo de llamadas. Fue anunciar Urkullu la libre movilidad por Euskadi y empezar a sonar el teléfono", explica. "La gente quiere, sobre todo, monte", así que este año, Atxarmin va a ofrecer bicicletas eléctricas a sus clientes, ya que hasta junio no comenzará la temporada de piraguas, uno de los principales reclamos de este agroturismo de Elosu.

En la casa rural Natura Sobrón, la mayoría de las llamadas interesándose por la disponibilidad del alojamiento son, por ahora, para Semana Santa. "El resto de marzo tenemos plazas libres", apunta Luis Santos. "Y todos son vizcaínos y guipuzcoanos, no llama nadie de otras comunidades autónomas; saben que no pueden venir". Tiene claro que las reservas que ahora llegan "nos pueden desahogar, dar un poco de respiro, pero no son suficientes para remontar porque todos estos meses de atrás que hemos estado cerrados sin estar cerrados", lamenta.

Además de alojamiento, Natura Sobrón oferta a los turistas talleres de cerámica y txalaparta, así como actividades al aire libre. "Vienen para descansar, estar tranquilos, pasear y hacer rutas por la naturaleza; como mucho aprovechan para visitar el Museo del Agua y las salinas de Añana", subraya Santos.

lidera álava

81%

ocupación. En agroturismos y casas rurales de Álava, por encima del 65,3% de Bizkaia y del 61,35% de Gipuzkoa, a día de hoy. En Aiaraldea, los establecimientos están al 100%.

"No esperábamos tan buen dato; pensábamos que sólo iban a dejar moverse por el territorio"

Idoia Ezkurdia

Gerente de Nekatur

"El viernes y el sábado fue un bombardeo de llamadas, nada más hablar Urkullu"

Juani Perea

Atxarmin (Elosu)

"Teníamos reservas incluso antes de saber si se podía salir; sobre todo, de gente de la costa"

Pilar y Nuria

Guikuri (Murua)

"Hemos pasado del cierre que nos ha hecho polvo durante un año a todo lo contrario"

Joseba Markinez

Elai Etxea (Pobes)