Actualidad municipal

Vitoria adjudica el contrato de limpieza pública y recogida de basuras

Cespa-Onaindia asume la gestión del servicio hasta 2025

13.04.2021 | 09:37
Una mujer deposita una bolsa en los containers de desperdicios en Vitoria.

El Ayuntamiento de Vitoria acaba de rubricar este martes el último trámite para la adjudicación del contrato del servicio de limpieza pública urbana, recogida y transporte de residuos urbanos en Gasteiz por un importe de 103,12 millones de euros, IVA no incluido. El último paso ha tenido lugar este martes en la Junta de Gobierno Local celebrada a primera hora de la mañana.

La adjudicación de la contrata de limpieza viaria y recogida de basuras en la capital alavesa para los cuatro próximos años ya está en marcha tras un tortuoso y complicado concurso. La prestación del servicio recae en la propuesta presentada por Cespa-Onaindia que en las fases previas había sido la oferta mejor valorada y la que presentó la mejor oferta econonómica, según ha ido informado DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA a lo largo del proceso

Esta UTE ha terminado por imponerse a la oferta de FCC-Valoriza-Balgorza, que se había quedado como única competidora en el desenlace del concurso, tras la decisión de la Mesa de Contratación de excluir a Urbaser-Enviser.

Confirmación de oferta

La confirmación de la oferta de Cespa-Onaindia como la más ventajosa en relación calidad-precio llega avalada por un informe de los servicios técnicos, después de aceptar el máximo órgano de contratación municipal las aclaraciones de información requeridas hace mes y medio.

Esta decisión de poner fin a 14 años de FCC al frente del servicio de limpieza en Gasteiz, no se presenta como un sencillo camino de rosas a la hora de completar la transición a la nueva prestataria. El desenlace del proceso vive pendiente de la anunciada intención de FCC-Valoriza-Balgorza de explorar, como primera vía, la opinión del Órgano de Recursos Contractuales de Euskadi (OARC).


La amenaza del recurso de FCC

En la documentación de adjudicación se estipula que tras el proceso de comunicación de selección de la oferta y adjudicación del servicio, se abre un plazo de 15 días hábiles a contar desde la jornada siguiente de recibir la notificación, en caso de que alguna empresa quisiera interponer recurso

En caso de que la multinacional, todavía presataria del servicio, decida interponer el recurso ante el OARC la adjudicación del nuevo contrato quedaría paralizada a expensas de conocer la resolución y a quien concede finalmente la razón el órgano administrativo de recursos contractuales de Euskadi. El plazo medio en el que suele emitir sus resoluciones se sitúa en los dos meses.

Habrá que esperar a posibles nuevos movimientos de FCC-Valoriza-Balgorza para saber si terminan por interponer el recurso con el que ha venido amenazando y cómo puede eso afectar a la adjudicación.

La multinacional de Carlos Slim ya esbozó sus intenciones al término de la polémica sesión de la Mesa de Contratación del 17 de noviembre de 2020, cuando se desvelaron las puntuaciones de las tres empresas participantes en el concurso.

Aludieron, a las puertas del Ayuntamiento de Gasteiz, a cuestiones referidas a las cerraduras electrónicas presentadas por las dos competidoras y que no cumplían los requisitos del pliego. Esta posibilidad del recurso de FCC-Valoriza-Balgorza es otra de las cuestiones que se planteó en la reunión de ayer y los integrantes del equipo de gobierno temen que este movimiento será toda una realidad por parte de la multinacional, una vez que se desvele la identidad de la propuesta ganadora.

noticias de noticiasdealava