Turismo

Un Día mundial del enoturismo deslavado

El sector, principal en Rioja Alavesa, recuerda las afecciones que sufre debido a la crisis sanitaria

06.11.2020 | 11:03
Varias botellas de vino de Rioja Alavesa en una fiesta en Rioja Alavesa.

LAGUARDIA. Acevin, a la que pertenece Laguardia, y Rutas del Vino de España, de la que forma parte la Ruta del Vino de Rioja Alavesa, se suman un año más al Día mundial del enoturismo. Esta iniciativa, creada por la Red Europea de Ciudades del Vino (Recevin), se conmemora el domingo en todos los territorios vitivinícolas, aunque sin los actos presenciales que serían deseables, a causa de la pandemia.

El Día mundial del enoturismo tiene lugar de forma habitual el segundo domingo de noviembre, en esta ocasión también a pesar de que la celebración es más atípica debido a la pandemia del covid-19 y a las restricciones de movilidad que por tanto van a darse en según qué territorios.

La Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) se suma a la celebración del Día mundial del enoturismo a través de las actividades programadas durante esta semana, hasta el próximo domingo 8 de noviembre, tanto en las diferentes Rutas del Vino de España como en otras ciudades asociadas a Acevin.

Entre esas medidas han estado los galardones otorgados a Villa Lucía y a Solar de Samaniego por la singularidad de sus ofertas enoturisticas.


APUESTA TURÍSTICA

Las 31 rutas del vino que actualmente forman parte de la marca referente del enoturismo de nuestro país, Rutas del Vino de España, que gestiona Acevin, han adaptado sus propuestas a la actual realidad para poder llegar a todos y contar con las máximas garantías de seguridad sanitaria. Muchas de las actividades se han adecuado a formatos online, mientras que las pocas que se mantienen presenciales cuentan con protocolos de organización como reserva previa y grupos reducidos.

Esta jornada internacional se celebra en países europeos como España, Portugal, Italia, Francia, Grecia, Alemania, Austria, Bulgaria, Eslovenia, Hungría y Serbia, además de otros como Brasil, Chile, Argentina o Uruguay. Entre todos se plantean un mismo objetivo: potenciar el turismo del vino y promocionar las regiones vitivinícolas como generadoras de riqueza económica, cultural y patrimonial en su medio rural.


SECTOR EN AUGE

En el Estado, los datos aportados por el Observatorio Turístico de las Rutas del Vino de España muestran que el turismo del vino continúa en crecimiento y que su impacto económico supera ya los 85 millones de euros, solamente teniendo en cuenta las visitas a bodegas y museos del vino.

La cifra de negocio alcanzaría los 256 millones de euros al sumar la parte estimada correspondiente a los sectores de la restauración, hostelería, comercios y empresas de actividades de ocio.