Llega una joven perla islandesa

El club recluta para su cantera a Róbert Birmingham, un alero de 2 metros y apenas 15 años

11.08.2020 | 23:21
El club recluta para su cantera a Róbert Birmingham (izquierda)

vitoria – El Baskonia sigue fiel a su política de captar talento a edades muy tempranas en cualquier rincón del planeta. En un mundo cada vez más globalizado donde la competencia para hacerse con cualquier promesa es cada vez más feroz, el club vitoriano no renuncia a incorporar a aquellos imberbes valores susceptibles de convertirse algún día en jugadores importantes dentro del mundo de la canasta.

En este sentido, el último en aterrizar en la capital alavesa ha sido Róbert Sean Birmingham, un bisoño islandés perteneciente a la generación del 2004 que pese a su corta edad ya ha debutado en la máxima categoría de la competición escandinava. La flamante apuesta azulgrana cumplirá 16 primaveras el próximo 4 de septiembre, mide ahora dos metros justos, actúa en la posición de alero y procede del UMFN Njardvik, con el que sumó 2 puntos y 2 rebotes en un partido de la pasada temporada.

Ayer mismo se le vio posando sonriente en la sala de prensa del Buesa Arena después de que su padre Brenton Birmingham, en su día también jugador de baloncesto en Islandia, desvelara en una red social el acuerdo alcanzado con el Baskonia, cuya dirección deportiva encabezada por Alfredo Salazar siempre permanece atenta a cualquier perla que muestra maneras en cualquier lugar del mundo.

Estas promesas suelen atarse a la entidad alavesa con un contrato de larga duración y pasan directamente a engrosar las categorías inferiores con vistas a comenzar un proceso de mejora a nivel físico, técnico y táctico bajo la supervisión de los técnicos de la cantera. Si la emergencia sanitaria lo permite y la Liga EBA arranca con normalidad el próximo 17 de octubre, podría integrarse en el filial del Baskonia con el fin de adquirir algo de experiencia.

Birmingham ya ha sido internacional con Islandia en categoría juvenil y está considerado uno de los jóvenes con más futuro de un país que cuenta con escasa tradición de baloncesto. El alero Haukur Palsson, antiguo temporero del Baskonia que acaba de fichar por el Andorra de Ibon Navarro, y el gigante Tryggvi Hlinason (Casademont Zaragoza) son los rostros más conocidos del momento.