Bruselas abre un expediente por la Ley de Mercado a Reino Unido

La CE le da un mes al gobierno británico para que corriga su violación al acuerdo del ‘brexit’

02.10.2020 | 01:10

madrid – La Comisión Europea inició ayer un procedimiento de infracción contra Reino Unido por violar el Acuerdo de Retirada que fija las condiciones del brexit y le da un mes para que corrija la situación, lo que supone la primera fase de un expediente que en última instancia llegará al Tribunal de Justicia de la UE si las partes no resuelven antes la disputa. La jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, informó que ayer enviaron una "carta de emplazamiento" a las autoridades británicas, lo que supone el primer paso de un expediente sancionador.

Un portavoz del Gobierno de Boris Johnson declaró que Londres responderá al requerimiento "a su debido tiempo", pero que el Ejecutivo británico ya "ha dejado claro" cuáles son las razones para introducir las modificaciones que afectan al Protocolo de Irlanda del Norte. "Necesitamos crear una red de seguridad jurídica para proteger la integridad del mercado interno británico y garantizar que los ministros siempre puedan cumplir con sus obligaciones con Irlanda del Norte y proteger los logros del proceso de paz", remarcó.

una ley inaceptable La Unión Europea dio a Londres hasta este miércoles, 30 de septiembre, para enmendar la controvertida Ley del Mercado Interior con la que Londres ignoraría algunas de las disposiciones del acuerdo del brexit en lo que afecta al control de mercancías a su paso de Irlanda del Norte a Gran Bretaña. Sin embargo, el proyecto de Ley recibió el aval de la Cámara de los Comunes el mismo día en que expiraba el plazo europeo para su retirada y continúa su tramitación parlamentaria. La Unión Europea interpreta que esta ley es "inaceptable" porque permite a Londres incumplir los compromisos que asumió con el bloque respecto al paso de mercancías de Irlanda del Norte a Gran Bretaña, lo que supone una "violación del Derecho internacional". Pese a las solicitudes de la Unión Europea, el Gobierno británico no ha retirado las partes controvertidas del proyecto de ley, lo que ha decidido a los servicios comunitarios a incoar el procedimiento de infracción.