Sidálava y Fundación Vital

20 años de asesoramiento sexual para jóvenes en Álava

Las entidades celebran sus dos décadas de colaboración con un repaso a los datos más destacados en sus consultas con jóvenes

12.07.2021 | 12:32
Arantxa Ibáñez de Opacua, Aiala Bilbao, Itsasne Amestoy y Mikel Resa en la comparecencia celebrada este lunes.

Sida y sexualidad en las aulas. Dos temas de alta importancia entre los jóvenes alaveses que cuentan desde hace 20 años con las intervenciones de Sidálava con el programa Gazteen Artean, en colaboración con la Fundación Vital, para "informar de forma rigurosa y objetiva sobre métodos anticonceptivos y conductas sexuales seguras".

Y es que la comisión ciudadana de prevención del VIH ha atendido en estas dos décadas a 51.300 adolescentes participantes de entre 14 a 18 años. Aún así, Mikel Resa, coordinador del programa, ha indicado que las consultas realizadas se centran más en el ámbito relacional entre parejas, con las cuestiones sobre posibles embarazos o pastillas anticonceptivas antes que infecciones de transmisión sexual.

El sida, un asunto "inexistente en 2021" para los adolescentes, apunta Resa, ha sido uno de los asuntos más tratados por la entidad en sus más de 5.000 intervenciones en aulas de 37 colegios públicos y concertados, 23 más que en sus inicios en el curso 2000-2001.

"Es un tema más vigente que nunca", ha señalado Arantxa Ibáñez de Opacua, directora de Fundación Vital, que ha agradecido el "constante trabajo" realizado por Sidálava a lo largo de estas dos décadas de colaboración. Una labor que querían que "llegara a todo Álava, no solo a la capital", comunica Resa, lo cual se ve reflejado en la presencia de centros de todas las cuadrillas del territorio.

Sesiones online

Una de las principales herramientas utilizada por Sidálava es Asexora Whatsapp, que, a través del teléfono 688 896 774, realiza consultas mediante mensajes de texto con los jóvenes solicitantes de información como embarazos no planificados (63%), cuestiones eróticas y dificultades de pareja (27%) y infecciones de transmisión sexual (10%).

Prácticamente "siete días a la semana" se abre una "comunicación directa" entre adolescente y entidad que ha llegado hasta las 2.106 intervenciones online, de las que 801 se han convertido en sesiones presenciales, ya que "no todas las consultas pueden ser respondidas en forma de Whatsapp", explica. 

"No solo una charla"

Otro dato a destacar son los más de 55.000 preservativos repartidos, de los que Resa ha explicado que su uso entre los jóvenes está más valorado como método anticonceptivo que de prevención ante una posible enfermedad. Del mismo modo, estos adolescentes han logrado, gracias al programa, "conocer los aspectos básicos del VIH, distinguir las prácticas de riesgo, las vías de transmisión, y las formas de prevención, informan desde la Fundación Vital.

Entre los jóvenes a los que Sidálava ofreció consejo a lo largo de estos 20 años se encontraba Itsasne Amestoy, que en el curso 2008-2009 se encontraba en 4º de ESO. En su intervención, quiso valorar que "no era solo una charla de dos horas, sino que te hace pensar, lo vives y ves la realidad".

Libertad para expresarse

La sexualidad es un tema que "con los profesores no se suele hablar", añade, por lo que califica el curso como una "muy buena experiencia". Por su parte, Aiala Bilbao, docente de la escuela Egibide Nieves-Cano, sí que entiende que, entre jóvenes, la presencia del profesor en el aula durante las explicaciones puede suponer una falta de libertad por parte de los alumnos para expresarse sobre este asunto.

Aún así, desde Sidálava la invitaron a quedarse en una de las charlas, donde comenzó a valorar la constancia con la que se podía tratar una cuestión de esta índole. La falta de una asignatura que permita a los alumnos "expresarse, aprender y preguntar dudas" se ve parcialmente remediada con las intervenciones de la comisión ciudadana, explica.

Durante estas dos décadas de trabajo, Sidálava se ha convertido en un "referente", además de ser el "programa mejor valorado por el alumnado" respecto a esta temática, recuerda Mesa. Adicionalmente, fue galardonado en 2004 con el primer premio al mejor proyecto otorgado por la compañía Bristol-Myers.

noticias de noticiasdealava