Festival de espectáculos de pequeño formato

150 Gramos vivirá su novena edición del 28 al 30 de diciembre

El festival abre su convocatoria para un año en el que cambiará de ubicación por el covid

29.08.2020 | 01:11
Una cita del certamen de espectáculos de pequeño formato en una edición anterior. Foto: Josu Chavarri

Vitoria – Tras un julio y agosto en el que las artes escénicas están recuperando algo el pulso tras el parón que supuso a mediados del pasado mes de marzo la aparición del covid-19, diferentes propuestas culturales que son ya esenciales dentro de la programación de la capital alavesa empiezan a mirar al nuevo curso. Eso sí, la pandemia sigue presente y va a modificar no pocos formatos, en el caso de que puedan llegar a ser posibles. Por eso, hay que ir dando pasos. Es lo que le sucede al festival de espectáculos de pequeño formato 150 Gramos, certamen que ya mira a su novena edición, por lo que acaba de abrir la convocatoria a compañías e intérpretes para que presentes las propuestas que quieran desarrollar en el marco de la cita, hasta ahora desarrollada en mercados comerciales de la ciudad, sobre todo en el Gorbea-Zaldiaran.

Salvo cambios derivados de la evolución del coronavirus, el festival organizado por Pez Limbo y El Mono Habitado tiene previsto volver a encontrarse con el público, como suele ser habitual, a finales de año. En concreto, su programación se desplegará los días 28, 29 y 30 de diciembre. Eso sí, esta vez no se podrá realizar en su sede de las últimas entregas que las normativas actuales sobre el covid-19 lo hacen imposible. Dicho espacio está todavía por concretar, aunque la intención es que, en la medida que sea posible, se puedan mantener el formato y el espíritu de la iniciativa, respetando, como no puede ser de otra manera, los protocolos sanitarios que esté vigentes.

Es de esperar que, a pesar de todo, el evento pueda llevarse a cabo y cuente, un año más, con el respaldo del público, que, sobre todo en los últimos años, ha respondido con creces a la propuesta, dejando la taquilla sin existencias en la mayoría de los casos. Más allá de los condicionantes, se mantendrá la idea del festival, es decir, poder compartir con los asistentes producciones escénicas de pequeño formato para vivir en aforos muy reducidos y en espacios no convencionales.

Para ello, hasta el 30 de septiembre está abierto el plazo para presentar las piezas de teatro, clown, danza, títeres o cabaret, propuestas que no deben superar los 25 minutos. Con el material recibido, se hará una selección de las 12 creaciones que conformarán el cartel y que se distribuirán en las tres jornadas, ofreciendo cinco pases cada día de cada una de las obras, para así poder atender al mayor número de espectadores posible.