Los efectos de la crisis del coronavirus

El pánico hunde las bolsas

El Ibex 35 registra una caída del 7,96%, la mayor desde el referéndum del 'brexit' en 2016 coronavirus y el derrumbe hasta un 30% del precio del petróleo desploman los mercados internacionales

09.03.2020 | 23:29
Varios peatones con mascarilla, junto a una pantalla que muestra cifras de la bolsa del Japón. Foto: Efe

madrid – La bolsa española registró ayer la quinta mayor caída de su historia reciente (desde que existe el Ibex a finales los 80) con una caída del 7,96% por la bajada de los mercados internacionales, el desplome del petróleo (el Brent baja el 20%) y el temor a una recesión por el coronavirus, según expertos consultados. El índice de referencia del mercado nacional, el Ibex 35, registró su mayor bajada desde el referéndum del brexit en junio de 2016 (ese día perdió el 12,35%) con un retroceso de 666,9 puntos en esta jornada, el 7,96%, hasta 7.708,7 puntos, también nivel de junio de 2016. En el año se deprecia el 19,27%. En Europa concluyeron con pérdidas superiores o similares: Milán bajó el 11,17%; París el 8,39%; Fráncfort el 7,94% y Londres el 7,69%.

La bolsa comenzaba el día con caídas cuantiosas, que rondaban el 7% después de que los mercados asiáticos acabaran con notables bajadas por la expansión de la epidemia de coronavirus y el temor a una recesión económica. La contracción del PIB japonés del último trimestre del año el 0,7% traía a Tokio una pérdida superior al 5%, en lo que influía el anuncio de Arabia Saudí de rebajar el precio de su crudo e incrementar su producción después de que no lograra que Rusia se sumara al recorte propuesto la semana pasada. Esto hacía caer el barril esta madrugada a cerca de 31 dólares, el 30,92% respecto al cierre del viernes, su mayor descenso diario desde la guerra del Golfo de 1991.

Además, las plazas del sudeste asiático cedían entre el 6 y el 8%, mientras que Hong Kong perdía el 4,23% y el CSI 300 chino el 3,42%. En palabras del profesor del IEB Javier Santacruso, "la situación de los mercados es la unión de tres cosas: el coronavirus, el petróleo y por otro la incertidumbre en torno a las medidas que los gobiernos y los bancos centrales adopten para mitigar no sólo el coronavirus sino también ahora la crisis petrolera".

guerra de precios de crudo Para el director de inversiones de Luna Sevilla Asesores José María Luna se ha añadido un nuevo factor, ya que "la guerra de precios entre Arabia Saudí y Rusia no sólo se queda ahí, sino que afecta a otros países, como EEUU", además de influir en la renta fija, sobre todo en la estadounidense, lo que explicaría las inyecciones de liquidez de la Reserva Federal.

En este sentido, este banco central ha facilitado 150.000 millones de dólares al sistema financiero estadounidense en esta jornada, al tiempo que Alemania facilitaría ayudas por importe de 11.400 millones y España anunciaba un plan de choque. Según los analistas, Arabia Saudí cuenta con la ventaja de que es el país con menores costes de producción de crudo, por lo que puede utilizar esa posición para arrastrar los precios. "Estamos en condiciones sin precedentes en las que el mercado observa qué productor pestañea primero. Aunque los precios bajos pondrán a prueba el balance fiscal de Arabia Saudí, tienen el menor coste por barril, y con su baja deuda pueden usar las reservas soberanas para aguantar el dolor", escribieron analistas de la firma S&P Global Platts en una nota ayer.

Riad ha ofrecido descuentos masivos al precio de los contratos de abril y se prepara ya para un aumento masivo de su producción para superar los 10 millones de barriles por día, en vez de los 9,7 millones actuales, aunque tiene capacidad para llegar hasta los 12,5 millones, según fuentes citadas por el canal especializado CNBC.

Otros motivos que afectaban a la situación de los mercados eran la la suspensión de la negociación de los futuros sobre los índices bursátiles estadounidenses cuando perdían el 5% o las medidas de confinamiento adoptadas en Lombardía (Italia).

Mientras, la onza de oro subía levemente, hasta 1.680 dólares, y las compras de deuda llevaban a la rentabilidad del bono alemán al mínimo histórico del -0,867% (la deuda estadounidense a largo plazo llegaba a bajara también hasta el mínimo histórico del 0,3198%).

La caída de la bolsa española venía con mínimos históricos en la rentabilidad de la deuda alemana (-0,856% al cierre) y estadounidense (0,502% a media sesión), en tanto que la onza de oro se acercaba a 1.680 dólares. Al cierre nacional, Wall Street bajaba más del 6%.

las mayores caídas Repsol acabó con la tercer mayor caída del Ibex al ceder el 15,13%, seguido por el BBVA, que cedió 13,21% y el Banco Santander en quinto puesto con un descenso del 11,97%. Telefónica perdió el 9,81%, Iberdrola el 6,64% e Inditex, el 4,96%.

El principal descenso del Ibex correspondió a ArcerlorMittal, el 17,32%, seguida por el Banco Sabadell, con una caída del 15,8%. El sexto lugar fue ocupado por Mapfre, con un retroceso del 11,03%, mientras que Bankinter cedió el 10,41% y ACS el 10,01%. Merlín Properties acabó con la menor bajada, el 1,06%, mientras que Grifols cedió el 1,83% y Amadeus el 2,79%. En el mercado continuo se negociaron 3.700 millones y solo subió una compañía, la constructora San José, el 0,1%, tras saberse que la Operación Chamartín será aprobada a finales de mes.

la bolsa de eeuu

wall street se detiene 15 minutos

Cesó la cotización. Wall Street detuvo ayer durante 15 minutos la cotización, en respuesta automática a la brusca caída de las acciones que componen sus principales selectivos. La interrupción temporal de la actividad fue detonada por caídas del Dow Jones y el S&P500 de un 7% apenas cinco minutos después de que abriesen los mercados, arrastradas por la caída en los precios del petróleo y los temores de los inversores a la expansión del coronavirus. Lejos de cortar las pérdidas, en la reapertura los índices perdieron aún más, superando el 7%, para luego recuperarse levemente. La cotización volverá a detenerse si la caída del S&P500 llega al 13%.

los apuntes

Alemania acuerda ayudas. Ante la magnitud de la epidemia, el Gobierno alemán acordó una serie de ayudas para las empresas, como la articulación de mecanismos compensatorios para la aplicación de jornada reducida. Así, la Oficina Federal de Empleo asumirá un 60% del sueldo neto que dejen de percibir los empleados.

El gasto público de Italia, excluido del déficit. La Comisión Europea ha confirmado que el gasto extraordinario que apruebe el Gobierno italiano para contrarrestar el impacto económico del brote de coronavirus será excluido del cálculo del déficit estructural.

la cifra

100

puntos. La deuda pública española ha sacado partido, como el resto de renta fijas europeas, a las alertas económicas que genera el coronavirus y eleva la prima de riesgo muy por encima de los 100 puntos básicos. En dos semanas ha subido hasta 40 puntos.