Oportunidad

Noche de reencuentro

Un motivado Alavés busca dar la sorpresa contra el Villarreal, anterior equipo del técnico albiazul Javi Calleja

21.04.2021 | 00:12
Javi Calleja en el banquillo de Mendizorroza en el partido contra el Huesca.

Sin prácticamente tiempo para asimilar el crucial triunfo del pasado domingo contra el Huesca –y con el golazo de Battaglia aún merodeando en la cabeza de la mayoría de ellos–, los jugadores del Deportivo Alavés volverán a calzarse sus botas esta noche (21.00 horas) para enfrentarse a otro equipo que visita Mendizorroza en un gran momento de forma y con su objetivo aún por cumplir. En esta ocasión, si los pupilos de Javi Calleja quieren dar otro importante paso hacia la salvación, tendrán que batir al Villarreal, que, comandado por Unai Emery, ha llegado a las semifinales de la Europa League y ha cogido ventaja respecto al Betis y la Real Sociedad en la lucha por la quinta plaza.

Este partido, además, tendrá un sentido especial para el actual técnico alavesista. Tras retirarse como futbolista en Osasuna, Calleja comenzó su carrera en los banquillos al frente del juvenil del submarino amarillo y fue su buena labor en este –ganó tres ligas y una Copa de Campeones– la que le llevó a dar el salto primero al filial y poco después al primer equipo a consecuencia del pobre inicio de campaña (2017-18) que tuvieron los valencianos con Fran Escribá. El entrenador madrileño le cambió la cara a los groguets y protagonizó, con cuatro victorias y un empate en sus primeros cinco partidos, el mejor inicio de un entrenador del conjunto amarillo en la máxima categoría. El Villarreal terminó quinto aquella temporada y Fernando Roig decidió renovarle, pero el rumbo se torció varios meses después.

Un mal inicio en la temporada 2018-19 acabó con el despido de Calleja y la incorporación de Luis García, que asumió el cargo para sacar al equipo de la zona baja. No obstante, el actual entrenador del Mallorca empeoró aún más la situación y, solo 50 días después de haber sido expulsado del submarino, Calleja volvió a subirse a él para sacar a la escuadra amarilla de los puestos de descenso y acabar salvándola (14º). Al año siguiente, el cuadro valenciano terminó de nuevo en la quinta posición, pero en contra de la opinión de parte importante de su afición, la secretaría técnica groguet prefirió buscar una alternativa con más caché y no dar continuidad al proyecto de un hombre que ellos mismo habían calificado como de la casa.

Córdoba se une a la lista de bajas conformada por Ely y Rubén Duarte, que guardará reposo para recuperarse de su lesión en el pie derecho


El Villarreal llega en racha a Mendizorroza; los pupilos de Unai Emery han sumado cuatro victorias en los últimos cinco partidos

Ilusión renovada La victoria contra el Huesca tuvo un significado mucho más amplio que los tres puntos. Los albiazules necesitaban un resultado positivo para desquitarse de la presión por no haber ganado desde la visita del Valladolid y, sobre todo, para seguir confiando en la idea del entrenador madrileño. Algo que, con una derrota, hubiese sido bastante complicado. Además, tras casi dos meses de penurias y decepciones que comenzaron después de la derrota ante Osasuna –o tal vez un poco antes–, el Glorioso por fin logró asomar la cabeza y abandonar esos temidos puestos de descenso en los que durante varias semanas se había visto encerrado sin aparentes signos de poder salir de ellos.



 Asimismo, al igual que lo fue el choque contra el conjunto altoaragonés, el enfrentamiento de esta noche ante el submarino amarillo también será una final para Javi Calleja, que no quiere dar ningún partido por perdido a sabiendas de que cada punto es una batalla ganada en la apretada guerra por la permanencia. Para buscar la sorpresa, el técnico albiazul tendrá a su disposición a toda la plantilla a excepción de Ely, Córdoba y Rubén Duarte. El lateral almeriense fue sustituido en el descanso del encuentro ante el Huesca y deberá guardar reposo para recuperarse de una lesión en la fascia plantar de su pie derecho. Por otro lado, las novedades en la convocatoria serán los regresos de Florian Lejeune y Manu García. Ambos se perdieron la última jornada por sanción y vuelven a estar a disposición de Calleja.

Los de Emery, por su parte, llegan a Mendizorroza inmersos en una gran dinámica (4 victorias en los últimos 5 partidos) y con el trauma de lesiones que tuvieron hace varias semanas –y que condicionó sobremanera sus actuaciones– completamente superado. El entrenador guipuzcoano únicamente deberá afrontar la baja confirmada de Iborra y la duda de Estupiñán. Además, el que seguro no se perderá la cita de esta noche es el delantero Gerard Moreno, que visita al Alavés en estado de gracia y a solo cinco goles de ser el máximo goleador histórico del Villarreal, récord que sigue ostentando el italiano Giuseppe Rossi.

CALLEJA: "NO PODEMOS RELAJARNOS"
Confianza.
Javi Calleja se estrenó el domingo en Mendizorroza de la mejor manera posible y, sin mucho tiempo para digerir la victoria, afronta esta noche una nueva jornada que, además, tendrá un significado especial para él: "Pasé muchos años en Villarreal y siempre les voy a estar agradecidos. Me dieron la oportunidad de comenzar en el fútbol base y llegar al primer equipo". Por otro lado, los groguets saltarán al césped del estadio babazorro con la intención de llevar la iniciativa del duelo, algo que choca con la idea que el técnico madrileño ha ido promulgando desde que asumió el cargo, pero que no le preocupa."No vamos a jugar a ver quién tiene la posesión. Nosotros vamos a competir con nuestras armas y buscaremos la victoria con ellas. Son un equipo acostumbrado a tener el balón y no va a ser fácil quitárselo, pero lo que no vamos a hacer es regalárselo. Debemos intentar que lo tengan el menor tiempo posible", explicó.


 

noticias de noticiasdealava