Bildu dice que la Ertzaintza debe "proteger al pueblo" de los "fascistas" de Vox

Duda de la "viabilidad" de un acuerdo tripartito, ya que "PNV y PSE parece que casi se presentan juntos" a las elecciones

29.06.2020 | 10:58
El presidente de Vox, Santiago Abascal , se encara con un grupo de manifestantes tras intervenir en Sestao.

La candidata de EH Bildu a lehendakari, Maddalen Iriarte, ha afirmado que "la Ertzaintza, en vez de dar la espalda al pueblo y a quienes se manifiestan contra el fascismo", debería "proteger al pueblo y dar la espalda a manifestaciones fascistas" como las de Vox, formación que "viene a provocar" a Euskadi.

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, Iriarte se ha referido a los incidentes ocurridos el pasado viernes en Sestao, donde la formación liderada por Santiago Abascal ofreció un mitin y decenas de personas se concentraron y lanzaron objetos contra los allí congregados.

"Al fascismo hay que combatirlo siempre, y estos señores vienen aquí para sacar la cabeza. No se puede mantener la equidistancia entre las actitudes fascistas y las actitudes de quienes combaten el fascismo", ha añadido.


Cuestionada por un hipotético acuerdo tripartito entre PSE, EH Bildu y Elkarrekin Podemos, Iriarte ha reconocido que "duda de su viabilidad" ya que, "PNV y PSE parece que casi se presentan juntos" a los comicios electorales.
Por ello, ha asegurado que, desde la coalición soberanista, no ven "factible" que el PSE-ee "empiece a hacer políticas progresistas" y por contra "seguirá unido al PNV manteniendo una política inercial como la de los últimos años".

"Nosotros lideraremos un cambio progresista si es posible, y no cierro ninguna puerta nunca", ha sostenido, para añadir que, sin embargo, "no parece que el PSE esté dispuesto a dar un paso y hacer políticas progresistas".

En esta línea, ha reconocido que si el 12 de julio dieran los números como para conformar un acuerdo entre las tres formaciones ella estaría dispuesta a llamar a PSE y Elkarrekin Podemos porque es "una persona que siempre llama y quiere hablar con todo el mundo".

"No es lo mismo que yo he recibido en esta legislatura. Me refiero al lehendakari Urkullu al que le he presentado cuatro planes diferentes y no me ha dado ninguna contestación", ha criticado.

De este modo, ha apostado por el diálogo para "cambiar las cosas", ya que "el formato de planes está en desuso y se necesita de una fuerza comunitaria importante que aune a los agentes concernidos en la materia correspondiente para tomar decisiones entre todos".

"Juntar la inteligencia de un país en torno a un tema concreto es esencial. A veces, cuando digo que hay que cambiar de modo de gobernanza me refiero a esto", ha detallado.


Tras considerase una persona "de izquierdas", Iriarte ha sostenido que no cree que Iñigo Urkullu sea "un dirigente político de izquierdas" y ha incidido en que, "sin querer dar lecciones a nadie", Euskadi padece unos datos de pobreza que apuntan a que hay más de 100.000 personas en riesgo grande de pobreza y otras 200.000 no pueden atender a un imprevisto que les ocurra en su vida diaria.

"No podemos permitir que esta sociedad avance en dos velocidades diferentes. Sin darle ninguna lección sí pido al lehedanakari que atienda a otras cosas que se ponen encima de la mesa para poder dar solución a estas situaciones", ha expresado.

Asimismo, ha denunciado lo ocurrido durante la pandemia de covid-19 en las residencias de mayores vascas, un modelo que, en su opinión, necesita de una "transformación muy profunda" ya que lo visto no ha sido una crisis sino "un colapso". "Necesitamos una Osakidetza de los cuidados para las personas mayores. El modelo de residencias debe cambiar al darse un desequilibrio entre territorios y haberse mercantilizado", ha advertido.

Cuestionada por las críticas de Iñigo Urkullu a EH Bildu respecto a una supuesta "doble vara de medir" a la hora de denunciar las vulneraciones de Derechos Humanos, Iriarte ha aseverado que EH Bildu "siempre ha hablado claro sobre los derechos de las personas".

"Lo que pasa es que cuando unos señores como los de Vox vienen a armar bulla lo que no se puede decir es que quien sale a hacer frente a estos señores y señoras de actitudes fascistas están retroalimentándoles" ha dicho.

En esta línea, ha apostado por "combatir" lo que ha calificado de "fascismo" y ha incidido en que "si en Gernika, Otxandio o Durango cuando los bombardeos no hubiéramos combatido al fascismo no sé lo que sería de este país en este momento".

"Al fascismo hay que combatirlo siempre y estos señores vienen aquí para sacar la cabeza. No se puede mantener la equidistancia entre las actitudes fascistas y las actitudes de quienes combaten el fascismo", ha añadido.

Respecto a los incidentes vividos el pasado viernes en Sestao con motivo de la presencia del líder de Vox, Santiago Abascal, y la presencia de grupos de personas que se oponían lanzando piedras y diversas objetos, Iriarte ha señalado que le "gustaría que estos incidentes se analizaran bien".

En este sentido, se ha referido a la herida en una ceja sufrida por la diputada Rocío de Meer y ha considerado que, "desde un punto de vista medico, quien recibe una pedrada del tamaño de un huevo desde 30 metros no tiene una herida de esas características sino un hematoma y un chichón, además de una herida".

"Estamos acostumbrados a relatos parciales como en el caso de Altsasua. Creo que hay que analizar muy bien lo que grupos fascistas como estos pretenden hacernos creer y lo que ocurre", ha afirmado, para añadir que ella "no es partidaria de andar a pedradas", aunque ha defendido que "la Ertzaintza, en vez de dar la espalda al pueblo y dar la espalda a quienes se manifiestan contra el fascismo, debería darles la cara, proteger al pueblo y dar la espalda a manifestaciones fascistas de estos grupos que vienen a provocar".


Por otro lado, tras defender que EH Bildu ofrece a la ciudadanía "atender la pandemia" de covid-19 y hacer un diagnóstico de lo ocurrido para poder "responder mejor" ante nuevos brotes, Iriarte ha apostado también por reforzar las políticas públicas ante la crisis sanitaria económica y social" generada.

En esta línea, ha advertido de que todos los estados tienden a "recentralizar" ante este tipo de situaciones, y ha denunciado que en el caso del español lo ha hecho "de manera absoluta".

Por todo ello, ha propuesto dar "un salto cualitativo en sanidad" después de que el gasto respecto al PIB haya bajado en los últimos años, lo que nos ha situado "lejos de la media europea". "Hay que invertir más. La temporalidad en Osakidetza es de alrededor del 40%, han desaparecido el 10% de las camas y la atención primaria requiere de un acompañamiento importante", ha afirmado.