Artziniega insonoriza el comedor de Arteko Gure Ama

El Ayuntamiento ha contado con una subvención del programa Udalaguntza del Departamento de Educación

03.09.2020 | 00:45
Vista de Artziniega. Foto: A.O.

Artziniega – El Ayuntamiento de Artziniega ha aprovechado el verano para llevar a cabo varias mejoras en el colegio público Arteko Gure Ama, para las que se contaba con una subvención del programa Udalaguntza de Educación. En concreto, se trata de las obras de insonorización e iluminación del comedor escolar, respondiendo a una petición hecha por el centro educativo.

Esta actuación se completará con el cambio del sistema de alumbrado exterior del propio colegio, con lámparas de ahorro energético. Además, se ha procedido a la tala de varios ejemplares de chopos en mal estado situados dentro del perímetro del centro escolar, así como el aparcamiento de la zona deportiva, a fin de evitar riesgos de posibles caídas por vientos.

Por otro lado, aunque el municipio también ha rehusado celebrar sus fiestas patronales de La Encina –que, en situaciones normales, estarían en pleno apogeo– sí que disfrutará esta semana de varias actividades de ocio a pie de calle. En concreto, a las 19.00 horas de mañana viernes llegará a la plaza Garai, a través del programa Vital por Álava, la obra de teatro Beldurrik ez! y a las 12.00 horas del domingo (6 de septiembre), en el frontón Toñín Luengas, la asociación local Bizindar ofrecerá el campeonato de tronza mixta de Álava, en el que está previsto la participación de cinco parejas. Esta competición se completará con una exhibición de aizkora (corte de tronco con hacha).

Por último, el Departamento de Salud del Gobierno Vasco reforzará la realización de PCR en una decena de municipios –ocho vizcaínos y dos alaveses– con la instalación de módulos para atender así a los pacientes que puedan tener un cuadro de coronavirus o incluso ser asintomáticos. En el caso de Álava, se trata de los centros de salud de Amurrio y Llodio. El objetivo es poder realizar pruebas masivas en el exterior de las instalaciones, si fuera necesario, y no poner en peligro al resto de pacientes.