Esperando el momento de ‘ordeño’

04.10.2020 | 00:55

La cosecha de aceituna en Rioja alavesa se prevé en una Cantidad similar a la de otros años y de calidad normal

Los productores de olivas para elaborar aceite de oliva virgen de Rioja Alavesa esperan una cosecha media, de buena calidad, con parámetros muy similares a los de otros años, aunque con una ligera merma en cuanto a cantidades.

Según han confirmado el presidente de Aprora, la Asociación para la promoción del olivo y el aceite de Rioja Alavesa, Iker Díaz de Cerio, y el técnico y gerente de la asociación, Jorge Martínez, la campaña de este año ha tenido dos incidencias significativas. Una de ellas fue durante el tiempo del confinamiento, en el que la polilla del olivo, la prays, atacó algunos cultivos ocasionando la caída de frutos. Aunque fue "una caída significativa, no fue demasiado preocupante", según han destacado.

El problema en aquella ocasión fue precisamente el confinamiento. Las dificultades para poder salir a trabajar al campo fue la razón de un tratamiento tardío, cuyas consecuencias se reflejan en la cantidad de producción.

A esa situación se sumaron las tormentas. Especialmente dañina fue la que descargó hace un mes aproximadamente, causando una nueva caída de olivas al suelo, principalmente en los municipios de Oion y en Moreda de Álava.

Salvo esas incidencias, el resto de la producción presenta buen aspecto y buen estado sanitario, con una evolución correcta cuya maduración se puede retrasar algo a causa de las lluvias y temperaturas del estrenado otoño.

En algunos cultivos, los olivareros están pendientes ahora de la mosca del olivo, aunque su incidencia está siendo muy escasa, pero es el último episodio de complicaciones de la campaña antes del ordeño. Ese momento aún no ha fijado fecha de comienzo y todo hace pensar que con la actual climatología se retrasará un poco.

La producción de olivas del año pasado fue de unos 315.000 kilos de aceitunas, aunque en cuanto al rendimiento, éste fue algo mayor. El rendimiento rondó el 20-21%, en una escala que va del 17 al 22 de término medio, por lo que ha sido superior. Finalmente, respecto a la comercialización, aunque se ha notado un ligero descenso a causa de las consecuencias de la pandemia, la incidencia ha sido leve al ser un aceite que tiene su importancia en la venta directa y no tanto en el canal Horeca.