Los secretos de estos 20 alimentos

Llevar una dieta variada es clave para una buena calidad de vida

28.05.2021 | 12:13
Los secretos de estos 20 alimentos

1. Las semillas de girasol cuidan tus ojos

La riqueza de estas semillas en vitamina y las convierte en las mejores aliadas de la salud ocular. Este nutriente frena los efectos del estrés oxidativo derivado de los radicales libres sobre las membranas celulares y contribuye a reducir la degeneración del cristalino, causa de cataratas.

2. ¿Qué nos falta en la dieta?

Según la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, en el Estado español existen tres deficiencias nutricionales principales. En primer lugar se encuentra la de hierro, principal causa de la anemia. Su falta puede solucionarse comiendo berberechos, almejas o espinacas. En segundo lugar está la de yodo. Para subir los niveles de este mineral hay que comer marisco. Por último, está el déficit en vitamina D, presente en el pescado azul y los lácteos.

3. La remolacha frena la anemia

Si te falta hierro incluye esta dulce hortaliza en tus menús. No solo aporta este mineral imprescindible para la salud, sino que también facilita su asimilación por la sinérgica presencia de la vitamina C en su composición. Además, su vitamina B9 estimula la producción de glóbulos rojos.

4. Té rooibos para reducir las arrugas

Esta relajante bebida procedente de Sudáfrica, que no tiene teína, ha demostrado su eficacia para elevar la humedad en la piel, de forma que ésta queda protegida, hidratada y es menos vulnerable a las arrugas. Además, su riqueza en antioxidantes actúa contra los radicales libres y contribuye a revertir los efectos del envejecimiento prematuro de la piel.

5. Espinacas, arándanos y açaí para una piel más joven

Este batido es muy efectivo para asegurar la salud y belleza de la piel, ya que proporciona una buena cantidad de antioxidantes gracias a los frutos rojos y, sobre todo, al açaí, una baya conocida por sus propiedades beneficiosas para frenar el envejecimiento cutáneo.

6. Espirulina para prevenir la anemia y la hipertensión

Este tipo de alga es muy alabada en el campo de la nutrición gracias a sus excelentes cualidades nutricionales. No es para menos porque, entre otras virtudes, mejora el metabolismo de los lípidos y de la glucosa, reduce la grasa del hígado y protege el corazón. Asimismo, ayuda a prevenir enfermedades como la hipertensión o la anemia, disminuye los niveles de colesterol y tiene un efecto neuroprotector.

7. Las almendras combaten el insomnio

Tomar un puñado de estos frutos secos te ayudará a disfrutar de un sueño de más calidad y evitará que pases noches en vela. Su ingesta favorece la producción de melatonina. Esta hormona que nuestro cuerpo fabrica a partir de un aminoácido, el triptófano, regula los ritmos circadianos y facilita la conciliación del sueño. No te excedas con la cantidad para no añadir calorías y déjalas unas horas antes en remojo para asimilarlas mejor.

8. Comer berenjenas aumenta la memoria

Sus antioxidantes, y en particular la nasunina que contiene su piel, logran que llegue más riego sanguíneo y más nutrientes a nuestro cerebro, optimizando su funcionamiento y su capacidad para memorizar. Esta anticionina, además, reduce la inflamación y frena el envejecimiento cognitivo.

9. Rabanitos, un seguro para tus defensas

Siempre es un buen momento para hacerles un hueco en tus menús, a los que sumarás color y propiedades saludables. Los rabanitos pertenecen a la familia de las crucíferas, que incluye vegetales como el brócoli, la coliflor o la col kale. Entre sus cualidades, facilita las digestiones, gana la partida a los virus y apenas proporciona calorías, además de ser muy saciante.

10. Controla la tensión alta con espinacas

Las espinacas son saciantes y aportan gran variedad de nutrientes. Son, por ejemplo, una de las mejores fuentes de potasio, un mineral que la OMS recomienda para reducir la hipertensión. Prepáralas al vapor, ya que una ración aporta 839 mg. de potasio, casi el doble que el plátano.

11. ¿Por qué engordamos más los fines de semana?

Aunque de lunes a viernes llevemos una dieta sana y equilibrada, normalmente el fin de semana nos damos algún que otro capricho. No obstante, que comamos o bebamos diferente o de más no es la causa de que engordemos más durante los sábados y domingos. El motivo real, según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Barcelona, es el eating jet lag, o lo que es lo mismo, un retraso significativo de horarios de nuestras comidas y cenas, lo que nos hace ganar peso.

12. Guía para alimentarte bien cuando teletrabajas

Si trabajas desde casa, ya sea por las características de tu empleo o como consecuencia de la pandemia del coronavirus, es importante que sigas ciertas pautas de alimentación para que esta actividad no cause estragos en tu cuerpo. Entre otras cosas, es importante que dediques un tiempo a cocinar, que evites picotear entre horas (y si lo haces, opta por fruta), y que procures no comer delante del ordenador.

13. El zumo de lima reduce el riesgo cardiovascular

Parecido al limón, pero con sabor algo más dulce, este cítrico aporta notables cantidades de vitamina C (el 33% de las necesidades diarias). Según un estudio, gracias a este antioxidante, tomar zumo de lima cuida el corazón. ¿La razón? Que impide la formación de placas de ateroma, con lo que se reduce el riesgo cardiovascular.

14. Estupenda ciruela morada

Aunque suele conocérsela por su capacidad para regular el tránsito intestinal, esta fruta es muy diurética gracias al potasio que aporta. Mejora el funcionamiento de los riñones y del hígado, ayuda a eliminar toxinas y evita la retención de líquidos en el organismo.

15. Los tirabeques fortalecen tu sistema inmunitario

Es temporada de este tipo de guisantes más finos, que se comen enteros. Son muy sabrosos, aportan pocas calorías y nutrientes muy relevantes para la salud como la vitamina C, la luteína y la zeaxantina, que son antioxidantes, y el hierro. Por ello se considera que esta verdura es una magnífica aliada de tu sistema inmunitario.

16. Las judías pintas protegen la musculatura

Las legumbres son ricas en magnesio, pero resulta que las judías pintas aportan casi el doble que las lentejas, por ejemplo. Este mineral contribuye a la salud de los músculos y evita calambres o rampas. Además, su fibra también te beneficia en este aspecto, ya que evita las contracciones musculares involuntarias.

17. El efecto positivo de comer aguacate

A los múltiples beneficios del aguacate, los científicos han sumado uno extra que acaban de descubrir: puede ayudar a combatir los efectos degenerativos de la esclerosis múltiple. Según los investigadores, si el cuerpo tiene unos niveles suficientes de ácido oleico, presente en el aguacate, las células T -que son las encargadas de regular el sistema inmune- se activan, evitando que nuestras defensas ataquen a estas regiones del sistema nervioso afectados por la enfermedad.

18. Despierta tu pasión con zanahoria

Los alimentos ricos en betacaroteno, entre ellos la zanahoria, contienen vitaminas que son importantes en la producción de hormonas. Una de ellas es la vitamina A, que colabora con la producción de hormonas sexuales y en los hombres protege las células del aparato reproductor del envejecimiento prematuro. La zanahoria también aumentaría la producción de espermatozoides. Añádela habitualmente a tus recetas, algo sencillo por su gran versatilidad, y comprueba este efecto.

19. Anchoas, pequeños tesoros contra la anemia

A pesar de su reducido tamaño, estos deliciosos peces ahora en plena temporada (en la sección de Gastronomía se aporta un recetario) cuentan con un sinfín de cualidades nutricionales. Para empezar, su alto nivel de hierro convierte a este pescado azul en un poderoso aliado contra la anemia. Por otro, el yodo que llevan resulta clave para el buen funcionamiento de la glándula tiroides. Y, por si esto fuera poco, proporcionan buenos niveles de vitamina A y D, esenciales para el sentido de la vista y la salud ósea, así como ácidos grasos Omega-3.

20. Regula el colesterol con un buen puñado de avena

Gracias a que es muy rica en una fibra soluble llamada betaglucano, la avena es el alimento perfecto para mantener a raya el colesterol malo. Tanto es así que comiendo solo tres gramos diarios cada mañana en el desayuno se puede regular en tan solo unas semanas. A esta noble causa contribuyen también otras de las sustancias que aporta, como la lectina o fitoesteroles como el avenasterol o el betasitosterol.

noticias de noticiasdealava