366 días albiazules

27/febrero/1972: Al finalizar el partido, Quintana recibe patadas de un espectador en Palencia

27.02.2021 | 00:27
Temporada 1971-72. De pie (izq. a dcha.): Barrenetxea (portero suplente), Iguarán II, Escalza II, Tella, Madariaga, Español y Tobalina. Agachados (izq. a dcha): Arrayet, Amutio I, Chomin, Quintana y Pineda. Foto: Archivo particular Ángel Antón Tella

¿Se acuerdan de los dientes de sierra que comentaba en días pasados?. Esos dientes de sierra han sido una constante en la historia del Alavés. Estamos en la temporada 1971-72. Feliz y brillantemente, pero con el sufrimiento innato al entorno albiazul, el Deportivo Alavés ha dejado atrás la categoría regional y se encuentra de nuevo peleando en Tercera en un grupo con equipos de lo más variopinto.

Hay conjuntos con potencial económico, de capitales de provincia, filiales, históricos y algunos cuya mayor dificultad es el estado de su terreno de juego. Sólo sube uno a Segunda División, no existe la Segunda B, otro promociona por el ascenso, cuatro descienden y otros cuatro promocionan por no descender a regional. Cada partido va a ser una final, con algo en juego en cada encuentro.

Sigue como técnico Agustín Barcina, el entrenador bombero y apagafuegos oficial albiazul, tras lograr el ascenso del equipo. La plantilla se renueva al 50%. Los fichajes, varios cedidos, con más renombre son los de Iguarán II (Real Sociedad), Chomin y Escalza II (Burgos), Madariaga (Real Madrid) y Amutio I (Pontevedra). En diciembre llega, para tratar de paliar la falta de gol, el delantero Errandonea (Burgos).

Con estos mimbres se empieza a escuchar la palabra ascenso, pero nada más lejos de la realidad. El equipo no da para eso. Pronto se han olvidado las penurias del descenso a Regional. Tras la Primera eliminatoria del Campeonato de España, el Mirandés elimina al Deportivo Alavés, Barcina es cesado el lunes 8 de noviembre. El 14 de noviembre frente al Calvo Sotelo de Puertollano, la alineación y dirección técnica, desde el banquillo, corren a cargo del presidente José Antonio Orbea. Presencia el partido, llega para hacerse cargo del equipo, José María García de Andoin, que no puede ejercer de entrenador al haber sido técnico del Cádiz en esta temporada. ¡Ganas de meterse en líos!

Tras multas y sanciones de la Federación, el club albiazul pone en orden todo lo relativo a lo reglamentado. Ficha como entrenador Manolo Millán, pasando a ocupar la Secretaría Técnica García de Andoin. Es el 10 de febrero de 1972. Cinco días más tarde, martes 15 de febrero, tras perder frente al Talavera (1-0) en tierras toledanas, dimite el presidente, el resto de la directiva y García de Andoin. Queda al mando Millán. De la mano del no siempre reconocido Millán, el equipo encadena una racha de cuatro victorias consecutivas que le alejan de la zona de peligro, que se encontraba tan solo a dos puntos de diferencia.

Comienza la racha ganando al gallito Salamanca en Mendizorroza (2-0) y la siguiente salida a Palencia despierta a la afición albiazul. Hay cuentas pendientes con los palentinos desde la temporada 1969-70, ya que la lucha por no descender a Regional fue entre castellanos y albiazules, dilucidándose la misma en el último partido liguero. A pesar de la rivalidad, el partido transcurre deportivamente. El primer tiempo finaliza con empate (0-0) y a los cuatro minutos de la reanudación Errandonea cabecea el único gol del encuentro. El Palencia se lanza al abordaje, surgiendo, entonces, las figuras de Tobalina en la portería, que lo para todo, y de Tomás Quintana, cerebro albiazul, que sabe anestesiar el encuentro.

Quintana fue un fino futbolista vizcaíno natural de Balmaseda que jugó siete temporadas en el Deportivo Alavés. Tuvo su homenaje, junto al vitoriano Tella, el 30 de agosto de 1975, partido que sirvió de presentación para el argentino Jorge Valdano. Al finalizar el encuentro, dirigiéndose a los vestuarios, es agredido por un exaltado que le propina varias patadas. Quintana es llevado a los vestuarios en brazos de sus compañeros, totalmente sorprendidos, recuperándose posteriormente en la caseta con la alegría del triunfo logrado.

MANOLO MILLÁN
"Debíamos una satisfacción a esta magnífica hinchada que se ha desplazado. Ha sido una alegría ver esta mañana por las calles de Palencia a tantos aficionados. Esto nos estimula porque vemos que la hinchada sigue con el equipo".

FINAL DE LIGA
Al finalizar la Liga en el Grupo II de Tercera, Osasuna ascendía y Salamanca promocionaba para ascender. Oberena, Real Unión, Aragón y Boetticher-Navarro descendían a Regional, mientras que Calvo Sotelo de Andorra, Tudelano, Getafe y Talavera tenían que jugar para tratar de eludir el descenso.

También podía haber escrito sobre...

27 de febrero de 1921. Primer partido con la denominación Alavés, se enfrenta a una selección militar y vence (6-0).

27 de febrero de 1938. 2º partido de la Copa Brigadas de Navarra, el CD Logroño amaga retirarse en Mendizorroza (1-0).

27 de febrero de 1966. Brazaletes por el fallecimiento de Manuel Millán Manzanares. Estuvo en la primera alineación oficial.