Mucha gente en las calles

¿Han perdido los vitorianos el miedo al covid?

La progresiva flexibilización de las medidas ha permitido que los gasteiztarras disfruten de la ciudad de forma cada vez más multitudinaria

15.11.2021 | 12:40
Cientos de gasteiztarras disfrutan del Festival Umbra en la plaza de la Virgen Blanca.

A la víspera de la actualización de las medidas por parte del Gobierno Vasco para frenar el repunte de casos que ha protagonizado los últimos 30 días, muchos gasteiztarras han disfrutado del fin de semana con varios de los eventos programados por las calles de la ciudad.

Por ejemplo, la segunda edición del Festival Umbra Light, que agrupó a cientos de paseantes en varios emblemáticos puntos de la capital como la plaza de los Fueros, la Virgen Blanca o el museo Artium. Con este espectáculo de iluminación como reclamo, las aglomeraciones no han sido inusuales durante las jornadas del viernes, sábado y domingo.



Y es que a pesar del alza de los contagios en el País Vasco, la pauta de vacunación (completada casi al 90% en mayores de 12 años), junto a la llegada de las festividades de fin de año, ha logrado que los gasteiztarras se animen a disfrutar de la ciudad de forma multitudinaria, algo inusitado tras 20 meses de pandemia. Por eso, calles como Manuel Iradier, Pío XII o Ramón y Cajal han sido lugares de encuentro para muchas cuadrillas este pasado fin de semana.

En adición, la reapertura del ocio nocturno desde septiembre ha supuesto que los fines de semana en la capital se prolonguen hasta altas horas de la madrugada en espacios cerrados, donde la propagación del virus puede verse intensificado.

Otro de los lugares más visitados el pasado sábado fue el Buesa Arena, ya que la artista Aitana ofreció un concierto ante miles de entusiasmados asistentes cantando a través de las mascarillas.



Disfrutar con precaución

Por otro lado, las veteranas calles del Casco Viejo también han visto cómo cada vez más gente se anima a divertirse en los locales que pueblan la parte antigua de la ciudad, especialmente de jueves a domingo, cuando las tabernas se ven más pobladas.

El pasado fin de semana, sin ir más lejos, las calles del Casco Viejo se llenaron de gente animada a vivir la noche vitoriana como antes de la pandemia, con muchos bares repletos  tanto la noche del viernes como la del sábado. 

Con el camino de regreso a la normalidad gracias a la progresiva flexibilización de las medidas, las situaciones multitudinarias previas a la pandemia son cada vez más recurrentes una vez entrada la noche en varios puntos de Vitoria.

A pesar de ello, los datos aún marcan que queda trabajo por realizar, que se complementará con las restricciones que el Ejecutivo Vasco pondrá en marcha a partir de este martes, que estarán destinadas a "evitar aglomeraciones" para así poder disfrutar de las venideras fechas navideñas con la mayor seguridad posible.
noticias de noticiasdealava