URA acometerá la mejora del saneamiento de Legutio

El proyecto estudiará la forma de evitar vertidos al embalse de Urrunaga en tiempo de lluvias

07.02.2021 | 00:20
El embalse de Urrunaga, en el municipio de Legutio. Foto: Pilar Barco

Legutio – La Agencia Vasca del Agua-URA, adscrita al departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco, ha licitado los contratos para elaboración del proyecto de mejora del saneamiento de Legutio, con un presupuesto de 145.000 euros más IVA y un plazo máximo de elaboración de 8 meses.

El proyecto deberá estudiar y proyectar la mejor forma de evitar los vertidos al embalse de Urrunaga en tiempo de lluvias. Asimismo, de cara a lograr la depuración de las aguas residuales lo más eficiente posible, se evaluarán y compararán técnica y económicamente la alternativa de ampliar la EDAR de Gojain, donde se vierte actualmente, y la de conducir los vertidos hasta la red de saneamiento de Vitoria- Gasteiz para su depuración en la EDAR de Crispijana.

En mayo de 2019 se iniciaron labores de mejora en la red de saneamiento en Legutio con el objetivo de eliminar los vertidos de aguas fecales al embalse de Urrunaga y de construir un sistema de tanques de tormentas que permita contener las primeras aguas cuando las lluvias arrecian (las que más carga contaminante transportan) para reducir los alivios de la red de saneamiento y mejorar la calidad de las aguas que hayan de aliviar. La actuación contó con un presupuesto de 472.030,78 euros.

Aquella actuación fue un avance de las obras de mejora de saneamiento de Legutio recogidas para el segundo horizonte (2021-2027) del Acuerdo Marco firmado con la Diputación Foral de Álava para construir infraestructuras hidráulicas en el territorio. El objetivo de esta iniciativa no es otro que el de eliminar o reducir en el menor plazo posible de tiempo algunos de los vertidos que actualmente existen al embalse y que se pueden solucionar con una obra relativamente económica.

Para ello se desviaron y unieron los colectores de aguas pluviales, que cruzan la carretera N-240 por el subsuelo mediante una hinca (creación de una galería subterránea en la que se instalan las conducciones). Este nuevo colector descarga las aguas pluviales aguas abajo del cruce con la carretera, en una cuneta por la cual fluirán hasta el punto de vertido previsto en las proximidades del embalse de Urrunaga.

Por otra parte, se construyeron alivios en los colectores de la red unitaria (uno paralelo a la N-240 y otro junto a la urbanización al sur del municipio), los cuales fueron derivados al tanque de tormentas mediante un nuevo colector. El objetivo era reducir la carga contaminante de los alivios de la red.