Manomanista

Las claves de una final histórica

Xalton Zabala, Jon Apezetxea, Xabier Euzkitze y Aitor Elkoro analizan el duelo de este domingo entre Jokin Altuna y Erik Jaka

29.11.2020 | 00:23
Erik Jaka y Jokin Altuna, durante la elección de material del pasado jueves. Foto: Efe

bilbao – Jokin Altuna y Erik Jaka disputarán este domingo ( a partir de las 16:30 en ETB-1) una final muy especial en la historia del Campeonato Manomanista. Para empezar, será tan solo la sexta ocasión en más de 70 ediciones en la que dos pelotaris guipuzcoanos lucharán por esta txapela, y la primera vez desde hace nada menos que 65 años. Como triste novedad, a causa del coronavirus, el título se dirimirá sin la presencia de público en el frontón. Además, se estrenará en una final la reducción de la pasa desde el cuadro del siete al seis y medio. El duelo también estará marcado por la amistad entre los dos aspirantes, formados en las filas del club Zazpi Iturri y pertenecientes ambos a la disciplina de la empresa Aspe. Xalton Zabala, su técnico en el equipo de Amezketa; Jon Apezetxea, intendente de Aspe; el periodista Xabier Euzkitze; y el expelotari Aitor Elkoro analizan una final histórica.

Xalton Zabala: "Se hicieron amigos enseguida"

Xalton Zabala cree que verá "tranquilo" la final entre dos pelotaris a los que adiestró en el club Zazpi Iturri de Amezketa. Zabala admite que sí que estuvo "nervioso cuando Jaka jugó contra Urrutikoetxea, no por cómo iba el partido en sí, sino por lo que se estaba jugando. Y porque si ganaba ese partido podía jugar la final. Imagino que los que estarán sufriendo ahora serán ellos. Hablé con ellos para darles la enhorabuena después de llegar a la final, pero estos días prefiero que se centren en lo suyo. No voy a darles consejos. Ya se los dan los padres, los abuelos, los tíos€ suelen estar bastante cansados. Normalmente, les dejamos en paz".

Al margen de que la txapela sea para Altuna o para Jaka, el técnico se sentirá un poco ganador, "porque los dos han sido pelotaris míos". El club Zazpi Iturri ya tiene "tres txapelas en mano a mano; dos con Irribarria y otra con Altuna".

El preparador relata que "Altuna empezó" en el Zazpi Iturri "con cinco o seis años, y Erik vino con once desde Lizartza. Hubo un momento en el que se cortó la escuela de allí, y él estaba solo jugando con pelotaris navarros en campeonatos de Navarra. Apareció por aquí, y aquí se quedó". Jaka es dos años mayor que Altuna, pero los dos pelotaris "enseguida se hicieron amigos. Los buenos se fijan entre ellos. Erik, para su edad, era un chaval grandote, bastante desarrollado. En cambio, Jokin, además de ser dos años más joven, era pequeñito. Pero Erik enseguida se dio cuenta de que el pequeñito ese jugaba mucho y de que les ganaba a todos los de su edad y a muchos que eran dos años mayores que él. Erik empezó a ayudarle y a enseñarle".

Los dos pelotaris no se enfrentaban entre sí "porque por edad no coincidían en sus categorías", pero "sí que jugaron un campeonato juntos, el Memorial Zuloaga, en Errenteria. Imagino que sería cuando eran alevines. Erik ganaba todos los torneos entonces, era muy bueno. Jokin había ganado en la categoría benjamín, y por no repetir, lo pusimos con Erik".

Hasta los 17 años, el de Lizartza jugaba como zaguero, pero "terminaba más tantos que el delantero, con un gancho, una volea€ Tampoco queríamos pasarle pronto porque podía perder el golpe. Y tenía otro problema, y es que con la izquierda jugaba muchísimo, pero con la derecha no acertaba a soltar. Al final lo pasamos adelante en juveniles y ahí está. Cada día va a mejor, e irá mejorando más. Date cuenta de que es el primer año que está jugando en primera".

Zabala no se explica por qué Jaka ha tardado tanto en tener una oportunidad en los mejores campeonatos: "Las empresas, si tienen cuatro figuras aseguradas, ya piensan ¿Para qué voy a subir a otro? Este llevaba ya un par de años pidiendo que le metiesen en Primera. Por eso pienso que seguirá mejorando. Al principio todo eran pegas. Que si no defendía, que si no sé qué. Y yo decía que tenía que aprender. Pero para aprender tienes que ponerle con los buenos. Es muy diferente jugar en Primera o en Segunda. En Segunda vas en cuarta, pero en Primera tienes que ir en sexta y durante una hora, y eso se coge jugando".

Altuna, en cambio, "casi no ha jugado más que en primera" categoría" desde que debutó en 2014, un año después de Jaka. El técnico cree que la forma de jugar de ambos pelotaris no ha cambiado demasiado desde que estaban en el club, pero sí "han cambiado muchísimo en lo físico. Por ejemplo, no sé si Altuna debutó con 67 kilos. Ahora también está flaco, pero físicamente se les ve muy bien preparados".

El técnico del Zazpi Iturri desea una final igualada: "Que vayan 18 o 20 iguales y que gane el mejor. A ver si podemos disfrutar de los dos pelotaris. Si se rompe el partido solo disfrutas de uno y sufres con el otro".

Zabala no podrá ir a Bilbao a ver la final y se resigna a seguir el encuentro desde casa: "Los bares están cerrados, la sociedad cerrada, solo puedes bajar al siguiente pueblo, que es Alegia, y ni siquiera puedes ir a Lizartza, que van a poner una pantalla gigante en el frontón para que vean el partido los del pueblo".

Jon Apezetxea: "Será un partido peleado"

El intendente de Aspe, Jon Apezetxea, considera que "Jokin Altuna sale como favorito" para ganar esta final, "pero creo que será un partido peleado. Los dos llegan en buen momento. Muchos no esperaban que Jaka llegase a la final, pero está ahí por méritos propios y los dos pueden ganar".

La estrecha relación entre los dos pelotaris puede influir en el juego: "Sabiendo que se conocen mucho y que han entrenado mucho juntos, va a ser un partido igualado. El que menos regale ganará el partido. Los dos juegan rápido, al ataque, y espero un partido de mucho ritmo. Los dos delanteros, juegan mucho adelante, y creo que será un partido bonito. A mí me da igual quién gane, solo pido que sea una gran final".

Apezetxea destaca como mejor virtud de Altuna "su capacidad para leer los partidos", mientras que tiene "pocos defectos. Antes, cuando el partido se le ponía cuesta arriba, se podía despistar, pero ahora sabe controlar eso".

El intendente, a su vez, elogia "el juego agresivo" de Jaka. El pelotari de Lizartza "ha llegado más tarde que Jokin" a los campeonatos de primera categoría: "Tiene ganados dos parejas y un cuatro y medio de Promoción. Siempre ha estado tocando a la puerta. Otro año le tocó jugar contra Ezkurdia. Este año ha tocado así, y ha ganado a Urrutikoetxea y a Elezkano. De aquí para adelante va a ser un pelotari para tenerlo en cuenta. Cuando uno llega a una final no es por casualidad".

En esta edición, la pasa se ha adelantado desde el cuadro siete hasta el seis y medio, medio cuadro o 1,75 metros menos de lo que era habitual. Para Apezetxea, el saque está influyendo "una barbaridad" en el juego. "Antes era importante en el mano a mano, y ahora más. Los pelotaris están sacando todos de costado, buscando el cinco en la pared, le dan más velocidad€ ahora se está haciendo más daño con el saque. El que saca mucho tiene la posibilidad de ganar partidos. En la final, va a ser fundamental".

Los dos finalistas pertenecen a Aspe, que tiene garantizado un nuevo título: "Estamos en una buena racha. Se está trabajando bien. Aspe es una empresa que es como una familia, hay buen feeling, y eso hace mucho. Los técnicos, Jokin Etxaniz y yo, siempre salimos en los medios y estamos en los frontones, pero hay mucha gente que trabaja en la oficina. Con buen rollo se consiguen cosas. Sabemos que algún día tocará al revés, pero mientras tanto que siga así". Los finalistas no podrán escuchar los consejos de un botillero, pero el goizuetarra cree que "los pelotaris se están acostumbrando" a esta circunstancia: "Son chavales bien preparados, física y mentalmente".

Xabier Euzkitze: "Hubiera podido ser una final muy especial"

El periodista Xabier Euzkitze lamenta que, "habiendo costado tanto" que dos pelotaris guipuzcoanos lleguen al último partido del Manomanista, la final tenga que jugarse sin público: "Es una pena", porque, además, tanto Altuna III como Jaka atraen a mucha gente al frontón. "Pienso que hubiera sido una final muy especial de no haber sido por la pandemia, pero ha resultado así. No habrá aplausos, ni gritos, ni pancartas, pero aún así, será un partido histórico y así lo viviremos". El locutor de Euskal Telebista destaca el buen momento de la pelota guipuzcoana: "Suele haber rachas. Para los guipuzcoanos es una alegría, y para la gente que trabaja en los clubes siempre es importante ver que sus pelotaris llegan ahí. Antes que un guipuzcoano se metiera en la final ya era noticia. El actual campeón, Iker Irribarria, es guipuzcoano, y los dos finalistas de este año también. Y hay otros que vienen por detrás que pueden estar arriba en los próximos años, como Artola. En estos momentos tenemos grandes manomanistas".

Euzkitze ve a Altuna "bastante favorito. Por un lado, porque está acostumbrado a jugar partidos con mucha presión y, por otra parte, porque es un pelotari más completo: saca mucho, sabe sufrir, y, a pesar de que se le llama artista, defiende muchísimo, sabe terminar los tantos y tácticamente pocas veces se equivoca. En estos momentos, lo veo muy fuerte. El dinero saldrá muy claramente a favor de Altuna". Jaka, por su parte, "ha demostrado que es un pelotari muy peligroso. Tiene una capacidad ofensiva increíble. Ha llegado a la final con mucho mérito. Si acierta con el saque, es un rival muy peligroso para cualquiera". El periodista destaca que los dos finalistas "se conocen muy bien". Seguramente, serán los dos pelotaris que más horas han metido jugando el uno contra el otro. Saben en qué aspectos del juego pueden hacer daño al contrario, pero es un arma de doble filo y hay que saber jugar la final. Creo que Altuna llega con más posibilidades de desplegar su juego. En algún momento del partido contra Darío también le vimos con problemas para hacerlo, porque el contrario también aprieta".

Aitor Elkoro. "El trabajo en Gipuzkoa está dando frutos"

El último participante guipuzcoano en una final Manomanista hasta que Iker Irribarria se adjudicó la txapela de 2016 fue Aitor Elkoro. El pelotari de Elgeta, subcampeón en 1997 y 1999, está "contento, porque el trabajo en Gipuzkoa está dando sus frutos" y dos representantes del territorio han llegado a la final: "Esto va por rachas. Se ha visto que en los últimos años se ha trabajado bien la base de la pelota en Gipuzkoa y tenemos en la final a estos chavales, y más que hay, como Irribarria, Rezusta, Albisu€ Que dos guipuzcoanos lleguen a la final manomanista es una buena noticia para los guipuzcoanos. Yo jugué dos finales y perdí las dos, pero tengo un buen recuerdo de esos partidos. El mano a mano llena mucho al pelotari, y es un objetivo importante".

Elkoro relata que "el juego ha cambiado radicalmente desde mi época. Antes se sacaba una vez y la segunda era falta, ahora lo han adelantado€ Hace años que todos restan de aire. Es el juego que se lleva ahora, y como no entres en ese juego no tienes nada que hacer en el mano a mano. Se está jugando a un ritmo vertiginoso, y para mí los partidos se quedan un poco cortos. Son partidos intensos, pero cortos. Es un espectáculo".

"Son dos pelotaris que viven la pelota al 100%. Aunque sean amigos, irán a muerte"
Aitor elkoro. Expelotari

"Altuna está acostumbrado a jugar con mucha presión y es un pelotari más completo"
xabier euzkitze. Periodista de ETB

"De aquí para adelante, Erik Jaka va a ser un pelotari para tenerlo en cuenta"
Jon Apezetxea. Intendente de Aspe

"Que gane el mejor en la final. A ver si podemos disfrutar de los dos pelotaris"
Xalton zabala. Técnico del Zazpi Iturri

"En los últimos años se ha trabajado bien la base de la pelota en Gipuzkoa"
Aitor elkoro. Expelotari

"No habrá aplausos, ni gritos, ni pancartas, pero, aun así, será un partido histórico"
xabier euzkitze. Periodista de ETB

"Sabiendo que los dos se conocen mucho, creo que va a ser un partido igualado"
Jon Apezetxea. Intendente de Aspe

"Erik enseguida se dio cuenta de que el pequeñito ese –Altuna– jugaba mucho"
Xalton zabala. Técnico del Zazpi Iturri


noticias de noticiasdealava