El ERE entra en vigor el 1 de febrero

Los trabajadores de Aernnova continuarán con sus movilizaciones tras hacerse efectivos despidos

El ERE de Aernnova se reduce a 55 despidos al acogerse 27 trabajadores a prejubilaciones y bajas incentivadas

31.12.2020 | 13:00
Protestas de los trabajadores de Aernnova en Gasteiz

Un cierre nefasto de año. Los 405 trabajadores de Aernnova han vivido las últimas horas con el corazón en un puño a la espera de recibir la notificación por parte de la empresa de si estaban entre los 82 despedidos del ERE de extinción.

Dicha notificación se ha hecho efectiva a primera hora de esta mañana y mientras algunos de los trabajadores de la planta alavesa de Berantevilla respiraban aliviados, otros no tuvieron tanta suerte y acabaran engrosando en unos días la lista del paro. Un gran número de familias alavesas que se quedan sin trabajo en un momento delicado y en plena crisis del covid-19.

Finalmente, el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por Aernnova para 82 trabajadores de su planta de Berantevilla (Alava) afectará finalmente, de forma directa, a 55 empleados, mientras que los 27 restantes han decidido acogerse a fórmulas alternativas al despido, como prejubilaciones o bajas incentivadas.

Los datos definitivos del ERE y de los trabajadores que han optado por las alternativas al mismo planteadas por la dirección han sido dados a conocer este jueves por los responsables de la compañía al comité de empresa, según ha informado a Europa Press el presidente de este órgano, Juan Carlos Gómez.

El ERE presentado por Aernnova para su planta de Berantevilla, que entrará en vigor a partir del 1 de febrero, afectaba inicialmente a 101 empleados, aunque posteriormente fue reducido a 82 personas. Una vez concluido sin acuerdo el periodo de negociaciones sobre el Expediente de Regulación de Empleo, la empresa abrió un periodo de tiempo para que los trabajadores que lo desearan pudieran acogerse a fórmulas alternativas al despido.

Finalizado este periodo, la dirección ha anunciado que 27 empleados han optado por solicitar prejubilaciones, bajas incentivadas y otras fórmulas similares. De esa forma, el ERE afectará finalmente, de forma directa, a 55 trabajadores, que a partir del 1 de febrero verán extinguidos sus contratos.

Gómez ha anunciado que los sindicatos seguirán adelante con sus movilizaciones contra el ERE. El próximo 4 de enero, el comité de empresa ha convocado una concentración para denunciar la "vergonzosa" actitud del Gobierno Vasco ante este conflicto laboral. Gómez ha denunciado que la Viceconsejería de Empleo haya anulado la reunión que tenía previsto celebrar ese día con el comité, y ha denunciado que el Ejecutivo vasco siga "lavándose las manos" y posicionándose de forma "permanente" del lado de la multinacional.