Coronación ultima su mutación en un moderno ecobarrio

En los próximos tres meses se irán cerrando las zanjas abiertas en la calle para canalizar las conducciones

15.03.2021 | 00:15
Exterior de la futura central de calor, ubicada en los exteriores del centro cívico Aldabe, en una zona de la parcela que ocupó el estacionamiento. Foto: Alex Larretxi

La sala de calderas de biomasa, situada en Aldabe, estará rematada en abril

La transformación de Coronación y su entorno en un moderno ecobarrio afronta su recta final. Las labores para rematar la central de calor y las canalizaciones encargadas de transportar hasta los domicilios la energía térmica generada en la sala de calderas de biomasa, situada en la parte baja del centro cívico Aldabe, tienen señalada su fecha de conclusión para abril.

También durante estos meses se van rematando los tajos en las diferentes calles en las que se han colocado en el subsuelo las tuberías de distribución del agua caliente y la calefacción. Cuando finalice este mes, se cerrarán la zanjas abiertas en las calles Kutxa y Domingo Beltrán para acercara las comunidades adheridas su nueva fuente de calor.

trimestre final La llegada de abril va a dar paso a los tres meses definitivos para culminar el proyecto SmartEncity, iniciado en 2016, y que tiene fijado en el próximo julio la fecha de fin de obra, a expensas de que pueda surgir algún contratiempo que estire algo más ese plazo. A lo largo de abril los cinco inmuebles que han dado el paso por acoger en su interior una nueva manera de recibir el agua caliente sanitaria y el calor, verán terminada la instalación de sus canalizaciones.

Durante el mes de mayo las obras finalizarán en la plaza de la Ciudadela y en junio la calle Badaia cerrará el círculo de las obras y zanjas en las calles. En el tramo final de esta arteria están las cuatro comunidades adheridas al proyecto, en el punto más distante del epicentro de distribución del calor y el agua.

central de biomasa Uno de los sótanos del centro cívico Aldabe se ha reconvertido para albergar la sala de calderas. Allí los operarios se afanan por llegar a finales de abril con la firme intención de tener todo listo. La dimensión de este punto neurálgico se ha tenido que rediseñar para dar servicio a las 302 viviendas finalmente adheridas, cuando la previsión inicial se situaba por encima de las 1.300. A lo largo del último año, los vecinos de la zona han tenido que convivir con las zanjas en las calles y por las que se han soterrado. Las conducciones se extienden por calles como Eulogio Serdán, Kutxa, Aldabe, Coronación y siervas de Jesús para dar servicio a las 26 comunidades adheridas.

Esas conducciones cerrarán el ciclo de unos trabajos que comenzaron con la colocación de nuevas envolventes en las fachadas, a modo de abrigo con el que proteger a los edificios y blindarlos ante posibles pérdidas o fugas de calor por puntos esenciales como el tejado o las ventanas de cada vivienda.

Canalizaciones especiales. La red de tuberías colocadas por las calles se compone de barras rígidas de 12 metros. El aislamiento térmico es de espuma PUR de alta densidad con un lamda de 0,027 W/mK, que se adhiere fuertemente a la tubería y al envolvente formando un material compuesto que le confiere resistencia mecánica y a la vez un mínimo de pérdidas térmicas. Además posee un sistema de detección de posibles fugas con un margen de precisión de tan solo un metro para detectar el punto exacto.