Adif culmina las obras de la alta velocidad hasta Burgos

La colocación de raíles y otros elementos técnicos dará paso a las pruebas de circulación

03.01.2020 | 06:21
Vista de las vías del tren del corredor ferroviario a su paso por Vitoria.

cifras

vitoria - El sueño de la conexión ferroviaria de alta velocidad entre Gasteiz y la meseta castellana está más cerca tras la finalización de los trabajos constructivos en el tramo desde la localidad palentina de Venta de Baños a Burgos. La presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, así lo ha corroborado en una entrevista concedida a Europa Press. "Las obras acaban de terminar", espetó la máxima responsable del administrador de infraestructuras ferroviarias. Es el primer pronunciamiento oficial de este organismo al respecto y dónde confirma el remate de las labores en este tramo de 89 kilómetros, que ha acumulado más de una década de retraso. El último capítulo tuvo lugar apenas dos días antes de culminar 2019 con la realización de la prueba de carga en el viaducto sobre el río Arlanzón en Frandovinez. El aparente tránsito sin problemas por ese punto de 29 camiones, de 39 toneladas cada uno, o lo que es lo mismo 1.200 toneladas vino a certificar el fin del trabajo.

El resultado satisfactorio de esta prueba, que da por finalizadas las obras, no significa que el trazado esté ya en condiciones para que empiecen a circular trenes, ni siquiera los de prueba. Restan todavía labores como la colocación de vías y catenaria en ese puente sobre el río Arlanzón y después confirmar a Renfe que puede disponer de la línea para las pruebas técnicas de rodadura. Esto quiere decir que Adif renuncia a poner fecha al inicio de la operación comercial del AVE a Burgos, de forma que su "puesta en marcha dentro de 2020 dependerá del tiempo que lleven las preceptivas pruebas", apostilló la presidenta de Adif en su entrevista. De las afirmaciones de Pardo de Vera se deduce, aunque oficialmente no se ha emitido una confirmación, que el viaducto de Frandovinez ha superado las pruebas de carga y el resto de verificaciones. No ha sido tarea fácil construir este punto del trazado y han sido numerosos y sonados los problemas que ha generado. La firma Torrescámara tuvo que repetir el primer puente por deficiencias de las que, posteriormente, la justicia vino a responsabilizar a la "ejecución de prestaciones no contempladas en el proyecto o que diferirían sustancialmente de lo recogido en éste, como consecuencia de la falta de disponibilidad de terrenos, deficiencias u omisiones del proyecto constructivo, órdenes o instrucciones de la dirección de obra y demás órganos con capacidad para impartirlas", según se contempla en una sentencia de la Audiencia Nacional sobre la polémica construcción. Es decir, que las reprogramaciones de la obra decididas por los responsables políticos del Ministerio de Fomento afectaron de forma negativa a la construcción de la línea férrea, provocando deficiencias de las que se trató de culpar a la UTE constructora de forma ilegítima como vino a confirmar la sentencia judicial.

A pesar de haber superado de manera satisfactoria la prueba de carga, restan aún por completar una serie de labores en el puente de Frandovinez. Se ha desmontado completamente la cimbra y todo el entramado de construcción. Se está ahora en disposición de montar la superestructura, operación que consumirá todavía unas semanas más. Se trata de extender el balasto, colocar las traviesas y las vías e instalar la catenaria y los sistemas de señalización. No corresponden a labores que se pueden considerar una obra, sino que son trabajos que precisan de una mano experta y consumirán mes y medio más después de terminadas las navidades. De hecho, en junio de 2019 Adif contrató a una consultora para la asistencia técnica del montaje de las vías por un periodo de 8 meses. Esto lleva a febrero como fecha en la que se darán por terminada la instalación de los raíles y demás elementos técnicos.

Mientras, en la capital alavesa se sigue esperando el pronunciamiento del Ministerio de Fomento con respecto a las 11.400 alegaciones presentadas al tramo del soterramiento de 3,6 kilómetros por Gasteiz. Una vez que el ministerio responda a las alegaciones se procederá a tener la declaración de impacto ambiental, redactar el proyecto definitivo y acometer la licitación de las obras.