Tercera edad

San Martín estrena su centro de mayores

El nuevo equipamiento dará servicio a una población mayor de 3.600 personas

16.12.2020 | 16:27

La atención de las necesidades de la población mayor se ha convertido en una de las prioridades de las sociedades modernas. En ese sentido, Gasteiz es un ejemplo para las ciudades del entorno.

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, y Jon Armentia, concejal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia, han inaugurado este miércoles el centro sociocultural de mayores de San Martín, acto en el que han estado acompañados por las tenientes de alcalde, Maider Etxebarria, y Ana Oregi, por el responsable del Servicio de Personas Mayores, José Antonio Jimeno, así como por representantes de los grupos municipales, del colectivo de mayores y agentes sociales del barrio.

El centro de San Martín es el primero que abre sus puertas desde 2015, convirtiéndose en el decimosexto de una red municipal que cuenta con 35.000 usuarios y usuarias, prácticamente la mitad de la población vitoriana de 60 años en adelante.

La situación de pandemia condiciona la apertura de San Martín que será gradual, de tal manera que a partir de hora se ponen en marcha los servicios de Podología, Peluquería e Información que se suman al parque de salud, en funcionamiento desde octubre, y al programa contra la soledad Activa Tu Barrio, operativo desde finales de noviembre.


Primeros talleres

La próxima semana comenzarán los primeros talleres y actividades -con una duración de entre 1 y 3 días- y a mediados de enero entrará en funcionamiento el comedor que, en condiciones normales, ofertará 40 plazas.

En el acto inaugural, el alcalde ha mostrado su satisfacción porque con esta apertura se atiende una demanda histórica del barrio. Con San Martín crece una red de centros que cuenta con todo tipo de servicios en una ciudad en la que el 21% de la población lo forman las personas mayores.

"A lo largo de las décadas, los centros socioculturales de personas mayores han ido evolucionando en su oferta de servicios y más allá de un espacio de encuentro y entretenimiento, también ofrecen múltiples posibilidades de formación y son un excelente agente para luchar contra la soledad que sufren muchas personas mayores", ha señalado Gorka Urtaran, quien también ha resaltado la importante labor que está haciendo esta red desde que se desató la pandemia, especialmente durante las semanas de confinamiento en los domicilios.


Socialización

Por su parte, Jon Armentia, concejal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia ha destacado la importante labor que desarrollará el centro. "Las personas mayores podrán socializar y disfrutar de servicios y de programas que mejorarán su salud física y mental. San Martín les ofrecerá bienestar y calidad de vida a través del envejecimiento activo que previene la dependencia, garantiza un envejecimiento satisfactorio y contribuye a una mayor satisfacción vital. Será la mejor receta para prevenir la dependencia y favorecer la autonomía, prioridades en las que trabajamos desde el Ayuntamiento".

Tras el acto de inauguración, iniciado con un aurresku de honor, el público asistente ha recorrido las instalaciones que hasta el viernes acogerán visitas guiadas para las personas que quieran conocerlas por dentro. Bastará con apuntarse en la carpa informativa instalada en el exterior del centro.


El más grande

El centro sociocultural de personas mayores de San Martín dispone de tres locales independientes con una superficie total de 1.300 metros cuadrados, lo que le convierte en el más grande de la red municipal.

El primero de los locales, de 68 metros, acogerá las actividades físicas. El segundo, el más amplio con 740 metros –donde se ha desarrollado la inauguración- acogerá la mayor parte de la programación y servicios del centro. Cuenta con infoteca, hemeroteca, servicio de información, peluquería, podología y oficinas del equipo gestor. Por último, el tercer local, de 488 metros, dispone de una sala de encuentro, cafetería, mediateca, laboratorio ciudadano y comedor, además de otros espacios.