Integrantes del equipo individual

Salma Solaun y Teresa Gorospe dan el salto a la selección senior de gimnasia rítmica

Las dos integrantes del Beti Aurrera se trasladaron en septiembre al CAR de Madrid, donde trabajarán a las órdenes de Alejandra Quereda

02.03.2021 | 15:41
Salma Solaun y Teresa Gorospe dan el salto a la selección senior de gimnasia rítmica

La gimnasia rítmica alavesa continúa ofreciendo buenas noticias. Pese a los múltiples problemas a los que han tenido que hacer frente en los últimos meses estas jóvenes deportistas como consecuencia de la irrupción del covid-19, la evolución de dos de las practicantes más brillantes de esta disciplina se mantiene imparable. De esta manera, tanto Salma Solaun como Teresa Gorospe (ambas pertenecientes al club Beti Aurrera) han dado el salto a la selección española senior y han sido confirmadas por la Federación como integrantes del equipo individual en este año 2021.

Un grupo que está formado por un total de doce gimnastas, siendo las vitorianas las únicas vascas entre ellas. La llamada por parte de la selección no es nueva para Solaun y Gorospe, que ya han formado parte de este combinado con asiduidad en categorías inferiores. Sin embargo, sí es novedosa su inclusión en el grupo senior y las consecuencias que ello tendrá.

Porque si bien hasta ahora ambas han mantenido su residencia en Vitoria trabajando a las órdenes de Marga Armas -bajo cuya disciplina se pusieron a los nueve años– y siendo supervisadas por los técnicos de la Federación, a partir de ahora entrenarán lejos de casa. Las diferentes integrantes de la selección reparten sus centros de trabajo en varias ciudades (Madrid, Valencia, León y Barcelona) y finalmente las gasteiztarras se han decantado por trasladarse al Centro de Alto Rendimiento de Madrid.

Una mudanza que llevaron a cabo el pasado mes de septiembre y que será una de las importantes novedades a las que tendrán que adaptarse en los próximos meses. Otra será dejar a un lado la supervisión diaria directa de Marga Armas, su gran referencia hasta ahora tanto dentro como fuera del tapiz y ponerse a las órdenes de la seleccionadora Alejandra Quereda.

Por otro lado, la presencia todavía del coronavirus entre nosotros provoca que el trabajo que puedan realizar las gimnastas se vea muy mediatizado y el que el calendario competitivo que tienen por delante sea aún una gran incógnita. Ya durante el confinamiento de la primavera de 2020 Salma y Teresa se vieron obligadas a estar tres meses sin entrenar y no fue hasta el pasado mes de junio que pudieron retomar su actividad mínimamente normalizada.

Además, la pandemia les privó de poder participar en el Europeo que se disputó el pasado mes de noviembre en Kiev al decidir la Federación Española –al igual que varios países más– no acudir a esta cita por la situación de emergencia sanitaria. Este año 2021, en principio, está previsto que se reduzcan también en gran medida los campeonatos internacionales, por lo que ahora mismo resulta muy aventurado establecer un posible calendario de competiciones para las vitorianas.

Lo que resulta indudable, en cualquier caso, es que su entrada en el equipo de doce gimnastas (Polina Berezina, Noa Ros, Sara Tatay, María Año, Cristina Korniychuk, Paula Serrano, Elisa Pérez, Natalia García, Alba Bautista, Carla Santano y las dos alavesas) que integran el equipo individual senior de la selección española supone un nuevo paso adelante en unas carreras ya brillantes y que prometen todavía más éxitos en el futuro.