Alerta sanitaria

“Los test de antígenos son una herramienta necesaria para complementar las pruebas PCR”

El epidemiólogo veterinario Nacho de Blas considera que pueden ser válidos, aunque no para cribados masivos porque la sensibilidad es “menor” en los casos asintomáticos

06.10.2020 | 00:19

donostia – El Departamento vasco de Salud anunció esta pasada semana que comenzará a hacer, a partir "probablemente en la semana del 19 al 25 de octubre", test de antígenos, otro método para detectar el covid-19, que resulta más barato y cuyos resultados se conocen en 15 o 20 minutos –en el caso de una prueba PCR se tarda varias horas o incluso un día entero en saberse el resultado–. Se trata de una herramienta más para tratar de controlar la expansión del virus, con ventajas como las citadas pero también con la desventaja de que no es tan fiable como una PCR a la hora de detectar a los asintomáticos, tal y como explica Nacho de Blas, epidemiólogo veterinario de la Universidad de Zaragoza, a este periódico. "Las propias empresas que comercializan estos test reconocen que la sensibilidad es menor, está indicada para el diagnóstico de personas con síntomas", señala Nacho de Blas: "Por tanto, entrar en un colegio o en una residencia a hacer un cribado masivo podría provocar que hubiera falsos negativos, es decir, personas infectadas que no detectas. Todos los positivos detectados serían infectados y la mayoría de negativos es posible que fueran negativos, aunque algunos podrían ser falsos negativos, y eso es lo que nos da miedo a los epidemiólogos, que haya individuos infectados a los que no se les detecta la enfermedad".

Pese a no ser recomendable para esos cribados masivos entre la población que tanto se están haciendo ahora, el epidemiólogo considera que el test de antígenos no solo es válido, sino necesario: "Estamos llegando al límite de hacer pruebas PCR, necesitamos otra herramienta como complemente para una posible avalancha de casos en invierno. El test de antígenos no está indicado para hacer de forma masiva y quedarte más tranquilo, pero puede valer, por ejemplo para los centros de salud, donde viene un paciente y tienes que discriminar de forma rápida si eso es gripe o covid. Creo que ahí tiene mucha utilidad. Haces el test de antígenos y, si te queda alguna duda de un negativo, pides una PCR. Pero igual de 100 casos solo tienes que mandar cinco a confirmar. También vale en un entorno hospitalario donde necesitas tener un resultado rápido para meter al paciente en una planta u otra. Aligeraría mucho la carga actual que hay con las pruebas PCR".

Explica también Nacho de Blas que el test de antígenos es "más barato que la PCR" y que "en 15 o 20 minutos tienes el resultado", ya que la muestra no se envía al laboratorio, sino que "se deposita en un pequeño pocillo y ahí con esa cantidad de muestra se produce una reacción que te indica si el paciente es positivo o negativo".

Otra de las ventajas que tiene el test de antígenos –cuya muestra se toma, en principio, igual que la PCR– es que podría ser válida tomando como muestra la saliva: "Están trabajando en homologar este método, que sería un gran avance porque es menos invasiva que tomar muestras dentro de la nariz. Al ser saliva, una persona se podría hacer la prueba todos los días, aunque seguramente bajaría la sensibilidad. Es decir, no detectaríamos a todos los infectados, pero sería más fácil de hacer".

acortar cuarentenas El test de antígenos podría permitir también acortar las cuarentenas, algo que se está debatiendo en las últimas fechas. "En la parte final del contagio de covid-19, la carga viral es muy baja y la persona no contagia, pero da positivo en la prueba PCR. Se llama falso positivo, pero en realidad es un positivo no infectante. De ahí la propuesta de acortar cuarentenas. En Alemania hablan incluso de bajar la cuarentena a cinco, seis o siete días; aquí se habla de bajar de catorce a diez. Es porque consideran que un positivo, aunque siga siéndolo, deja de ser infectante después de esos días".