Un equipo partido en dos

12.10.2020 | 00:23
Dragic, en la imagen defendido por McFadden, no ha recuperado aún su mejor nivel. Foto: ACB Photo/B.B. Hojas

Henry De menos a más. Renfroe le hizo la vida imposible mientras iba acumulando faltas en su casillero. Se entonó en los minutos finales con sus manos rápidas atrás y rompiendo la defensa local con sus penetraciones.

Raieste Sigue dilapidando poco a poco el crédito que se ganó durante la pretemporada. Más allá de un tiro abierto que consiguió embocar, pasó de puntillas por otro partido en el que no aportó casi nada relevante.

Giedraitis Exprimido en el Coliseum, donde descansó menos de un minuto y quedó de manifiesto que carece de un relevo solvente. Se echó el equipo a la espalda tras el descanso para liderar una remontada estéril.

Jekiri Mejoró algo sus prestaciones en Burgos, aunque no estuvo en pista mientras el Baskonia remontó. Kravic siempre le hizo la vida imposible. Perdió de vista a Rivero en la acción final tras acudir a una ayuda.

Polonara Una actuación muy pobre. Superado por la intensidad de sus pares, sobre todo Rivero. Lejos de su mejor versión y errático en sus lanzamientos desde el 6,75. Cedió el protagonismo a Peters en su puesto.

Dragic Todavía muy lejos de su tono físico ideal y falto de kilómetros tras la lesión. Se echa de menos su cemento en ambos aros. Con apenas incidencia en una jornada donde estuvo en un plano muy secundario.

Peters Aciertos y errores a partes iguales. Desesperó en varias fases por sus ingenuas pérdidas de balón y su ternura defensa, aunque también colaboró de forma activa en la reacción con su notable pegada en ataque.

Ilimane Se fue entonando con el paso de los minutos y fue otra de las claves de la rebeldía azulgrana tras el intermedio. Acudió más que nunca a la línea de personal con buenos porcentajes. Mejor que en días anteriores.

Vildoza Héroe y villano a la vez. Generoso despliegue físico para robar balones y anotar en transición. Personalidad para anotar tiros importantes, pero hubo varias jugadas en las que no tomó decisiones correctas.

Sedekerskis Apenas tres minutos en una pista que no le trae precisamente gratos recuerdos por el poco protagonismo del que dispuso. Un tiro fallado, una pérdida y un tapón recibido como escuálido bagaje.

Kurucs Poco más de un minuto en el segundo cuarto en su solitaria aparición en el Coliseum. Ivanovic ha reducido al mínimo su presencia en los últimos tiempos y opta por jugar con la pareja Henry-Vildoza.