El enfado de Brigitte Macron

En el bello país de la 'Liberté, égalité y fraternité' también se ponen petardos. Especialmente la prensa amarilla que se edita en París, que aunque escasa se hace mucho de notar. Y estos días, el blanco de todas sus columnas está siendo la primera dama, de quien afirman (falsamente) que es una mujer transexual. Una realidad adulterada que aunque fuese cierta debería dar exactamente igual, y más en un país que se vanagloria del respeto a la intimidad. Para todos menos para Brigitte, que ya ha acudido a los tribunales.

10.01.2022 | 08:39
El matrimonio Macron, fotografiado en París

La historia de amor entre Emmanuel y Brigitte Macron parece que fue escrita por el mejor de los guionistas de Sensación de vivir. Para lo bueno, pero sobre todo para lo malo. Alumno y profesora en uno de los mejores colegios privados de París, La Providence, ambos se enamoraron a pesar de la diferencia de edad y de los impedimentos que buena parte de la clasista sociedad de su entorno levantó ante su romance. No faltaron ni los rechazos ni las amenazas cuando entre ambos saltó la chispa del amor (ella tenía entonces 39 años y él 15). La señora Macron (mujer casada y madre de tres hijas) tuvo que enfrentarse al terrible "oprobio de la familia, amigos y colegas" cuando confirmó dicha relación con un hombre 24 años más joven que ella. De hecho, la periodista Maelle Brun narra en el libro Brigitte Macron, l'Affranchie, que esta brillante mujer, pilar de la sociedad burguesa conservadora de Amiens, perdió a todos sus amigos de la noche a la mañana. Gente parisina de bien le dejó de hablar al filtrarse su nuevo amor y poner punto y final a su matrimonio con el respetado banquero André-Louis Auzière.

Afirman las malas lenguas que, a pesar de sus esfuerzos por ocultar la relación, pronto corrió el cotilleo y tanto los padres de ambos como el colegio recibieron cartas anónimas. Incluso hubo, siempre según el best seller de Brun, "quien escupió a la puerta de la casa de los padres de Macron cuando se conoció la noticia". Y es que las respectivas familias se mostraron durante un largo tiempo horrorizadas por los hechos, aunque Brigitte siempre ha insistido en que se enamoraron después de que el actual presidente de Francia cumpliera los 15 años, edad de consentimiento sexual en Francia. Y como en cualquier otro escándalo, tras la tempestad llegó la calma y el paso del tiempo sanó las heridas. Aunque todo sea dicho, su matrimonio siempre ha permanecido en el ojo del huracán de una sociedad machista que todavía observa con desconfianza a una pareja con semejante diferencia de edad.

Buen ejemplo de ello se palpa en la polémica que esta primera semana del año recorre Francia de norte a sur. Una fake news que, al parecer, un periodista de la extrema derecha ha difundido a propósito por redes sociales y que afirma que Brigitte es una mujer transexual, nacida en 1953 con el nombre real de Jean-Michel Trogneux. Falsedad total que el abogado de la primera dama ya ha anunciado que va a combatir demandando a quien difunda informaciones falsas acerca de su identidad. 

noticias de noticiasdealava