Alerta sanitaria

Completar la pauta de los menores de 60 años, el gran caballo de batalla

Sindicatos como ErNE amenazan con acudir a los tribunales si se incumplen las 16 semanas

27.05.2021 | 00:56
La falta de stock de AstraZeneca es el problema de fondo. Foto: Efe

bilbao – La Ertzaintza retoma hoy la vacunación a los agentes menores de 60 años con Pfizer. En la actualidad, hay 6.400 ertzainas con una primera dosis de AstraZeneca y otros mil policías locales en la misma situación. Todos ellos pueden, de forma voluntaria, rechazar una segunda dosis de Pfizer y aguardar a que les inoculen AstraZeneca, pero se desconoce cuál será la respuesta mayoritaria de este colectivo ya que la oferta inicial de Osakidetza es inocular el antídoto de Pfizer.

La decisión de los profesionales esenciales menores que 60 años que ya han recibido la dosis de AstraZeneca será individual, aunque algunos de los sindicatos y colegios profesionales que les representan critican que la fórmula de vacunación propuesta sea combinada. El problema que subyace es que no hay stock de vacunas suficiente de AstraZeneca, ya que la farmacéutica no ha cumplido con las entregas comprometidas. Desde el sindicato ErNE hablan de "enfado general" y sensación de "coacción", aunque muchos declaran que prefieren esperar a ser llamados para repetir con la vacuna de Oxford. En el Colegio de Farmacéuticos de Gipuzkoa se señala que su recomendación también es esperar y completar la pauta con AstraZeneca, pero cada colegiado hará lo que considere oportuno. En el colectivo de Educación impera la confusión y el temor a que transcurran las semanas y no estén inmunizados, por lo que algunos optarán por vacunarse con Pfizer.

Mientras tanto, la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, insistió ayer en que el llamamiento de Osakidetza es para vacunarse con Pfizer, y solo las personas que "excepcionalmente decidan no hacerlo, tendrán la oferta de AstraZeneca".

El secretario general de ErNE, Roberto Seijo, aseguró que el sindicato policial acudirá a los tribunales si estos agentes menores de 60 años no reciben la segunda dosis de la de Oxford dentro de la semana 16. Seijo censuró que "obligando a firmar una hoja" con su renuncia a recibir Pfizer, la Ertzaintza y las policías locales quedan "en un limbo", porque "en este momento no hay suficientes vacunas de AstraZeneca para todas las personas que han puesto la primera". Según apuntó, existe "un malestar muy importante" en ambos cuerpos por lo que "hay mucha gente que va a renunciar a ponerse una vacuna de Pfizer, porque no dan las garantías necesarias" y es "experimental". "Había un acuerdo sobre ponerse una vacuna, una segunda dosis, doce semanas después y no se ha cumplido. Ahora nos dicen que firmemos una hoja y esperemos a esa segunda vacuna AstraZeneca si hubiera. Nos parece un escándalo", lamentó.

"No puede ser que autonomías como Murcia, Madrid o Andalucía estén garantizando esa vacuna de AstraZeneca y Euskadi no la garantice", remató. Por ello, advirtió de que, "cuando ya pasen los plazos establecidos para recibir la segunda dosis, hasta la semana 16", Erne pedirá amparo a los tribunales de Justicia "para, sobre medidas cautelarísimas, exigirles y obligarles a que, si existen esas vacunas de AstraZeneca, tengan derecho todas esas personas que han pasado sus plazos".

Entre el colectivo de los docentes tampoco entienden por qué tienen que tomar una decisión tan importante firmando un consentimiento y piden garantías. En este sentido, Ana Pérez, de Steilas, asegura que "hay gente que dice: Yo me fío, que me pongan lo que quieran, y otra que prefiere esperar. Lo único que pedimos es que haya una garantía de que se les va a poner a todos la segunda dosis en plazo", subraya.

noticias de noticiasdealava