Los 'shots' de Jack Brooksbank

Al marido de Eugenia de York le acaban de pillar en un lujoso yate dejándose querer por varias modelos en 'topless'

23.08.2021 | 09:21
Jack Brooksbank, marido de Eugenia de York, posando con una modelo.

Cuando la monarquía británica hace 'shot' ya no hay 'stop'. Bien lo puso en marcha hace décadas la Reina Madre, 'chupitera' como pocas, y lo siguen practicando Windsors de la talla de Andrés de York o su (hasta ahora) responsable y modélico yerno: Jack Brooksbank, marido de Eugenia. El mismo al que acaban de pillar en un lujoso yate dejándose querer por varias modelos en 'topless'. Al parecer, palacio explica que se trataba de un viaje promocional de una conocida marca de tequila. Sin sal ni limón (eso sí), pero con mucho picante.

Los Windsor trinan

No hay verano sin agosto, ni agosto si un buen escándalo Windsor. Porque a la familia real británica, todos lo saben, el mes más caluroso del año les pone cantidad. Solo de este modo se explica que, cuando las revoltosas aguas desatadas por el terremoto Meghan Markle volvían a su cauce, estalle de nuevo otro tsunami en el corazón de la realeza con más flema del mundo. En esta ocasión, protagonizado por Jack Brooksbank, que quizá no les suene de nada, pero hasta hace una semana era el ñoño, risueño, aburrido y educado marido de Eugenia de York, la pelirroja hija de Andrés y Sarah Ferguson. La conocida royal-prima de William y Harry.

Pues bien, los Windsor trinan estas semanas con la amarilla prensa de Londres tras filtrarse unas polémicas fotos de Brooksbank navegando en un lujoso yate por las aguas de la bella costa de Amalfi. Y ustedes, cotillas, se preguntarán: ¿degustando la mejor gastronomía, arte y cultura italiana? ¡Para nada! Bebiendo chupitos junto a preciosas modelos, y en ausencia de su esposa, que se quedó en palacio atendiendo a August, su nuevo hijo de cinco meses de edad. Un comportamiento que ha tirado por tierra su imagen de padre y marido entregado, y ha desatado todo tipo de rumores de infidelidad. Aunque la confusión más escandalosa la ha generado el propio servicio de prensa de la familia Windsor, que ha justificado dicha actitud festiva recordando que Jack "trabaja como embajador de la marca de tequila Casamigos y estaba haciendo su trabajo". A lo que servidor se cuestiona: ¿Este tipo de quehaceres implica la promoción de una firma de combustible? Lo dudo hasta en perfiles estilo Rafa Mora, Noel Bayarri o Alberto Santana.

Sea como fuere, lo cierto es que mamá Ferguson se ha mostrado tajante ante tantos dimes y diretes. Lo primero es la familia, y que se note: "Jack es un hombre íntegro y un fabuloso esposo". Lo dice quien siempre ha defendido al mismísimo duque de York (su exmarido), incluso cuando la reina Isabel II le apartó de la vida pública en 2019 por su supuesta vinculación con la asquerosa red sexual de Jeffrey Epstein

noticias de noticiasdealava