"Tras la pandemia, resulta más fácil tener sexo que pareja; la pareja hay que gestionarla"

Auxkin Galarraga, sociólogo de la Universidad del País Vasco, asegura que el coronavirus ha cambiado la manera de relacionarse en la sociedad; no solo en el entorno común, también en la manera de ligar y en la unión de las parejas.

22.08.2021 | 12:00
Gente bailando en una fiesta anterior a la pandemia en una imagen de archivo.

Iñigo Arandia, fundador de la página social Kaixomaitia también confirma que los registros en esta página para ligar se duplicaron durante el confinamiento

¿Durante el confinamiento, la sociedad dejó de conocer gente?, ¿los solteros dejaron de ligar?, ¿las parejas y matrimonios salieron reforzados?, ¿ha cambiado la forma de relacionarse? La respuesta es sí, ha cambiado y no solo debido a las medidas impuestas como el distanciamiento social o las que produjo el propio confinamiento, sino también las que ha reforzado la nueva ventana al mundo, la herramienta de Internet.

Según explica Auxkin Galarraga, sociólogo en la Universidad del País Vasco, en DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA, la manera de relacionarse, también la de ligar, ha dado un giro, presumiblemente sin retorno, favoreciendo esto también al aumento de separaciones cada vez que se busca la individualización o infidelidades, y también al aumento de una mayor sensación de vacío emocional. Por su parte, Iñigo Arandia, fundador de la página social Kaixomaitia también asegura que, efectivamente, durante el confinamiento los ciudadanos se animaron a conocer a más personas mediante las redes sociales.

"El confinamiento, las restricciones y la propia pandemia han tenido su efecto en la manera en la que la sociedad se relaciona y en la de buscar afecto. Tras la pandemia, resulta más fácil tener sexo que pareja; la pareja hay que gestionarla, cuesta más", explica el sociólogo. En su versión, el hecho de estar encerrados durante más de tres meses ha reforzado el lugar que ya existía para el entretenimiento y el ocio, Internet, dando el sorpasso a las relaciones cara a cara. "Hemos salido poco a la calle, aquellos espacios donde se producían las relaciones han desaparecido. Se ha complicado el encuentro cara a cara y se ha dado paso a las relaciones on-line", dice. Su opinión no es algo casual. Los datos evidencian que, efectivamente, la sociedad sigue necesitando el calor afectivo y sexual, pese a las restricciones de la pandemia, y que ha buscado alternativas para ello.

Por ejemplo, una de las herramientas que ha ganado fuerza durante el confinamiento y que ponen sobre la mesa el auge en las relaciones creadas por Internet es el elevado número de registros que han logrado páginas sociales como Kaixomaitia. Esta es una herramienta virtual para conocer gente y ligar en euskera. Según la encuesta sobre relaciones afectivas y sexuales que realizaron el pasado año junto a Aztiker, los jóvenes de entre 30 y 44 años encuentran, especialmente, sus parejas mediante páginas sociales diseñadas para tal fin. Según Iñigo Arandia, fundador de la página, este hecho se ha duplicado durante el confinamiento: "Durante los meses que estuvimos confinamos se duplicaron los registros de gente que quería conocer gente a través de la red. Año tras año tenemos un incremento en el registro de usuarios vascos que se animan a dar el paso en nuestra página, pero nunca habíamos tenido un aumento tan alto como el ocurrido durante el confinamiento", dice. Además, uno de los aspectos que también está cambiando y evolucionando es el propio perfil de las personas usuarias que se animan a conocer gente, compañero sexual y pareja, si surge, por Internet. Según explica Iñigo Arandia, cada vez hay más mujeres, si bien los hombres siguen siendo más animados para proceder al registro, y también la edad está variando. Aumenta el número de adultos que se registra en este tipo de páginas, "hemos notado un incremento significativo en adultos de 50 a 55 años", añade.


Connotación sexual, la desencadenante

La necesidad de sentirse acompañados, combatir el vacío emocional€ pero también el deseo sexual se esconde en los principales motivos que impulsan a registrarse en este tipo de páginas sociales. Según Arandia, de hecho, el deseo sexual es el factor principal o el desencadenante que acerca a los ciudadanos a este tipo de páginas, si bien antes de ello, muchas personas necesitan primero sentir el feeling emocional con la persona elegida.

Además, en una pandemia en la que las relaciones y los primeros encuentros han sido casi imposibles, ha sido tiempo de sembrar, para recoger la cosecha después, y las páginas on-line han facilitado ese trabajo: "Hay muchos reparos todavía en crearse y darse de alta en este tipo de páginas, muchas personas incluso evitan poner sus fotografías para que nadie las pueda identificar, por vergüenza, supongo. Sin embargo, cada vez está más normalizado ligar por internet", reconoce.

"Usar aplicaciones para conocer gente y ligar se ha ido generalizando en los últimos años, aunque la pandemia haya afianzado más esta manera de relacionarnos", concluye el sociólogo.

noticias de noticiasdealava