¿Cómo será la gripe?

Aunque habitualmente los expertos recomiendan dejar una semana de descanso entre pinchazo y pinchazo, esta vez creen que juntarlas es "desde el punto de vista estratégico una buena oportunidad para ganar personal vacunado"

10.10.2021 | 23:47
Imagen de archivo de una campaña de vacunación antigripal. Foto: Oskar M. Bernal

Las comunidades ultiman las campañas de la vacuna de la gripe que comenzarán a finales del mes de octubre, este año por vez primera con la dificultad añadida de avanzar en paralelo al tercer pinchazo contra el coronavirus. Los expertos piden disposición a vacunarse en un año que no se prevé de los peores, pero en el que sí se da por hecho que habrá más casos y muertes que el pasado. Cosa que por otro lado no es difícil, pues el virus se mantuvo en unos niveles inusualmente bajos en 2020-2021: a mediados de enero se habían detectado en el Estado español seis casos de gripe común. Así que este año, en la línea de lo que ha pasado en el hemisferio sur, se espera un pico de incidencia, siempre sin llegar a los datos anteriores a la pandemia.

El Centro Nacional de Epidemiología muestra que en la temporada 2019-20, la gripe común afectó en el Estado a un total de 652.400 personas, de las cuales 1.800 pasaron por la UCI y 3.900 murieron a causa de la enfermedad. El año anterior (2018-2019) esta enfermedad había causado unas 6.300 muertes. Juan Antonio Sanz, de la Asociación Española de Medicina Preventiva, Salud Pública y Gestión Sanitaria, no espera en ningún caso que la gripe alcance los niveles de temporadas anteriores.

Aunque el uso de la mascarilla ha descendido al aire libre, es obligatoria aún en tiendas, colegios y en otros espacios interiores. Y se ha comprobado su gran efectividad. No obstante, tal y como apunta José María Molero, vocal de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, este invierno habrá una movilidad social prácticamente normal y menos gente protegida de manera natural porque la gripe no circuló el año pasado. "Eso va a significar que es más probable que haya una transmisibilidad del virus mayor", sostiene.

El cuerpo recuerda la infección, y eso es lo que explica que la población más proclive a infectarse sean los niños y los adolescentes en lugar de los adultos, que a lo largo de su vida ya han pasado la gripe más veces. Una opinión que no comparte sin embargo Jorge Carrillo, vocal de la Sociedad Española de Inmunología (SEI), que no cree que la caída de las infecciones durante un año afecte mucho al siguiente. Para él lo que marcará la diferencia será la cepa de virus que circule [A o B]. "No pienso que vayamos a tener una campaña más severa por el hecho de que el año pasado no lo fue", apunta Carrillo.

Juan Antonio Sanz apunta a que las previsiones de Estados Unidos son que haya una gran transmisión. "Yo tengo mis dudas, pero la gripe siempre nos puede sorprender", dice. La Comisión de Salud Pública aprobaba esta semana un pinchazo adicional de la vacuna frente a la covid-19 en mayores de 70 años para empezar a inyectarla a finales de octubre. La campaña de la gripe comienza a finales de octubre o principios de noviembre, una simultaneidad que supondrá un sobreesfuerzo para los servicios de salud.

"Quizás haya dificultades para dar abasto... Habría que seguir usando los vacunódromos", expresa José María Molero, que lamenta que vuelve a haber mucho trabajo en la Atención Primaria porque crecen las infecciones respiratorias y hay que descartar que sea covid-19. Algunas comunidades ya han anunciado que pincharán las dos vacunas a la vez a los mayores de 69 años. Baleares, por ejemplo, planea pincharlas en un mismo día a 119.000 personas entre el 4 y el 21 de noviembre; Catalunya empezará el día 25 de octubre y prevé que puedan coincidir, aunque no en todos los casos; Castilla y León a finales de mes...

Aunque los expertos recomiendan normalmente dejar una semana de descanso entre pinchazo y pinchazo, creen que en esta ocasión juntarlas es "desde el punto de vista estratégico una buena oportunidad para ganar personal vacunado", explica Juan Antonio Sanz. Normalmente, la transmisión de la gripe se envalentona a finales de diciembre o principios de enero. Sin embargo, este año parece que el virus podría circular antes. Y si eso ocurre y los picos se adelantan al mes de noviembre quizás las vacunas que se empezarán a administrar a finales de octubre lleguen un poco tarde.

"Entre la segunda y cuarta semana se consigue el objetivo... Quizás tendríamos que haber adelantado un poquito la vacunación, sería mejor", dice este experto en medicina comunitaria. De entre todos los mensajes, los expertos inciden en uno: el año pasado hubo una buena aceptación de la vacuna que esperan que se repita en esta ocasión en los grupos de riesgo: ancianos, personal sanitario, o personas inmunodeprimidas, entre otros. "Espero que este año la gente se vacune de forma generalizada... La vacunación contra la gripe es eficaz, previene de enfermedades graves", zanja Jorge Carrillo.

La efectividad de la mascarilla está comprobada: a mediados de enero se habían detectado seis casos de gripe común en el Estado

No se prevé que este año sea de los peores, pero sí se da por hecho que habrá más casos y muertes que el pasado, por ejemplo

noticias de noticiasdealava