Más que palabras

Dos socios a bofetadas

01.03.2021 | 00:29
Javier Vizcaíno

unidas Podemos y PSOE han completado la enésima semana de zancadillas, mordiscos, collejas y cargas de profundidad cruzadas. He escrito en ese orden los nombres de los pendencieros porque, sin necesidad de revisar el VAR, salta a la vista que la primera hostia siempre la calzan los verdimorados. A los socialistas les toca recibir y encajar cada sobamiento de entrepierna como buenamente pueden. Y empieza a ser clamor que a algunos —mejor dicho: a algunas— se les va haciendo más cuesta arriba tragar con las provocaciones a la yugular de sus socios. La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, está a cinco minutos de cagarse en lo más barrido y de agarrar de la pechera a cualquiera de los integrantes del matrimonio residente en Galapagar. Y en esas anda, aunque siempre amagando y sin dar, la entusiasta palmera de monarcas, Margarita Robles. De Nadia Calviño, pimpampun de rutina, mejor no hablamos. Hasta Ábalos se ha acordado esta semana con su voz de cazalla y ajenjo de toda la parentela de sus camorristas compañeros de gabinete. Ya, pero, ¿y el jefe? ¿Cuál es la respuesta de Pedro Sánchez ante la sucesión ininterrumpida de torpedos de su muleta morada? Simplemente, ninguna. No es que no diga; es que ni insinúa nada. Bien aleccionado por Rasputín Redondo, se queda con lo importante: él sigue al mando.