Cristina Mora CANTANTE, COMPOSITORA, PROFESORA Y MUSICOTERAPEUTA

"Estamos en un momento delicado; se va a quedar gente fuera del panorama cultural"

De nuevo compartiendo escenario con el pianista Moisés P. Sánchez, Cristina Mora regresa a la capital alavesa para actuar este domingo en el Dazz

20.11.2021 | 00:47
Cristina Mora

Fue a principios de enero de 2019. La voz de Cristina Mora se escuchaba por primera vez entre las paredes del Dazz. La pandemia hace que ahora aquel concierto parezca muy lejano. Por suerte la cantante, junto a Moisés P. Sánchez, regresa este domingo a las tablas de la calle Cuchillería, más allá de la participación que tuvo en el recital que el pianista protagonizó el pasado mes de julio en el marco del Festival de Jazz.

¿Cómo está viviendo todo lo que viene sucediendo desde marzo de 2020, más allá de que ahora se hayan recuperado los aforos y algunas otras cuestiones?

–Es un momento muy delicado en el que creo que el panorama va a cambiar mucho. Más allá del parón que hemos tenido todos, vamos a ver qué efecto tiene todo esto, pero seguramente se va a quedar gente fuera del panorama cultural. Es algo que vamos a ir viendo. Sería importante que, en algún momento, las instituciones tomasen conciencia de que la cultura, como concepto de enriquecimiento y de búsqueda, va a agonizar si no es con apoyo. Luego está el entretenimiento, que siempre sobrevive. Así que creo que estamos en un momento muy delicado. Aunque no sabemos qué va a pasar, se va a producir una selección que va a dejar a gente fuera.

Más allá de que haya pasado una pandemia de por medio, ¿qué se va a encontrar esta vez el público de distinto con respecto al concierto que ambos dieron en 2019 en el mismo lugar?

–Somos los mismos, pero no (risas). Nosotros siempre estamos en una búsqueda permanente y seguimos en ello. En Vitoria vamos a presentar alguna canción de mi nuevo proyecto, que ya está grabado aunque ahora estamos en el proceso de mezclas. Vamos a ofrecer un primer atisbo de lo que será. Creo que en este tiempo desde aquel primer concierto allí hasta ahora, sí ha habido una evolución, más allá de que siga siendo un encuentro entre los dos. Vocalmente, yo he seguido haciendo mi camino, también formándome más y creo que estoy intentando dar más colores a la voz. Lo que ofrecemos al público es un encuentro de dos personas inquietas que siguen buscando, que no están estáticas en un estilo en concreto, sino que les gusta fusionar, ir de un estilo a otro, jugar con la improvisación, con los colores de cada instrumento, con los matices. Eso es lo que yo veo desde dentro, no sé cómo lo verá el público desde fuera.

Ha grabado este verano. ¿Para cuándo saldrá el disco?

–La grabación se hizo en dos momentos, en enero y julio. Pero ha habido algunas cosas que se han terminado de completar en septiembre. Lo vamos haciendo poco a poco porque esto no deja de ser un yo me lo guiso, yo me lo como. Espero que para marzo o abril de 2022 sea una realidad el disco. Pero vamos a ver.

Durante todos estos meses se ha visto a cantantes actuar con mascarilla, a coros sin poder ensayar porque se veía un peligro con respecto a la enfermedad, a... Partiendo de que la voz es un instrumento que no solo está en las cuerdas vocales, sino que requiere de todo el cuerpo, ¿todos estos meses de parón, cómo afectan?

–Tiene consecuencias, por supuesto. Por ejemplo, yo cogí el covid y me afectó mucho a la voz. Me costó mucho recuperarme. He tenido que hacer un entrenamiento vocal. Si me descuido y voy a un concierto sin entrenar bien, se me nota en la voz. Es más, cuando estás encerrado en casa como los meses que estuvimos, el cuerpo se encoge. Lo he sentido en mí y lo he visto en la gente. Te vas encogiendo de no salir y eso afecta también a la hora de cantar. Eso sin contar otras cosas, como el hecho de cantar con mascarilla, que es un horror. Te come todos los armónicos, te oyes menos y te terminas haciendo daño en la voz. Te afecta porque te afecta al cuerpo. También el miedo, sobre todo al principio, cuando no sabíamos casi nada. En esos momentos el cuerpo se tensa y, como dices, la voz es todo el cuerpo, es el instrumento, y lo nota todo. Uno toca como se siente en un determinado momento y es evidente que todo esto tiene sus consecuencias en ese aspecto.

Por lo menos este domingo toca disfrutar.

–Seguro que sí. Además, tengo claro que si disfrutamos nosotros, el público disfruta.

noticias de noticiasdealava