Del 13 al 16 de febrero no habrá carnavales en Gasteiz

Vitoria suspende los desfiles de Carnaval por la pandemia

El Ayuntamiento ha comunicado esta tarde la decisión a las comparsas. En 2020 salieron a la calle 7.162 personas de 26 comparsas en las cabalgatas que recorrieron la ciudad

08.10.2020 | 19:06
En 2020 salieron a la calle 7.162 personas de 26 comparsas en las cabalgatas que recorrieron la ciudad

VITORIA- Debido a la crisis sanitaria del coronavirus, del 13 al 16 de febrero no habrá carnavales en Gasteiz. El Ayuntamiento de Vitoria ha decidido suspender los desfiles de carrozas del próximo año, al igual que ya hizo en agosto con las fiestas de La Blanca, para evitar contagios por covid-19. La información ha sido comunicada en la tarde del jueves a las comparsas de la ciudad en una reunión celebrada en Villa Suso.

Las comparsas consideran que se trata de una decisión razonable. Al menos, así lo ve Amaia Gutiérrez, miembro de la comisión, para quien, en las actuales circunstancias, "sería muy complicado preparar las carrozas o realizar ensayos en los que, por ejemplo en Abetxuko, nos juntamos más de 300 personas", explica.

"La pandemia nos obliga a cancelar uno de los eventos más populares de nuestra ciudad, lo que nos entristece, pero en las circunstancias actuales es lo más aconsejable. Con esta medida pretendemos evitar la concentración de gente en la calle, ya que nuestra prioridad es preservar la salud de las personas. En 2022 celebraremos los desfiles de Carnaval con más ilusión que nunca", manifiesta Estíbaliz Canto, concejala de Educación y Cultura.

Los desfiles del Carnaval gasteiztarra suelen congregar a miles de personas en torno a las calles del centro de la capital alavesa, precisamente lo que se debe evitar en las actuales circunstancias de pandemia sanitaria para garantizar la seguridad de la ciudadanía. Mas aún teniendo en cuenta que muchos de los brotes que han desembocado en la segunda ola de la pandemia han tenido su origen en aglomeraciones de personas en torno a las denominadas no fiestas celebradas en verano.

Así las cosas, las instituciones optan por no festejar acontecimientos multitudinarios hasta que no cese la virulencia del virus. Ocurrió en verano con las fiestas patronales, a buen seguro que sucederá lo mismo en Navidad con los desfiles de Olentzero y Mari Domingi y los Reyes Magos, evento este último que aglutina a más de cien mil personas, y en febrero con la ya decidida suspensión de los desfiles de carrozas por las calles de Gasteiz.

Y es que, aunque aún faltan cuatro meses para los carnavales, las comparsas comienzan a trabajar en otoño en los trajes y el diseño de las carrozas. Cabe recordar que este año participaron en los desfiles 7.162 personas distribuidas en 26 comparsas, una cifra récord de participación. Además, por segundo año se rebasó la barrera de los siete mil integrantes en el colorido desfile que llegó a meta en Ramón y Cajal.

Por ello, la edil de Cultura agradece el trabajo de las comparsas, sin las que no sería posible el Carnaval. "La decisión que hoy les transmitimos va enfocada a proteger a quienes las componen, más de siete mil personas el pasado año. Los desfiles no podrán desarrollarse, pero tenemos muy presente la opinión de las comparsas, en el caso de que quisieran proponer actividades alternativas en sus diferentes barrios", añade Canto.

Este año, la llamada a la fiesta más chirigotera recayó en 2020 en la comparsa del colegio Niño Jesús por sus 150 años como institución docente en la ciudad. Fueron siete días de alegría que comenzaron con la llegada de los pintores de Vitoria y concluyeron con el entierro y quema de la sardina.