El 1x1 ante el Real Madrid

El triunfo de un colectivo

06.02.2021 | 01:26
Giedraitis intimida un tiro a canasta a cargo de Causeur. Foto: Juanjo Martín

Henry Grandes dosis de criterio en el timón. Muy superior en la dirección a los livianos bases de un Real Madrid que añora como nunca a Campazzo. Alimentó de forma notable a todos sus compañeros.

Sedekerskis  Su emparejamiento con Llull fue un filón para el TD Systems en los primeros compases de la velada. Posteó una y otra vez al balear provocando situaciones de ventaja y sumando canastas en el cuarto inicial.

Giedraitis Dejó en evidencia tanto a Abalde como Rudy. Fases de máxima inspiración en ataque demostrando que se le caen los puntos de los bolsillos. También recorrió kilómetros en labores de contención.

Jekiri Otro de los jugadores que contribuyó al despegue vitoriano en los compases iniciales. Se adueñó del control de las zonas ante la ausencia de Tavares. Incluso recuperó su puntería desde la media distancia.

Peters Pocos 'cuatros' en Europa abren el campo de una forma tan magistral. Sus mágicas suspensiones desde la línea del 6,75 hundieron en la miseria al Real Madrid, incapaz de puntear sus tiros de entrenamiento.

Vildoza  Mucho tiempo después volvió a disfrutar y explotar su talento. Firmó canastas de auténtica fantasía pese a tener muchas manos encima. Tras el descanso, se agigantó para destrozar la débil defensa merengue. Polonara  Esta vez suplente de Peters, alzó la voz tras el descanso para hurgar en la herida del Real Madrid. Omnipresente en todas las facetas, se sumó a la fiesta con su pegada exterior y su raza en las penetraciones. Dragic  Quizás la nota más discordante de la velada. Intrascendente en un segundo cuarto donde, salvo dos faltas provocadas, no aportó prácticamente nada. Ivanovic le retiró la confianza de cara a la segunda mitad.

Diop Buenos minutos en la primera parte en los que sacó a Tavares de su zona de influencia y se atrevió con los tiros abiertos. También se hizo grande bajo el aro intimidando varios intentos de canasta del anfitrión.

Fall Baza de Ivanovic bien entrado el choque en un momento donde Tavares necesitaba un antídoto en la 'pintura'. Sin embargo, no tuvo continuidad y pasó de puntillas por la conmovedora exhibición azulgrana.

-Raieste El alero letón tan solo disputó el último minuto de la velada cuando todo el pescado ya estaba vendido. Apenas tuvo tiempo para conseguir un rebote ofensivo en ese escaso intervalo de tiempo.