Un Alavés mejorado paga de nuevo sus errores (2-1)

Dos graves fallos ensucian una buena imagen y propician la tercera derrota de la pretemporada ante el Athletic

02.09.2020 | 12:56
Amistoso en Lezama entre el Athetic y el Alavés

El Deportivo Alavés ha consumado ante el Athletic en Lezama su tercera derrota de la pretemporada en otros tantos partidos, pero el resultado, provocado por dos errores muy graves en un penalti y un balón regalado atrás, no esconden la mejoría clara que ha experimentado el equipo de Pablo Machín. Es evidente que el margen de crecimiento es importante, pero, con un equipo que se puede parecer mucho al que se estrene en Liga contra el Betis, la defensa se ha mostrado mucho más ajustada, los centrocampistas han dominado buena fase del partido y se ha llegado al ataque con peligro, aunque la puntería ha fallado en exceso en el buen puñado de ocasiones que ha generado un cuadro albiazul que tiene que seguir trabajando para cuando los resultados sean de verdad importantes.

Continúan las pruebas de Machín, que ha recuperado el 3-5-2, pero ya planteando un once que se puede asemejar mucho (Pacheco por el ayer regresado Sivera y ver si Duarte tiene sitio entre los tres centrales son los únicos cambios que se pueden esperar) al que sea titular en el partido inaugural de la temporada contra el Betis. Entre otros, con la presencia de un Battaglia que ha vivido sus primeros minutos como albiazul actuando de pivote y que ya desde las primeras de cambio ha dejado clara su jerarquía con un intercambio de impresiones con el árbitro tras sufrir una falta que no ha sido señalada y que ha propiciado la primera ocasión del Athletic, un cabezazo alto de Kodro.

Esa oportunidad ha sido apenas la única que ha concedido un conjunto vitoriano mucho más serio en el apartado defensivo y que en el ataque ha explotado a la perfección los desdoblamientos de sus carrileros para generar peligro. Las bandas son uno de los argumentos fundamentales para el preparador soriano y Edgar por la derecha y Rioja por la izquierda han llegado a profundizar hasta la línea de fondo para servir centros de enorme riesgo para la zaga local. Así, la defensa rojiblanca, tras un gran internada de Rioja, ha salvado en primera instancia un remate de Joselu y, ya sobre la línea de gol, Balenziaga ha despejado el disparo de Lucas Pérez tras el rechace que ya se colaba al ecuador del primer acto.

Tenía el Alavés el partido bastante controlado, con su centro del campo imponiéndose claramente en sus mejores minutos en esta fase de preparación, hasta que el colegiado ha castigado con penalti un supuesto agarrón de Pina en un saque de esquina. Imposible determinar si ha sido o no, pero la decisión ya estaba tomada y Muniain ha marcado desde los once metros a los 29 minutos.

Tras el 1-0, el cuadro vitoriano ha seguido buscando el ataque, con una nueva ocasión de Joselu; primero un disparo que Ezkieta ha despejado a córner y en ese mismo saque de esquina un cabezazo alto. Intento de reacción abortado casi de inmediato por culpa de un grave error de conexión entre Ximo y Ely, que no se han entendido en un pase y han facilitado que Morcillo se haya quedado solo ante Sivera, al que ha batido en el mano a mano.

2-0 al descanso, ha tenido otra más Joselu que ha detenido Ezkieta, que es fiel reflejo que en la élite cada error se penaliza al máximo. Por eso, la mejoría del Glorioso ha quedado en nada, lo que no hace sino servir de experiencia para cuando de verdad los resultados cuenten.

En la segunda parte Machín solo ha realizado tres cambios de inicio, entre ellos el reestrenó como alavesista de un Deyverson que no ha podido vivir un mejor retorno. Prácticamente el primer balón que ha tocado, lo ha convertido en gol. Un centro desde la izquierda de Lucas que el brasileño ha cabeceado al fondo de la red para poner el 2-1 en el minuto 50.

Por si quedaba alguna duda, Dey no ha cambiado en nada. Bullicioso y batallador como siempre (no le ha faltado ni el intercambio de impresiones con otro habitual de todos los charcos como Raúl García), en un nuevo servicio de Lucas no ha llegado a enganchar un remate que hubiese supuesto una ocasión muy buena para empatar. La reafirmación de que el Alavés ha sido mejor que el Athletic en el juego, pero penalizado por su escaso acierto de cara a gol y los dos fallos que han propiciado los tantos rojiblancos.

De los minutos finales, plagados ya de cambios (e incluso de recambios, pues varios jugadores del Athletic sustituidos han vuelto a entrar de nuevo), lo más destacable ha sido de nuevo la interesante presencia de un Abdallahi que está dejando que tiene hueco en un equipo que sigue sin conocer la victoria en una pretemporada en la que ha sufrido tres derrotas, aunque en estos momentos lo único importante es ajustar de cara al inicio del curso.

ATHLETIC (2): Ezkieta; De Marcos (Capa, m. 45), Sillero (Yeray, m. 45), Luengo (Paredes, m. 45), Balenziaga (Lekue, m. 45); Muniain (Serrano, m. 45; y Vencedor, m 76), Vencedor (Dani García, m. 45), Zarraga (Prados, m. 45; y Zarraga, m. 76), Morcillo (Vicente, m. 45); Kodro (Villalibre, m. 71) y Villalibre (Raúl García, m. 45).

ALAVÉS (1): Sivera (Pacheco, m. 45); Laguardia (Tachi, m. 71), Ely (Diéguez, m. 71), Ximo (Duarte, m. 45); Edgar (Martín, m. 60), Pina (Sergi García, m.71), Battaglia (Abdallahi, m. 60), Pons (Blanco, m. 71), Rioja (Javi López, m. 60); Joselu (Deyverson, m. 45) y Lucas Pérez (Borja Sainz, m. 60).

Goles 1-0, minuto 29: Muniain, de penalti; 2-0, minuto 35: Morcillo; 2-1, minuto 50: Deyverson.

Árbitro: Sánchez Asla (colegio vasco). Amonestó a Tachi (minuto 84).

Incidencias: Lezama; a puerta cerrada.