Mariana Castillo Deball llena Artium con 'Amarantus'

La artista parte del México precolonial para plantear diferentes debates a través de 'Amarantus'

06.11.2021 | 00:41

Lo que unos llaman descubrimiento. Lo que otros califican como conquista. Lo que unos cuantos entienden como masacre. Más de 500 años después de que Colón llegase al otro lado del Atlántico, el debate está sobre la mesa. El hecho atraviesa buena parte de Amarantus, aunque sin ser explicitado. Desde el pasado precolonial, Mariana Castillo Deball mira al presente globalizado y se pregunta "¿por qué creemos que el tiempo que vivimos es el único? ¿a quién le pertenece la historia?". Las respuestas ya quedan en manos de quienes se acerquen a Artium hasta el próximo 13 de marzo para caminar entre las piezas que componen una exposición comisariada por Catalina Lozano.

Dibujo, escultura y vídeo son los elementos fundamentales de los que se sirve la creadora para construir una muestra que, como ella misma explica, se estructura en base a los esquemas de tiempo y espacio. Esa apelación está presente en todas las obras, aunque respondan a formas y fondos diferentes. De hecho, como señala el museo de la capital alavesa, la exposición reúne una amplia selección de obras producidas en su mayoría en la última década, "en las que se puede rastrear el interés de Castillo Deball por la forma en que el conocimiento y la cultura se producen, representan y difunden, y en concreto por los procesos de apropiación y recodificación de la historia precolonial mexicana".

Amarantus, que está organizada en colaboración con el Museum für Gegenwartskunst Siegen (Alemania) y el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (México), sirve para acercarse de lleno a las preocupaciones e intereses de la artista nacida en Ciudad de México, "quien, desde sus obras tempranas, se ha interesado por la forma en que el conocimiento y la cultura se producen, representan y difunden. Trabajando diagonalmente entre artes visuales, ciencia y ficción, la artista ha indagado acerca de cómo se ha investigado, apropiado y recodificado la historia precolonial mexicana en diferentes momentos". De hecho, ella señala algo que muchos a este lado del Atlántico parecen desconocer: "nuestro patrimonio está aquí en Europa; aquí están los originales de muchos textos de los que allí solo tenemos reproducciones". Con ello también juega la creadora en lo que plantes como un "secuestro del original" en toda regla.

La artista "ha explorado cómo el azar –producto del tiempo transcurrido, la erosión, la fragmentación y las intervenciones humanas, entre otros factores– determina en gran medida la forma en que aprendemos a describir el mundo y los relatos que elaboramos. Este interés la ha impulsado a investigar la historia de determinados artefactos –que ella llama objetos incómodos–, sus devenires, reproducciones, apropiaciones y desapariciones. Estos objetos interpelan a los relatos hegemónicos desde sus condiciones inestables y, para abordarlos, Castillo Deball pone en marcha un ejercicio de imaginación que busca problematizar la relación entre sujetos y objetos establecida por la modernidad, y convierte a estos últimos en narradores de lo que ocurre a su alrededor", según apuntan desde Artium.

Sus estrategias formales "a menudo se aproximan a las metodologías empleadas por los arqueólogos para atrapar sus hallazgos. Estos objetos, o imágenes sucedáneas, se acercan conceptualmente a la antigua noción nahua de ixiptla, que puede interpretarse como representación, imagen, sustituto, pero también piel. Este concepto resulta indispensable para abordar muchos de los proyectos de Castillo Deball en la última década", algo que ella misma ratifica. Así, Amarantus integra una veintena de obras fechadas en su mayoría en la última década. Situada a la entrada se encuentra Para qué me diste las manos llenas de color / todo lo que toque se llenará de sol (2018), pintura mural realizada con pigmentos naturales sobre una pared cilíndrica. La instalación Nuremberg Map of Tenochtitlan (2013) es una amplia zona cubierta con tableros de madera en la que la artista reproduce a gran escala el primer mapa de la capital azteca realizado hace 500 años por los colonizadores españoles. Otra pieza de grandes dimensiones es Pleasures of Association, and Poissons, such as Love (2017), una instalación en forma de espiral construida en bambú que ilustra la evolución de los vertebrados durante 200 millones de años.

Son algunos ejemplos de una muestra que apela a diferentes cuestiones a las que al ser humano le suele costar enfrentarse, pues suponen asumir errores e intentar enmendarlos. Eso sí que es una conquista complicada de afrontar.

La exposición, abierta hasta el próximo 13 de marzo, integra una veintena de obras fechadas en su mayoría en la última década

"Nuestro patrimonio está aquí en Europa; aquí están los originales de muchos textos de los que allí solo tenemos reproducciones"


noticias de noticiasdealava