Seguridad ciudadana

La machacona insistencia de los ladrones de pisos y casas en Álava

Robos en chalés, pisos, naves y hasta en iglesias son las huellas que las bandas organizadas han dejado desde hace 17 años

26.01.2022 | 16:11
Recreación de un robo en una vivienda.

Los robos en viviendas en los pueblos de Álava se han convertido en delitos, por desgracia, demasiado habituales en los últimos años. Un ejemplo de ello son los dos últimos detenidos: dos hombres de 31 y 28 años, al parecer integrantes de una banda especializada en asaltos a casas, bajo la acusación de haber participado en al menos ocho robos con fuerza cometidos en enero en Respaldiza (2), Izarra (3), Estíbaliz (1), Durana (1) y Murgia (1).

Ello ha puesto en evidencia que los viejos amigos de lo ajeno han vuelto a hacer de las suyas en este territorio. En especial, los procedentes del Este de Europa, que cada año desde octubre y hasta enero regresan a Álava para hacer su particular campaña de Navidad saqueando chalés, naves industriales y hasta iglesias, como cuando sustrajeron las dos campanas del templo de Oiardo.

El modus operandi de estas bandas itinerantes, en su mayoría profesionales, suele ser el mismo: fase de vigilancia para comprobar qué viviendas están vacías, comprobación de cerraduras y actuar sigilosamente en el menor tiempo posible. Su botín preferido es el dinero y las joyas, aunque tampoco hacen ascos a los objetos de valor de las naves industriales.

La despoblación, una aliada

Y la despoblación que afecta al medio rural es el blanco perfecto para actuar sin ser vistos, aunque también han actuado en la capital alavesa. He aquí un repaso a los atracos que más titulares han acaparado en los últimos 17 años:


En 2005

La Ertzaintza detuvo a dos hombres por la famosa estafa a través de la copia masiva de tarjetas de crédito de Caja Laboral en una sucursal de Vitoria, que resultaron formar parte de una banda criminal que tenía conexiones por todo el Estado. Ese mismo año se arrestó a tres individuos que habían asaltado un almacén de tabaco ubicado en Jundiz y posteriormente se supo que trabajaban dentro de una organización criminal.


En 2007

La Policía autonómica detuvo a una banda que había operado en polígonos industriales de todo Euskadi, Cantabria, Asturias, Burgos y Valladolid. Unos meses después se supo que otra banda estaba detrás de los asaltos que se habían producido en chalés de Vitoria, muy próximos a la comisaría de la Ertzaintza.


En 2008

Un grupo actuó en Gamarra y otro que traía de cabeza desde hacía tiempo a la Policía Nacional desvalijó maquinaria en Rioja Alavesa sin que se lograra detener a ninguno de sus integrantes.


En 2009

Hubo más suerte porque gracias a la Guardia Civil cayó una red que había robado en empresas y casas de varias localidades navarras y de Gasteiz.


En 2010

Se desmanteló a una banda con antecedentes en todo el Estado que había atracado a un empresario de Vitoria.


Febrero de 2011

La Ertzaintza investigaba la oleada de robos que se venía produciendo en los pueblos de Zuia próximos a la autopista. Desde diciembre se cometieron ocho atracos en caseríos de Murgia, Kuartango y Urkabustaiz. Los ladrones actuaban en fin de semana, cuando no había gente en casa y apenas dejaban huella. Se llevaban joyas y dinero de los domicilios, además de revolverlo todo.


Diciembre de 2012

Cayó una banda que asaltó seis casas en Álava: un chalé de Agurain, tres de Izarra y dos de Araia, una de las cuales llamó mucho la atención porque fue donde se había cometido un crimen cuando un jubilado había asesinado a su esposa tan solo un día antes. En aquella ocasión, los GEO detuvieron en Pamplona a los cuatro integrantes del grupo que tardaban "quince segundos" en forzar la puerta de las casas cuando volvían de robar varias viviendas en el territorio y en Gipuzkoa. La Policía Nacional fue la que desarticuló esta banda organizada de albanokosovares cuando volvían a su habitación alquilada en la capital navarra.

Ese mismo año también se desmanteló en Vitoria una banda especializada en robos de viviendas de mayores y otra de butroneros que había pasado por Rioja Alavesa.


2016

Fue noticia el goteo de robos en pisos del centro de Gasteiz. En mayo de ese año se produjo el arresto de otras tres personas más. Era una trama "bien estructurada" que sacaba la mercancía robada fuera del territorio en cuestión de horas.


2017

El georgiano que asaltó una veintena de casas de Vitoria y Miranda de Ebro acaparó titulares por que no fue a prisión ya que la ley permitía que sustituyera su pena por ocho años de deportación. Tampoco tuvo que hacer frente a indemnizaciones.


Julio de 2018

La Ertzaintza dio con los integrantes de una de las bandas especializadas en el robo de viviendas. La Policía autonómica detuvo a otros dos presuntos ladrones, arrestos que se sumaban a los acaecidos hace apenas unos días y que lograron poner a disposición judicial a otra pareja de supuestos cacos. En un caso y en el otro, los apresados eran de nacionalidad georgiana.


Noviembre de 2019

Hubo una oleada de robos en chalés de Álava, incluso con el dueño dentro. En ese mes se cometieron hasta 16 robos en Armentia, Lakua-Ibaiondo, Etxabarri-Ibiña, Amezaga y Ribabellosa.


Noviembre de 2021

Expulsaron del Estado a dos ladrones georgianos por el robo de joyas en Álava y Bizkaia. Los ladrones se apropiaron de más de 200 joyas en diferentes viviendas de Bilbao, Llodio y Etxebarri (Bizkaia). La detención de estos delincuentes se produjo gracias a la colaboración de la Policía Nacional y Ertzaintza.

noticias de noticiasdealava