27 de enero de 1963

El líder Espanyol visita el Cementerio de Santa Isabel y posteriormente pierde 1-0

Corta fue la travesía por Tercera del Deportivo Alavés tras descender a la citada categoría al finalizar la temporada 1959-60

27.01.2021 | 00:53
Aspecto del vitoriano Cementerio de Santa Isabel hacia 1964. Foto: Archivo Municipal de Vitoria. Arqué.

Corta fue la travesía por Tercera del Deportivo Alavés tras descender a la citada categoría al finalizar la temporada 1959-60, en una promoción frente a la UD Salamanca. Ascendió a la División de Plata al final de la siguiente campaña, 1960-61, tras dejar en el camino a sendos filiales: Rayo Cantabria y Sevilla Atlético.

La temporada 1961-62 ha sido un soplo de aire fresco y de alegría para la afición albiazul, que ha visto cómo su equipo ha competido magníficamente, alcanzando un sorprendente cuarto puesto en la Liga, para llegar a los octavos de final en el Campeonato de España tras eliminar a Cádiz y Real Sociedad. Ambas campañas han sido dirigidas por Román Galarraga, no siempre alabado como merece su currículum albiazul, que repite por tercera temporada consecutiva, 1962-63, en la que será su última campaña de su primer ciclo alavesista.

El 27 de enero visita Mendizorroza, es la 18ª jornada, el encopetado líder RCD Espanyol de Barcelona, que, por vez primera en su historia juega en Segunda. Los pericos son entrenados por el exdefensa internacional paraguayo Heriberto Herrera, HH II, conocido por el apodo del sargento de hierro debido a la dureza de sus métodos, y que también pasaría por los banquillos italianos de la Juventus, Inter, Sampdoria y Atalanta y por un buen número de escuadras estatales. Los catalanes han preparado un plantilla con el único objetivo del ascenso grabado en sus mentes. En la plantilla catalana figura como portero suplente Juan Antonio López, exguardameta albiazul, y traspasado al Athletic Club mediada la temporada 1957-58.

La expedición del Espanyol realiza el viaje en tren Barcelona-Miranda, desayunando en esta localidad. Llegan a Vitoria en autobús y se alojan en el ya desaparecido y céntrico Hotel Frontón en la calle San Prudencio. Tras dejar sus pertenencias, cuerpo técnico, jugadores y directivos se dirigen al vitoriano cementerio de Santa Isabel. Allí depositan una corona de flores y visitan la tumba, acompañados de familiares y algunos directivos del Deportivo Alavés, del padre del entonces gobernador civil de Barcelona, el teniente general vitoriano Antonio Ibáñez Freire, que había fallecido recientemente. El capitán periquito, Joan Bartolí, dirige unas palabras en nombre del club catalán y de los componentes de la plantilla. También está presente en el acto y presenciará al día siguiente el partido en lugar preferencial, el gobernador civil de Álava, el catalán de Granollers Claudio Colomer Marqués, reconocido seguidor perico.

Acto seguido los componentes españolistas se dirigen a Mendizorroza para realizar un ligero entrenamiento a las órdenes del sargento de hierro. La expectación para el partido es grande, el Espanyol pelea por conservar su lugar privilegiado en la tabla, ascienden dos conjuntos, mientras que el Deportivo Alavés, en la zona media, trata de alejarse de los puestos que llevan al descenso y a la promoción. La Directiva albiazul, tras la victoria en Sabadell (2-3), ha decretado el encuentro como medio día del club, y la recaudación no es la prevista: 130.000 pesetas (780 € aproximadamente). 6.100 espectadores pasan por taquilla, contabilizándose unos 600 vehículos, entre coches y motocicletas, en el parking del campo de Mendizorroza. El partido, que se disputa en un ambiente muy frío, 0º C marcan los termómetros, es retransmitido por Radio Nacional para Catalunya .

El Deportivo Alavés, logra el único gol del partido de las botas de Larrauri I de penalti. El jugador albiazul marca a los 17 minutos de inicio del choque y, gracias a este tanto, doblega al líder y encadena su tercera victoria consecutiva, que le lleva a distanciarse a cinco puntos sobre el descenso.

sus frases:
Román galarraga
"Hemos podido sacar adelante este partido poniendo todo el empeño y energías en el campo. El Espanyol es un conjunto superior al nuestro, con futbolistas de gran técnica. Hemos merecido la victoria y el penalti lo ha señalado el árbitro".

heriberto herrera
"Es difícil jugar en un campo helado. El resultado más justo sería el de empate, porque el penalti se pita en una acción no grave y hay que tener en cuenta el estado del campo. El Alavés ha jugado con alma, aunque técnicamente es inferior a nosotros".

También podía haber escrito sobre...
27 de enero de 1952. 
Tras una semana concentrados en Oviedo, el Alavés pierde frente al Caudal de Mieres (4-1).
27 de enero de 1957. Primer gol de José Antonio Hormaeche con el Alavés. 1-1 frente al Eibar en Mendizorroza.
27 de enero de 1985. Vuelve a jugar en Liga el Deportivo Alavés, no lo hacía desde el 30 de diciembre. La nieve es culpable.