El Gobierno vasco estudia las medidas que se aplican en el Estado y en Europa por si son necesarias en Euskadi

El portavoz del Ejecutivo vasco, Bingen Zupiria, afirma que desconoce si habrá que tomar nuevas restricciones antes de fin de año, y llama a tomar precauciones para crear entornos seguros en las reuniones familiares de Navidad

05.12.2021 | 10:40
El Gobierno vasco pide crear entornos seguros en Navidad

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha encargado al departamento de Salud del Gobierno vasco que realice un análisis de las medidas que se aplican en otros lugares del Estado y en otros países de Europa para poder aplicar a Euskadi, en caso de que sea necesario, para frenar los contagios por la pandemia de la covid-19. En todo caso, estas posibles restricciones serían sometidas "al dictamen" del Tribunal Superior del País Vasco (TSJPV) antes de su implantación.

Así lo ha anunciado el portavoz del Gobierno vasco y consejero de Cultura y Política Lingüística, Bingen Zupiria, que también ha considerado que pueden crearse "entornos seguros" familiares en Navidades, con todos vacunados y adoptando precauciones.

En una entrevista en Radio Euskadi,  Zupiria ha reconocido que, a lo largo de la pandemia, hay "incertidumbre y permanentemente se producen sorpresas", y ha considerado que "nadie se imaginaba la situación que se está viviendo ahora en centro y en el Este de Europa, especialmente en algunos estados, en lugares que fueron casi ejemplares en la primera oleada de 2020", como Suiza, Austria y Alemania.

"Supongo que es lo que nos toca, ser conscientes de que estamos viviendo en medio de una pandemia, que va a tener brotes y rebrotes, y que vamos a tener que convivir con ella porque no parece que vayamos a liquidar al virus en el corto plazo", ha añadido.

El portavoz del Ejecutivo vasco ha rechazado que en Euskadi, al margen del pasaporte covid, no haya medidas restrictivas obligatorias, "otra cosa es que se cumplan o no".

"Todos sabemos que no deberíamos llevar un bocadillo a un estadio de fútbol o comérnoslo en el partido. Todos sabemos que, si entramos a un local de música a escuchar un concierto, debemos evitar el consumo de bebida y comida en la pista, y debemos mantener la mascarilla todo el rato. No lo hacemos", ha indicado.

LA AZOKA, EJEMPLO DE BUENA ORGANIZACIÓN


Asimismo, ha explicado que todo el mundo sabe las condiciones en las que hay que relacionarse con otras personas, y ha destacado la Azoka de Durango como ejemplo de "que se pueden hacer bien las cosas". "Y se hacen cumpliendo las normas que están en vigor, evitando aglomeraciones de personas. Para eso se ha limitado el aforo y se ha ordenado la forma de entrada de personas", ha manifestado.

Bingen Zupiria ha precisado que "las normas está ahí y están para cumplirse, otra cosa es que no se haga". Además, ha subrayado el "esfuerzo enorme" que está realizando para hacer frente a esta situación, y ha recordado que el pasado jueves se hicieron 15.000 test.

"Esa también es una medida que se adopta para hacer frente a esta situación. Finalmente, aunque ha concentrado toda la atención, se ha incorporado como una medida más la exigencia de acreditar la vacunación completa para acceder a una serie de lugares --el pasaporte covid para locales de ocio nocturno y restaurantes de más de 50 comensales--", ha insistido.

SIN ESCATIMAR RECURSOS 


A Zupiria le consta, tal como asegura la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, "que no se están escatimado recursos ni humanos ni materiales para hacer frente a esta situación".

Además, ha recordado que, en la actualidad, un porcentaje altísimo de vascos están vacunados. "Por lo tanto, estamos protegidos y, como consecuencia de eso, se están produciendo menos ingresos en hospitales, menos ingresos en UCIs y menos fallecimientos que el año pasado. Sabemos también que hay una situación de riesgo cuando convivimos con personas que no se han vacunado, y por lo tanto, ante esa situación, nos tenemos que ajustar", ha añadido.

Mientras tanto, según ha remarcado, Osakidetza "quiere cumplir con todas las obligaciones de servicio que había asumido con los ciudadanos y es probable que, si hay un aumento de las personas que deben ser ingresadas en hospitales y UCIs, haya que retrasar algunos servicios no urgentes que el servicio debía prestar".

Bingen Zupiria ha manifestado que se acercan las Navidades y, "quien más, quién menos, tiene unos días guardados para acabar el año, también los médicos y enfermeras, y muchos de ellos habían planificado sus vacaciones". "Y esta situación de emergencia sanitaria va a exigir que en algunos casos se refuercen las necesidades", ha explicado.

También cree que también es importante recordar, "y esto ha sido así desde el primer momento de la pandemia, que el sistema vasco de salud funciona como una red única y las personas que necesitan ser atendidas se pueden trasladar de un centro a otro para recibir esa asistencia que necesitan". "Nadie se ha quedado en Euskadi, desde que se inició la pandemia el año pasado, sin recibir la atención que necesitaba", ha subrayado.

NAVIDADES SEGURAS


El portavoz del Gobierno vasco ha querido ser "prudente" ante la situación que pueda haber en Euskadi en Navidades, pero ha añadido que la gente sabe "lo que debe hacer ahora y probablemente también" en las fechas navideñas, que es cumplir con las medidas sanitarias, como llevar mascarilla, mantener las distancias, presentar el certificado de vacunación para ciertos establecimientos y, una vez en su interior, evitar situaciones de riesgo. "Si todos asumimos nuestra responsabilidad, probablemente la situación sería más llevadera", ha asegurado.

Bingen Zupiria ha dicho que en Navidades, en una familia con todos vacunados, los de más de 60 con la tercera dosis y probablemente también algunos niños menores también con la vacuna inoculada, con una "conveniente" ventilación en un lugar cerrado y unas mínimas precauciones, "se puede crear un entorno seguro".

Además, cree que muchas familias tomarán la decisión de hacerse un antígeno y comprobar, antes de esa reunión familiar, que se encuentran en buen estado. "Con todas estas medidas, yo creo que podríamos vivir unas navidades diferentes a las del año pasado, no quizá como las de antes, pero sí parecidas", ha aseverado.

PRÓXIMO LABI


Sobre la fecha en la que podría celebrarse una nueva reunión del LABI, ha apuntado que dependerá del lehendakari, Iñigo Urkullu, que ha pedido al departamento de Salud que haga un análisis de otras medidas que se están utilizando, "no solo en el Estado español, sino también en otros estados europeos para ver cuál de ellas podría ser también aplicable en este momento en la Comunidad Autónoma Vasca".

"En función de ese análisis, de cuál sean las circunstancias que vivamos, se tomarán decisiones que, en todo caso, se someterán previamente al dictamen del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco", ha insistido.

LLAMAMIENTO A VACUNARSE


Por último, ha hecho un llamamiento a las personas que no han vacunado todavía para advertirles de que "asumen un riesgo para su situación sanitaria personal", que existen "más posibilidades para su contagio", que puede tener "un desarrollo más peligroso que para quienes están vacunados, y que también fueran conscientes, respetando su decisión y su libertad, de que están también tensionando el sistema sanitario".

En esta línea, ha aclarado que los hospitales están ocupados ahora, sobre todo, por personas que no se han inoculado el antídoto. "Y esa ocupación del sistema sanitario trae consigo que haya que aplazar o retrasar otro tipo de servicios que Osakidetza debe prestar a los ciudadanos", ha concluido.

noticias de noticiasdealava